MAKURIA Y LOS TRES REINOS CRISTIANOS DE LA NUBIA MEDIEVAL

Nubia fue muy codiciada durante la antigüedad, en el Antiguo Egipto se describía como una tierra de riquezas y feroces guerreros.

Sin embargo la Nubia del medioevo es bastante desconocida y hay muchas lagunas en su larga historia. Con poderosos imperios como vecinos y en una región muy desértica si exceptuamos el curso del Nilo, el caso de Makuria resulta fascinante, su pervivencia en el tiempo y su amplia prosperidad y desarrollo cultural.


Ubicado al sur de la tercera catarata de Egipto y al norte de Sudán fue también conocido también como Dongola (su capital) o Mukurra. A mediados del siglo V dC esta región vivió el colapso del antiguo reino meroítico de Kush (quizás invadido por el poderoso imperio de Aksum, Etiopía), antaño capaz de frenar las ambiciones de Roma. La región quedó fragmentada en tres reinos: Nobatia al norte, Makuria-Dongola al centro, y Alodia en el sur.

La difusión del Cristianismo en la región tuvo como vía principal las embajadas bizantinas. Dentro del imperio competían dos doctrinas: la oficial, llamado cristianismo calcedonio, que defendía el mismo Justiniano, y la minoritaria, llamada miafisita, abrazada por la emperatriz Teodora. Esta rama era mayoritaria en Egipto. Parece que la delegación miafisita llegó primero, convirtiendo con éxito al reino de Nobatia y Alodia. Probablemente Makuria rechazó la doctrina, y se inclinó por el
cristianismo oficial. El propio Justiniano consiguió su pretensión, en una zona estratégicamente importante en su guerra total con la Persia sasánida. Una delegación de Makuria visitó Constantinopla en el 578, trayendo consigo bienes preciosos, com marfil. Había fructificado la alianza comercial y diplomática.

Los emperadores Justiniano y Teodora

En el siglo VII, el nuevo reino cristiano se vio amenazado por las invasiones islámicas que habían conquistado Egipto. Tras dos ataques importantes, la capital del reino, Dongola, fue asediada (652), pero sus habitantes consiguieron repeler a los invasores. Los autores árabes destacan la legendaria destreza de los arqueros nubios.

Árabes y nubios firmaron un alto al fuego, el “Baqt”, que fue mucho más
allá. Se evitó la guerra con un tratado de no agresión y el pago de tributos anuales. Los árabes enviarían
bienes preciados mientras que los nubios entregarían 360 esclavos cada año. Otro punto muy destacable del
tratado fue la libre circulación de caravanas y la independencia indiscutible del reino Nubio. Este tratado único entre un estado islámico y otro cristiano, esta considerado un hito por la convivencia interreligiosa
y por su longevidad, ya que tuvo una pervivencia de más 600 años.

Estas condiciones permitieron la consolidación del reino. Bajo el reinado de Merkurios, al que algunos
llamaron el “nuevo Constantino” (Siglo VIII), Makuria y la Iglesia cristiana miafisita florecieron por toda la región. Se construyeron monasterios y se absorbieron otros reinos, como el de Nobatia, donde su
capital Faras, su convertía en un importante centro religioso. Parece probable que Makuria abrazase la
doctrina de su vecino del norte, ya que a partir del 710 pasa a ser oficialmente copta y leal a la
Iglesia Ortodoxa Copta. Los reyes de Makuria se convertirán en defensores del Patriarca de Alejandría.

Durante los siglos IX-XI el reino de Makuria llegó a su zénit, y su influencia llegaba al Valle del Nilo,
más allá de Luxor, al oeste a Darfur, y al sur, al reino de Alodia, próspero y fértil, y de una importancia
semejante a Makuria. Posiblemente fue convertido en vasallo. Makuria era la potencia regional y su ejército temido.


El rey Zakharías III (822-854), tuvo que renegociar las condiciones del tratado y los tributos con los
árabes, y para eso envió a su hijo Georgios I en un largo y prestigioso viaje hasta Bagdad. Parece que los
árabes aceptaron en reducir los impuestos y los tributos del baqt, que pasaron a ser cada tres años. Poco
después las incursiones y saqueos por ambos bandos aumentaron. Makuria realizó diversos ataques a las
ciudades del sur de Egipto, pero las agresiones no fueron más allá.

Guerreros de Makuria (Siglo X dC)


El rey Mouses Georgios (siglo XII dC)
gobernó sobre Makuria y Alodia gracias a una unión personal. Es posible que hubiera relaciones con el reino de Aksum pero hasta hoy la documentación al respecto ha resultado escasa.

Fresco del monasterio de Faras

El esplendor cultural llevó a una importante construcción de monasterios y el desarrollo de bellos murales artísticos, como los de la catedral de Faras. En Dongola se construyeron iglesias, fortalezas, y al menos dos palacios. Se priorizó la difusión de la lengua nubia, para contrarrestar el copto, el árabe y el griego.

Nubio antiguo

La economia se basaba en la agricultura, el cultivo de dátiles, el pastoreo y la ganadería, y la producción de cerámica y téxtiles. La región se enriqueció gracias a su privilegiada ubicación, en el epicentro de las rutas de comercio y paso de caravanas, disponiendo también de minas y oasis. El desarrollo del reino también llegó a la higiene. Hay descripciones del siglo XI que indican que toda casa de Dongola disponía de lavabos hechos de cerámica (¡que incluían el papel higiénico!).

La sociedad nubia cristiana era matrilineal, y la mujer gozaba de un alto prestigio social. Las mujeres tenían relevancia política y aparecen en los textos legales. Tenían acceso a la educación, podían comprar y vender tierras, o ser patronas de iglesias o piezas de arte. Y como en el Egipto bizantino, hay evidencia de mujeres escribas.

Con la llegada de Saladino (1137-1193) y de la dinastía fatimí en Egipto, empezó la decadencia de Makuria. Una incursión nubia desencadenó en la llegada de una importante fuerza árabe-kurda a la región. Se reabrieron las hostilidades, y tras varias negociaciones y combates menores, Saladino decidió dejar en paz por el momento a Makuria.

Durante los siglos siguientes Makuria siguió decayendo, tras varios periodos de hambrunas y sequías y el cambio de dirección de las rutas comerciales africanas. Junto a esto, en 1276, una importante fuerza mameluca (en tiempos del sultán Baybars) invadió el reino llegando hasta Dongola, venciendo repetidamente a los nubios, aunque un rey llamado David logró escapar de la capital. Desde entonces, Makuria, o lo que quedaba de ella, pasó a ser tributario del Sultanato Mameluco de Egipto. Con el reino muy debilitado y dividido en guerras internas, el golpe final lo dió la peste de 1347.

Toda la zona quedó bajo control musulmán, y con los siglos, Makuria, Nobatia y Alodia pasaron al olvido (hay un gran desconocimiento de los acontecimientos del período XV-XIX) hasta que los primeros viajeros europeos quedaron fascinados por los restos arquitectónicos, murales y frescos de la vieja ciudad de Dongola.

Característico cementerio islámico del periodo posterior a Makuria


Un equipo de arqueólogos polacos ha estado excavando la antigua ciudad desde 1964. Se ha descubierto un importante monasterio bizantino en Ghazali (norte de Sudán) vinculado al reino de Makuria. Se prevén nuevas investigaciones en la región.

  1. Valera, D. (12 de enero de 2014). «Descifrando los misterios de Nubia». ABC de Sevilla.
  2.  «Byzantine monastery discovered in Northern Sudan». The Archaeology News Network.
Últimas entradas

LOS HONDEROS, LOS TIRADORES MÁS TEMIDOS DE LA ANTIGÜEDAD

Si bien la arma a distancia por excelencia durante el mundo antiguo fue el arco, de gran alcance y precisión, hubo una gran variedad de proyectiles utilizados por la infantería ligera como ataque a medio y corto alcance: venablos, jabalinas, dardos, hondas. Estas última consiguieron rivalizar con el arco, pues se convirtieron en un elementoSigue leyendo “LOS HONDEROS, LOS TIRADORES MÁS TEMIDOS DE LA ANTIGÜEDAD”

SEÑORAS DE LA GUERRA: EL OCASO DE LA DINASTÍA MING

Si bien hay una amplia tradición de mujeres guerreras chinas desde tiempos legendarios (Fu Hao, Xun Guan, la princesa Pingyang..) dando a lugar a mitos tan reconocibles como el de Hua Mulan, a partir del siglo XII se reduce notablemente su presencia en la esfera militar. Sin embargo, a principios del siglo XVII, durante laSigue leyendo “SEÑORAS DE LA GUERRA: EL OCASO DE LA DINASTÍA MING”

HISTORIA DE LA NACIÓN TLINGIT, EL PUEBLO DE LAS MAREAS

La Gran Nación Tlingit de la costa norte americana del Pacífico son un pueblo originario de cazadores, pescadores y de hábiles artesanos, en una región donde la naturaleza ofrece innumerables recursos. Sociedad de clanes compleja y de marcada espiritualidad, los tlingit cargan con una dura historia reciente a sus espaldas: diezmados por las epidemias traídasSigue leyendo “HISTORIA DE LA NACIÓN TLINGIT, EL PUEBLO DE LAS MAREAS”

Mazdak, un revolucionario en la Antigua Persia

Mazdak, profeta y líder socio-religioso, fue un controvertido personaje del Imperio Sasánida, un alto sacerdote (mobad) que buscó una reforma de la religión oficial del estado, el zoroastrismo. Su doctrina, conocida como mazdakismo, estuvo en auge durante el reinado de Kavad I (498-531), hasta caer en desgracia y ser considerada una herejía. LOS PRINCIPIOS DELSigue leyendo “Mazdak, un revolucionario en la Antigua Persia”

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Publicado por Iskande

Historiador y divulgador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: