VIAJERAS Y MÍSTICAS EN EL LEJANO ORIENTE

Estas mujeres dejaron atrás un pasado difícil y el papel doméstico reservado para la mujer de inicios del siglo XX. Se lanzaron a vivir su gran pasión: el viaje y la aventura. Atraídas por el orientalismo y el misticismo, contribuyeron al conocimiento occidental de la cultura, religión y pensamiento de las grandes civilizaciones asiáticas.

ALMA KARLIN (1889-1950): Periodista, escritora de viajes y gran aventurera. Perteneciente a una familia eslovena bienestante, nació con el cuerpo medio paralizado y heridas en las piernas. Diagnosticada paralítica y retrasada mental, nada más lejos de la realidad. Durante su infancia, tuvo graves problemas de movilidad. Alma, de familia germano hablante, se refugió en el estudio de las lenguas extranjeras y empezó a soñar con realizar grandes viajes. Su padre murió cuando tenía ocho años. Su capacidad con los idiomas fue extraordinaria. Cursó estudios en la Society of Arts of London (1913); estudiaba cada día de la semana un idioma diferente, incluso a veces dos lenguas distintas, ¡mañana y tarde! Además empezó a redactar sus primeros poemas. Se acercó al estudio de las filosofías del este y la teosofía. Alma trabajaba como traductora y profesora para alumnos asiáticos. Su madre rechazó que contrajera matrimonio con un estudiante de origen chino. Vivió grandes crisis emocionales a raíz de esto y pensó en el suicidio, pero afortunadamente pudo refugiarse en el trabajo. En 1914 aprobó 8 exámenes de lenguas extranjeras. 

Resultado de imagen de alma karlin
Alma Karlin fue una gran erudita de su tiempo

Estalló la Gran guerra, y Alma, como ciudadana austrohúngara, ya no era bienvenida en Gran Bretaña. Entonces viajó al norte de Noruega con los Sami. Tiempo más tarde se trasladó a Suecia. En Estocolmo decidió prepararse para dar la vuelta al mundo. Mientras lo hacía, creó un diccionario de 10 lenguas. Tras la guerra,  su viaje a la India fue rechazado por los británicos; finalmente viaja sola y con poco dinero a América del Sur; en Perú vivirá varios episodios desagradables e incluso intentos de violación. Siempre llevaba un puñal envenenado consigo. Continuará su viaje por América Central: en Panamá conocerá a los brujos vudú. Estados Unidos, Hawái, para continuar hacia Japón. Mientras viajaba realizó destacados trabajos de traducción; en Tokio consiguió trabajo en la embajada alemana. Prosiguió viajando por Asia, hacia Corea, Taiwán, Borneo, Australia Nueva Zelanda o Fidji, donde enfermó de malaria. Continuó visitando muchas islas de Melanesia, Polinesia. En Nueva Guinea, exploró regiones donde ningún viajero había puesto pie y habitadas por tribus caníbales. De camino de vuelta viajó por muchas ciudades de India, regresando con su madre enferma en 1928.

Alma, en Kimono

De vuelta al hogar, realizó grandes estudios de las regiones que había visitado, escribió muchos artículos y dió ponencias, llegando a publicar numerosos libros. Sin embargo el pago que recibía por sus trabajos era muy bajo. Se interesó por las mujeres y la educación , el chamanismo y la magia. Trabó una gran amistad con la sueca Nobel de literatura Selma Lagerlöf y la pintora sueca Théa Schereiber Gammelin, que se convertiría en su secretaria y una amistad inseparable. En 1934 se centró casi exclusivamente en el ocultismo. En 1941 durante la ocupación alemana de Yugoslavia, es perseguida por la Gestapo y enviada al campo de concentración de Dachau. Logra escaparse y unirse a la resistencia partisana (en Dalmacia). Desde allí escribe cartas a Winston Churchill, hablándole de la resistencia. Es maltratada por el gobernó yugoslavo saliente, que confisca su propiedad. Alma muere de cáncer y en la pobreza, en compañía de Théa, en una casita cerca de Celje, Eslovenia. Su extraordinaria y muy diversa obra se encuentra en el museo de la misma localidad, en la Biblioteca Nacional y Universitaria de Ljublana y así como en muchas bibliotecas nacionales y otros lugares poco conocidos.

Estatua de Alma Karlin en Celje (Eslovenia)

ALEXANDRA DAVID-NÉEL (1868-1969, Francia): Exploradora, orientalista y personalidad polifacética intelectual franco-belga. Nacida en un ambiento culto en el norte de Francia, había estudiado piano y canto, y se convirtió en una prometedora cantante de ópera (1895-1904), incluso ocupando el papel de primera cantante de Hanoi (Indochina, 1895-1897). Pronto se sintió atraída por las ideas anarquistas de la época asociada con su amigo el anarquista Elisée Reclus, y también participó en los primeros compases del movimiento feminista francés, escribiendo en Le Fronde y su obra Pour la Vie (1898) y asistiendo al Consejo Nacional de Mujeres Francesas. Defendió la emancipación económica de la mujer como gran prioridad de lucha. En 1904 se casó con Philippe Neel, un empresario tunecino, del que se separará de forma amistosa en 1911, pero mantendrá correspondencia hasta 1941. Alexandra ya había viajado por Asia, y por su cuenta a Suiza, España y Inglaterra donde estudia en la academia teosófica de Madame Blavatsky, acercándose a la masonería y al esoterismo.

Alexandra David-Néel en el Tíbet (1933)

Atraída por el budismo desde muy joven, en 1889 ya se había convertido a esta religión; en 1912 se embarca en un nuevo viaje hacia la India y el Tíbet. En 1912 llega a Sikkim, donde congenia con el hijo del Maharajá, Sidkeong; adopta a un chico de 15 años, Yongden, desde entonces su hijo y compañero de viaje. Ambos realizan un retiro espiritual a las montañas. Ese mismo año se entrevista con el decimotercer lama en Kalimpong. Empieza a estudiar tibetano. Practica yoga tibetano y meditación y se empieza a convertir en una autoridad religiosa.

David-Néel con su hijo adoptivo, Yongden

En 1914 Sidkeong se convierte en nuevo maharajá y Alexandra es recibida en el monasterio de Lanchen como consejera; emprenden las reformas religiosas prometidas. Pero el maharajá muere de forma repentina. Entonces Alexandra se aventura a viajar al Tíbet sin permiso. Se reúne con el Panchen Lama y es recibida con honores. Los monjes le proponen quedarse, pero ella lo declina. Las autoridades británicas le notifican su expulsión del reino prohibido. Son tiempos de la Gran Guerra, y David-Néel viaja por Japón, Corea, China y Mongolia con Yongden. Regresa al Tíbet donde traduce los sutras Parajnamarita. En 1924, vestida de mendiga, consigue entrar en la ciudad prohibida de Lhasa, siendo la primera occidental en hacerlo. Permanece allí durante dos meses, visitando muchos monasterios. Es descubierta, pero tiene tiempo de huir.

Imagen
David-Néel en el Tíbet

En la escapada sufre penurias, sin dinero y exhausta, pero consigue llegar a Calcuta. Regresa a Europa donde su casa en Provenza se convierte en el primer santuario lamaísta de Francia. Escribe numerosas obras como Mi viaje a Lhasa (1927) o Magos y místicos del Tíbet (1929). Con 69 años viaja a China para estudiar el taoísmo. Se encuentra en medio de la guerra sino-japonesa; a duras penas consigue huir de los horrores de la guerra y los combates. Se retira cinco años a Tachienlu (1941). Sufre la dura pérdida de su marido (1941) y de Yongden (1955). A los 100 años solicitó la renovación de su pasaporte. Murió meses después. Sus cenizas fueron llevadas al Ganges, en Benarés, donde se reunieron con las de su hijo adoptivo.

Alexandra David-Néel, durante su larga y excepcional estancia en el reino del Tíbet.
http://www.alexandra-david-neel.com/

HELENA ROERICH (1879-1955): Filosofa y viajera rusa. Creció en una familia importante de San Petersburgo, recibiendo una alta educación. Helena brilló desde muy joven, aprendiendo varios idiomas, pintura, música y sintiendo una fuerte atracción por la filosofía y la espiritualidad. Continuó con sus estudios de piano, pero a última hora sus padres impidieron su ingreso en el conservatorio de San Petersburgo, temiendo el ambiente estudiantil. A pesar de este, Helena continúa formándose de forma autodidacta. Se casa (con oposición de la familia) con el intelectual y artista Nikolái Konstantinovich Roerich (1874-1947) (https://www.roerich.org/).

Resultado de imagen de helena roerich
Helena Roerich

En 1903 el matrimonio inicia un viaje por toda Rusia visitando ciudades y estudiando su patrimonio. Realizan una importante función de restauración de obras de arte de grandes pintores y coleccionan piezas de gran valor que acabarán en el Museo del Hermitage. En 1918 se trasladan a Finlandia, pero a causa de la guerra se establecerán en Londres. Aquí se rodea de los grandes maestros indios (Mahatmas) y trabaja en el que llama la Ética viviente, el Agni Yoga, que contribuye al conocimiento europeo de las grandes religiones asiáticas. Helena sigue la doctrina de la famosa teósofa Madame Blavatsky (1831-1891), de quien traducirá dos de sus obras. En 1920, recorren Estados Unidos exponiendo su pintura y organizando eventos culturales. En 1923 la familia se establece en India, donde reciben una gran acogida. En 1924, el matrimonio se embarca en una expedición por Asia Central, para profundizar en el conocimiento y la cultura de estos pueblos. Viajan a caballo por regiones remotas de la India, el Tíbet, China, Rusia (Montañas Altái) y Mongolia.

La familia Roerich en el Kashmir

Es un viaje donde sufrirán ataques de ladrones, la intemperie del tiempo, y dificultades burocráticas causadas por los impedimentos de la administración colonial inglesa. En sus propias palabras, “Se congeló y pasó hambre en el Tíbet”. En Urga (Ulan- Bator), Helena escribe Fundamentos del Budismo y Living Ethics, “Comunidad” (1927). Se establece en el Valle del Kullu del Himalaya, India, donde crean un instituto de estudios científicos, llamado Urusvati. Su sueño es albergar una gran comunidad intelectual y científica bajo las montañas. Se unirán a él figuras de la talla de J. Bose, R. Tagore o Albert Einstein.

Helena continuará con meritorias obras del pensamiento oriental, y en 1935 promueve el  Acuerdo internacional para la protección de instituciones artísticas y científicas y monumentos históricos. Como resultado de este trabajo, el Pacto de Roerich fue firmado el 15 de abril de 1935 por jefes de 22 países. Al morir su marido en 1948, quiere regresar a Rusia, pero su solicitud queda sin respuesta alguna en todas las ocasiones. Su archivo epistolar es excepcional albergando grandes intelectuales del momento y muchos otros seguidores de todos los continentes.

Helena Roerich. Valentin Serov (1909)

AIMÉE CROCKER (1864-1941): Viajera y escritora americana. Una excéntrica personalidad que aportó una nueva visión sobre el Extremo Oriente en la cultura occidental. Amy Izabella Crocker nació en Sacramento en el seno de una familia acomodada. Su padre era un importante juez. Este muere cuando Amy tiene diez años, heredando la joven una enorme fortuna. Es enviada a terminar sus estudios a Alemania, donde tiene los primeros de muchos amoríos. Se compromete con el príncipe Alejandro de Sajonia-Weimar, pero un enredo con un torero lo trunca todo. Tiempo después Amy se casa con Porter Ashe, con quién tiene un hijo. El matrimonio dura poco a causa de que Ashe lo gasta todo en apuestas y especulaciones. Hay un intento del padre de secuestro del hijo que llevara polémica. La custodia es a favor del padre; años después este será entregado a la madre de Crocker.

Resultado de imagen de aimée crocker
Aimée, con su famosa boa

Una humillación que llevará a Aimée a aceptar la invitación del rey de Hawaii Kalakaua, (muy prendado de ella) para recorrer las islas. Aquí se casará por segunda vez con el empresario Henry Mansfield Gilling, con quien iniciará un periplo de seis años por toda Asia.  En su autobiografía de 1936 hablará de todas estas experiencias, emoción, sensualidad y exotismo por igual. En Borneo escapará de los cazadores de cabezas Dayak, viajará a China donde sufrirá dos intentos de asesinato: El primero en Hong Kong donde hay un intento de envenenarla, luego en Shanghái donde es atacada por lanzadores de cuchillos. En India vivirá experiencias místicas: realizará meditación aislada en una cueva, visita por dentro un harén del Maharajah (quizás una de las primeras occidentales en verlo), y se convertirá al budismo. Desde entonces poseerá una boa constrictor de 30 kilos, su auténtico fetiche. Coleccionará arte oriental, budas, perlas.. Al regresar a Nueva York ya es una personalidad excéntrica y famosa, con vestimenta oriental, con el pelo púrpura, su cuerpo tatuado y su impresionante boa colgada del cuello.

Feature-The-Queen-of-Bohemia-is-Here-PH-The_Philadelphia_Inquirer_Sun__Dec_4__1921_.jpg
Fue protagonista en muchas páginas de la prensa de la época

Sus affairs con hombres importantes no cesaron. En América se casará por tercera vez con Jackson Gouraud, juntos fundarán una pionera colonia budista en Manhattan. Vivieron en una casa de estética oriental, adaptaron a dos hijos y muchos bulldogs.

Aimée Crocker se rodeó de grandes personalidades de la época (Anna Tenue, Wilson Mizner, la familia Barrymore o el cantante Enrico Caruso) y participó en espectáculos (entre excéntricos y grotescos) de la alta sociedad americana, pero también actuando y organizando fiestas en París. Su marido morirá de amigdalitis en 1910, pasando el resto de sus días en París, entre fiestas, colonias de artistas (codeándose con Henry Matisse, August Rodin, Isadora Duncan..) y dos maridos más, dos aristócratas rusos a los que dobla la edad. Concluyente es su obra autobiográfica, titulada “I’d do it Again” (Y lo volvería a hacer”). 

Resultado de imagen de aimée crocker
Aimée Crocker, la excéntrica orientalista

BARBORA MARKÉTA ELIÁŠOVÁ (1874-1957): Viajera y profesora checa, primera viajera checa por el mundo y gran contribuidora del conocimiento de Japón a Occidente. Nació en Jinkovice (Moravia del sur) como hija ilegítima, se quedó sin padres de muy pequeña. Fue acogida por una familia sin hijos y trabajó en una fábrica textil desde los 14 años. Gracias a diferentes trabajos como empleada doméstica para una actriz alemana o para una empresa internacional en Praga, aprendió alemán e inglés. Aprobó un examen oficial de inglés, viajo por Europa, y acabó convirtiéndose en profesora de inglés en Praga. En 1911, tras la trágica muerte de su prometido, emprende una aventura en solitario,  su primer viaje a Japón. Desde Moscú cruza la carretera transiberiana hasta Vladivostok y llegó a Honshu. Pasa varios meses en Japón trabajando como educadora, promoviendo la cultura checa y enseñando ingles.

Aprendió mucho de la cultura local, fue la primera occidental en realizar un curso de Ikebana. Vestida con kimono adoptó el estilo de vida japonés aprendiendo también su idioma. De regreso a Europa, fue detenida en San Francisco, sospechosa de ser una espía japonesa. Cruzó todo el País hasta Nueva York, y con barco llega a Europa. En 1920, regresa Japón visitando India, Malasia y China. Trabaja para la embajada de Checoslovaquia en Tokio.

Sello con Barbora Marketa Eliasova. 18 koronas. 2009

En 1923 visita Japón por tercera vez. Durante el viaje visita las pirámides de Egipto, Ceilán ,Singapur, Shanghái hasta llegar a Nagasaki. Ese año se produce el gran terremoto de Kanto, que acabó con la vida de entre 110.00 y 140.000 personas, es uno de los más terribles del siglo XX. Bárbora estuvo a punto de morir y lo perdió todo. Caminó durante 3 días y fue ayudada por la población local hasta conseguir un nuevo pasaporte en la embajada.

Resultado de imagen de terremoto de kanto de 1923
El terrible terremoto de Kanto de 1923

La vuelta también fue tormentosa, pues en Estados Unidos el tren con el que viajaba colisionó. Afortunadamente no sufrió grandes daños. Escribió su libro de viaje titulado In Japan in times of Good and Evil. En 1925 gracias a una beca, realiza un periplo por los mares del sur, Indonesia, Australia, Sudáfrica hasta regresar por las Islas Canarias.  En 1929 hace su último viaje a Japón, durante el cual también visita Corea y Manchuria y la URSS. DE 1929 A 1939 trabajo para el Ministerio de Asuntos Exteriores, y durante la segunda guerra mundial colaboró con la resistencia. Publicó libros para jóvenes y cuentos japoneses. Una gran pionera viajera olvidada.

Destacan sus cuentos tradicionales sobre Japón

CONTENIDO EXTRA

Descubre la historia de las Mujeres combatientes en la Gran Guerra

Adéntrate en el pasado japonés con las culturas de los Ainu y Ryukyuense o bien recupera el esplendoroso pasado medieval malayo.

Publicado por Iskande

Historiador y divulgador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: