Las tribus de Mongolia antes de Gengis Khan.

Antes de la unificación de todas las tribus por parte de Gengis Khan (1162-1227) dando comienzo al imperio contiguo más grande de la tierra, el altiplano mongol era una amalgama de pueblos nómadas que convivían y se enfrentaban entre sí, tratando de imponerse al resto, mediante alianzas, saqueos, y una infinidad de incursiones. El pillaje era casi una tradición para sacar un beneficio extra en una región climáticamente hostil.

A grandes rasgos, y no de forma homogénea, podemos diferenciar cuatro grandes regiones donde vivían estos pueblos: estepa, desierto, montaña y bosque (taiga). Al centro, la gran estepa euroasiática, que ocupa la mayor parte de Mongolia llegando hasta Manchuria; al sur de Mongolia y Norte de China el imponente desierto de Gobi, uno de los más extensos de la Tierra; otros desiertos considerables, también en el norte de China, son el Taklamakán, Dzungaria y Ordos. Entre las montañas destaca, en el oeste, la majestuosa cordillera del Altái, que se eleva a 4000 metros de altitud, y los Montes Sayanes, ya en Siberia; finalmente la zona de bosque de taiga se encuentra al norte de la estepa, comenzando en el lago Khövsgöl y extendiéndose por el gran lago Baikal.

Las tribus destacaban por su variedad cultural, ya que como veremos convivían distintas religiones ( chamanismo, islam, budismo, nestorianismo..), y diferentes economías y grados de desarrollo según los recursos que podía ofrecer la tierra. El pastoralismo nómada era la práctica más común. Las tribus del desierto había tenido más contacto con China y el exterior; eran partícipes de los intercambios y el comercio, y es que se encontraban en los caminos de la ruta de la seda. Las tribus de la estepa se basaban en el pastoreo nómada, complementado con la cacería y el pillaje, mientras que los pueblos de la taiga disponían de más recursos para la caza y la recolección. Hay cuatro animales que son elementos fundamentales para estas sociedades: el omnipresente caballo, junto al yak en las montañas, el reno en los bosques y el camello en los desiertos.

Nómadas en las montañas, de Grigory Rukin

Los nómadas tenían siempre una mirada puesta en la civilización china, y vicersa; se trataba del enemigo ancestral, de otra forma de entender el mundo. Y es que cada cierto tiempo, alguno de estos pueblos conseguía crear una confederación lo suficiente fuerte para convertirse en la fuerza dominante de la estepa, y por lo tanto, en una nueva amenaza para China. Así había sucedido con los Xianbei, los Rouran, o los Khitan.

PRINCIPALES TRIBUS EN EL SIGLO XII

Región de la Taiga

URIANKHAI: Término que agrupa diversos pueblos del “bosque” , tales como los Tuvanos, los Altai Uriankhai o los Yakutos. Fueron hábiles artesanos, cazadores y criadores de renos. Además de la cría, las tribus del bosque completaban su  alimentación con lo que la taiga ofrecía: frutos salvajes, setas, miel, y una generosa caza. Su ubicación varió entre la taiga del sur de Siberia y las montañas Altái y Sayan. Hacia los 1207 se convirtieron en tributarios del imperio mongol.

BURIATOS: Descendientes de siberianos y mongoles, habitaban toda la región del lago Baikal. De costumbres nómadas y pastoriles, tenían fuertes creencias chamánicas. Dicen que los chamanes siberianos y del Baikal  utilizaban sus poderosos tambores para entrar en trance y estar en contacto con el más allá durante sus rituales. Fueron asimilados con dificultades por el imperio Mongol, ya que se rebelaron varias veces. Recuperaron su protagonismo en siglo XIV con la dinastía de los Yuan del Norte. En la actualidad habitan en el norte de Mongolia y la república rusa de Buriatia.

TAICHIUDS: Los Taichiuds era una de las principales tribus del Khamag Mongol del siglo XII. Tenían ancestros en común con los mongoles. Vivían al norte de la estepa y al sur del Lago Baikal. Los Taichiuds estaban en permanente estado de guerra, con continuas rencillas con su vecinos, y la confederación a la que pertenecían se mantenía en un delicado equilibrio. Rivales de los naimanes, se aliaron con los keraitas cuando Gengis Khan inició la unificación, siendo derrotados dramáticamente.

Región de montaña (Altái)

NAIMAN: Tribu de las montañas Altái  y estepas del oeste de Mongolia, constituyeron un poderoso khanato que rivalizaba con el emergente imperio mongol. Tuvieron relaciones cambiantes con otras tribus vecinas tales como los oirats, los keraítas o los merkits.  Abrazaron el nestorianismo y el budismo, sin perder las raíces chamánicas. La legendaria destreza en cetrería de los pueblos del Altái ha perdurado hasta hoy entre los kazajos, emparentados con los antiguos naimanes. Dicen que pueden cazar hasta zorros y lobos con sus águilas.

OIRATS: Pueblo dedicado al pastoreo situado en las montañas Altái y emigrado de Asia central. Practicaban el chamanismo. Los Oirats estaban compuestos por cuatro tribus principales: Dzúngaros, Thorgut, Dörbet y Koshut. Son también el origen del pueblo calmuco, hoy habitantes de Kalmukia (Rusia). Dicen que el jefe de los oirats desencadenó un rayo con su piedra mágica contra las tropas de Gengis Khan, cuando estas les atacaban. En la edad moderna tuvieron un papel protagonista en la formación de fuertes khanatos nómadas (véase Khanato Khosut o Khanato de Dzungaria)

KIRGUIZ: Tribu nómada turco-siberiana que emergió con fuerza en el siglo VIII cuando viajó hacia el sur y se rebeló contra el imperio uigur. Tuvieron contacto con el islam desde muy pronto, aunque conservaron su prácticas y creencias tradicionales. Expertos tejedores, las yurtas cubiertas de fieltro y los vestidos de los kirguises eran de un gran calidad y belleza, siendo un motivo de orgullo de la tribu. Fueron integrados pacíficamente en el imperio mongol en 1207. Emigraron de nuevo hacia el suroeste en busca de un nuevo hogar (actual Kirguizistán)

Región de la estepa:

MONGOLES: Descendientes de los Xianbei y los Rouran, vivían en las estepas del Valle de Onon. Grandes jinetes y feroces guerreros. El caballo era uno de los ejes centrales de los mongoles. Los niños aprendían a montar antes que andar. Los jinetes mongoles llevaban dos caballos para sus largos viajes. En caso de apuro, podían alimentarse de sangre del animal. Los resistentes caballos mongoles eran capaces de recorrer más de 100 kilometros en un día. Sus creencias eran chamánicas (Tengrismo). Durante el siglo XII formaron una primera gran confederación, el llamado Khamag mongol. Su primer khan, Qabul Khan, era el bisabuelo de Gengis Khan. A inicios del siglo XIII, Temujin unificaría todas las tribus (1206, proclamación de Temujin como Gengis Khan convertido en Khagan, khan de khanes) y daría paso al mayor imperio terrestre de todos los tiempos.

MERKITS: De origen túrquico, era una de las tribus más importantes de Mongolia. La palabra “Merkit o Mergen”  tiene un origen confuso, para algunos significa magia, poder, para otros, destreza. La palabra “Mergen” significa persona habilidosa, apta para el uso del arco. Los arqueros nómadas eran capaces de disparar  a una distancia de 500 metros. Habitaban las estepas cercanas a los ríos Onon y  Selenga, llegando hasta Manchuria. Rivales acérrimos de Temujin (raptaron a su primera esposa, Börte), tuvieron una confrontación durante 20 años, hasta que fueron absorbidos alrededor del año 1200. Aunque algunos adoptaron el cristianismo, la mayoría continuaron con sus creencias ancestrales. El cristianismo siriaco (nestorianismo) fue acogido por varias pueblos centroasiáticos.

TÁRTAROS: Pueblo túrquico del noreste de Mongolia, los Tatar estaban estrechamente relacionados con los Shiwei. Durante el siglo V dC fundaron una fuerte confederación en el Gobi. Considerada una de las tribus más peligrosas de la región. Los tártaros se enriquecieron fruto de centenares de años de alianzas, traiciones, y una posición privilegiado entre el desierto, China, y la estepa de los pueblos nómadas. El padre de  Gengis Khan, Yesugei, murió envenenado por los tártaros, y este lo vengó con una masacre. Con el tiempo se mezclaron con varios pueblos sometidos por el imperio mongol, y desde Europa la denominación tártaro se aplicó a cualquier invasor nómada de origen asiático.

Región del desierto de Gobi:

ONGUTS: Esta tribu habitaba el desierto de Ordos, al límite de la gran Muralla China. La mayoría de ellos eran cristianos nestorianos. Dada su ubicación, tenían intensos contactos con la civilización china. Se convirtieron en aliados de los mongoles durante las primeras conquistas de Gengis Khan. Los camellos eran esenciales en la sociedad Ongut y otros pueblos del desierto. La música y canto tradicionales (Morin Khuur, instrumento nacional mongol, hoy patrimonio de la humanidad) son un elemento clave para ayudar a los criadores de camellos del Gobi, para conseguir sanar y evitar el rechazo de algunas crías por parte de las madres. 

KERAITAS: Tribu turco-mongol que abarcaba una vasta región en el centro y sur del país. En el siglo XI se convirtieron al cristianismo. Los keraitas fueron uno de los pueblos nómadas que se convirtieron al nestorianismo. una herejía cristiana que se difundió por toda Asia. Muchos monjes y misioneros fueron en búsqueda de los Keraitas, ya que relacionaron a su khan con el mismo Preste Juan. Temujin rindió vasallaje al poderoso Khan Togrul en sus juventud (1175). Fueron absorbidos por el imperio mongol en 1203, mantuviéndose muy influyentes durante la existencia de este.

Wang Khan, Togrul, identificado como Preste Juan. Libro de las Maravillas, siglo XV.

UIGURES: Pueblo del suroeste de origen túrquico y de modo de vida nómada. Adoptaron pronto la escritura y se convertirían al budismo, si bien las prácticas chamánicas seguían vigentes. Durante el siglo VIII crearon un vasto imperio, hasta que fueron derrotados por los kirguises. Fueron una de las culturas más desarrolladas de la región, destacando su obra artística. Los uigures tuvieron mucho contacto con la avanzadas civilizaciones china y árabe, adoptando muchas de sus ideas y creencias.

Estos pueblos y muchos otros formaban el corazón del imperio mongol y forman parte hoy de la identidad moderna de los mongoles. Aún hoy podemos encontrar algunos de ellos como una cultura bien definida, perdurando sus costumbres y tradiciones. Es el caso de buriatos, uigures o kirguises.

Para saber más:

Grousset, René: El imperio de las estepas: Atila, Gengis Khan,
Tamerlán
. Madrid (España): Edaf (colección Clío, 21),
2001. ISBN 84-7640-498-0 e ISBN 978-84-7640-498-0.

Ramírez Bellerín, Laureano (edición, traducción y notas): Historia
secreta de los mongoles
. Madrid: Miraguano, 2000. ISBN 84-7813-217-1.

Weatherford, Jack (2006) [2004]. Genghis Khan y el nacimiento del
mundo moderno
. Barcelona: Crítica S.L./Círculo de Lectores S.A. ISBN 978-84-672-2596-9.

Publicado por Iskande

Historiador y divulgador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: