EL PANJAGÂN, LA BALLESTA SECRETA DE LOS PERSAS SASÁNIDAS

El misterioso Panjagân fue una técnica de proyectil o arma arrojadiza utilizada por las tropas a caballo de la Persia sasánida (224-651). Descrita por varios eruditos árabes medievales como una andanada de cinco flechas, es decir la capacidad de disparar 5 flechas velozmente, otorgó una gran ventaja a los jinetes persas, ya de por si una fuerza temible. Sin embargo, no hay ni una sola representación del dispositivo.

LA PODEROSA CABALLERÍA SAVARAN

La principal fuerza de caballería de la Persia sasánida, adoptada de sus predecesores los partos, fueron los caballeros savaranos o Savaran, una fuerza de caballería pesada muy similar a los catafractas bizantinos. En esta unidad de élite, el jinete y el caballo llevaban una armadura de láminas de bronce y a veces de acero, además de la cota de malla, que se fue extendiendo en la caballería e infantería de la baja edad media. El armamento principal era una pesada y larga lanza llamada Kontos, de 3 o 4 metros de longitud. Esta arma era destructiva en las cargas frontales de los savaranos, que durante mucho tiempo fueron temidas por los romanos. Además de la lanza, el jinete persa solía llevar varias armas complementarias, como una espada recta, una hacha, un arco compuesto, e incluso jabalinas, látigos o dardos para cuando el enemigo se encontraba cerca. En este sentido los savaranos se convertían en una fuerza pesada muy poderosa y que podía emplear diferentes tácticas, con o sin soporte de arqueros a caballo. Las fuentes romanas hablan repetidamente del poderío de la caballería persa y de las letales técnicas de sus arqueros a caballo (como puede ser el disparo parto que tanto daño hizo en la batalla de Carras, 60 dC). Con el tiempo los propios savaranos ganaron en flexibilidad y también emplearon la táctica de la retirada y el disparo parto, con el uso del arco compuesto, pero también con otros tipos de proyectiles. El Panjagân pudo ser otro efectivo recurso en las guerras de movilidad de la Persia sasánida tardía.

Carga de la caballería persa

TÉCNICA DE DISPARO O DISPOSITIVO DE REPETICIÓN?

Panjagan, significa “quíntuple” en persa medio, mientras que la palabra banjakiya, también relacionada, se refiere a una salva de cinco flechas. Los eruditos árabes del siglo IX, Al-Tabari, Al-Jahiz y Al-Maqdisi mencionan el término como una técnica para disparar cinco flechas seguidas muy velozmente. Historiadores contemporáneos (Ahmad Tafazzoli) han sugerido de que no se trata de una técnica, sino de un dispositivo similar a una ballesta que permitía disparar cinco flechas a la vez. Al-Tabari (839-923), historiador y teólogo islámico, describe su uso en la campaña persa en Yemen contra los aksumitas (Batalla de Hadramaut, 570), y afirma que estos no habían visto tal arma antes.

Tela medieval en el que se representa la lucha entre arqueros persas y etíopes en Yemen. La victoria fue para los primeros.

Según el erudito musulmán, también fue utilizada durante el ataque de los savaran contra Basora (684) que acabó con la vida del gobernador Masud ibn Amr, durante la Segunda Fitna. Cuando la ofensiva de 400 unidades de caballería pesada persa (Savaran o Asavira) fue detenida por los lanceros de la ciudad, el comandante Mah-Afridun mandó disparar su Panjagân, con lo que golpearon con “2000 flechas en una serie” obligando a retroceder a los defensores. Otros autores también señalan el uso del enigmático proyectil en las campañas persas contras los gökturks y los hunos heftalitas, como pudo ser durante la invasión turca del 605-607 del Khorasan, y que se adentró hasta la ciudad persa de Isfahan. El ataque acabó con una contraofensiva y victoria aplastante de la caballería de élite persa, completamente blindada. Estos pueblos de las estepas eran hábiles jinetes con una gran movilidad y precisión, por lo que resultaban enemigos temibles. Tal vez el Panjagân fue utilizado para contrarrestar esta superioridad.

CONEXIÓN CHINA?

Si este tipo de arma fuera una ballesta sería comparable al Cho-Ko-Nu chino, una ballesta de repetición que podía realizar varios disparos a la vez y que resultaba muy efectiva. La ballesta de repetición fue inventada en el año 200 por el canciller de los Shu, Han Zhuge Liang (181-234). Es posible que este conocimiento viajara a través de la Ruta de la Seda y llegara a manos persas? Hay documentados contactos frecuentes entre ambas civilizaciones e incluso migraciones de población china a Persia, tras la caída de la Dinastía Han. Hubo un comercio activo entre ambas civilizaciones durante los siglos posteriores, y el recibimiento de más de una docena de embajadas. El entendimiento llegó también en el ámbito militar, y hay registros de esfuerzos conjuntos, pues ambos tenían enemigos en común: los turcos nómadas de Asia Central. En este contexto, parece factible la adopción de una tecnología oriental entre las fuerzas sasánidas.

Reconstrucción 3D del Cho-Ko-Nu o ballesta de repetición china

CONSULTAS

https://www.kavehfarrokh.com/ancient-prehistory-651-a-d/sassanians/the-panjagan-of-the-sassanian-army-a-chinese-connection/

Publicado por Iskande

Historiador y divulgador.

2 comentarios sobre “EL PANJAGÂN, LA BALLESTA SECRETA DE LOS PERSAS SASÁNIDAS

Responder a Iskande Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: