SEIS GRANDES MUJERES VIAJERAS DEL SIGLO XIX

Un acercamiento a la vida de mujeres excepcionales que rompieron las barreras de su época para vivir una vida de aventura.

LA AMA DE CASA QUE DIÓ LA VUELTA AL MUNDO

Ida Laura Pffeifer (1797-1858, Austria): Una de las grandes exploradoras europeas. En una familia de comerciantes, recibió una educación estricta y creció en un ambiente masculino. Al fallecer su padre, su madre intentó revertir sus modales y vestimenta; pues tenía que cumplir con los deberes de su sexo. Pero Ida ya soñaba en un mundo de aventura. Se casó con Mark Anton Pfeiffer, un hombre de negocios (1820). Se separaron amistosamente y Ida cuidó de sus dos hijos teniendo grandes dificultades para encontrar trabajo y alimentarlos. En una visita médica a Trieste (1837) Ida vió por primera vez el mar, y su deseo por viajar se convirtió en imparable. Con 44 años deja Viena y se embarca en un periplo peligroso a Tierra Santa (1842), donde pasa por Constantinopla, Chipre, y ciudades del Levante, Sidón, como Tiro, Acre, Beirut, hasta Jerusalén, donde conoce al Conde checo Friedrich Von Berchtold (1781-1876), que la introduce en el mundo de la botánica. Junto a él realiza salidas por Tierra Santa, Nazaret o el Lago Tiberíades, entre otros. Junto a otro aristócrata, llamado Satter, visita las pirámides de Egipto, escalando la pirámide de Keops. Después viajará en camello hasta Suez, y ya de vuelta realizará un recorrido por las islas del Mediterráneo y la Península Italiana.

El ascenso a la Gran Pirámide

Su intención de completar la vuelta al mundo la llevará a Brasil, donde junto a Berchtold, sufrirá un intento de asesinato. Continuará sola visitando la reina Pomare de Tahití y de allí a China y Macao, donde conoce las costumbres locales y es un reclamo por los sorprendidos habitantes. Pfeiffer visitó muchos templos en Ceilán e India, y estuvo presente en cacerías de elefantes y tigres. Cruzó la desconocida Persia y los desiertos de Mesopotamia, donde fue encontrando las ruinas de las antiguas ciudades de Ctesifonte, Nínive o Nimrud. En Tabriz fue asaltada y sufrió muchas penurias, pero finalmente consiguió llegar a salvo. Su odisea tuvo un amplio reconocimiento mundial.

Su segundo viaje  al mundo (1851-1855) la llevó a Indonesia, donde conoció la tribu de los Daiak y se adentró en territorio desconocido de las Indias Holandesas, recolectando especies de insectos. En medio de la selva de Sumatra fue obligada a retroceder por la tribu de los Battak, practicantes del canibalismo. Durante este viaje fue afectada también por el paludismo. Cruzó el Pacífico para recorrer California, la costa de Perú y Ecuador, donde pudo ver la erupción del volcán Cotopaxi y donde temió por su vida al caer en un río lleno de caimanes. En el último tramo de su vida visitó la Costa Este Americana y paso por las Islas Azores, donde vivía su hijo Óscar.

Ilustración de The Story of Ida Pfeiffer and her Travels in many Lands (1879). Embarcación en Madrás, India.

Su última aventura fue en la Isla Mauricio y Madagascar, en tiempos de la reina Ranavalona I (1782-1861), donde fue víctima de un complot político secreto y de un posible golpe de estado. El complot fue descubierto y Ida y los otros aristócratas sufrieron una terrible deportación, con Pfeiffer quedando gravemente enferma de paludismo. Murió en Viena con 61. Sus relatos y diarios de viaje (El más famoso es Viaje de una mujer alrededor del mundo) y sus contribuciones culturales y etnográficas son ampliamente reconocidas.

UNA MADUREZ DEDICADA AL VIAJE

CARLA SERENA (1820-1884): Caroline Hartog Morgensthein. Exploradora y escritora belga. Nunca es tarde para encontrar tu camino. Nacida en Amberes, se casó con el empresario veneciano León Serena y fueron a vivir a Inglaterra. Pero el clima británico no era recomendable para su dolencia y los médicos le recomendaron un cambio de aires. Así Carla empezó su exploración del mundo en solitario con 53 años.  Su primera parada es la Exposición Universal de Viena (1873). Se traslada a Estocolmo donde consigue la protección especial del rey Oscar II en una ruta de Suecia a Noruega. A continuación viaja hacia el Mediterráneo y Oriente: Grecia, Turquía, Siria,  Palestina, Egipto, (partes del imperio otomano). De todos sus viajes escribirá sus cartas de viajes, que serán un material muy valioso de información geográfica y etnográfica (Cartas de Austria, Letras Escandinavas, Cartas helénicas..).

Carla Serena, dibujo de P. Ross.
Ilustración de la mujer. Retratos de mujeres notables.
Año 2, número 16. Barcelona, 1884

Entonces se dirige hacia zonas recónditas del Cáucaso, donde vive dos años entre tribus remotas del Caspio y el Mar Negro (Armenia, Abjasia, Georgia, Mingrelia). Estalla la guerra ruso-turca cuando se encuentra en la región (1877), sus actos valdrán el reconocimiento explícito del zar Alejandro II. Se refugia en Persia, y parte hacia las tierras de los nómadas calmucos, siendo recibida por el Gran Lama. Regresa a través de Moscú a tierras europeas, Viena, París y Lisboa. Es una de las primeras mujeres nombrada corresponsal. En 1880, en Madrid, da una conferencia sobre los pueblos de la región caucásica, con la presencia del presidente Cánovas del Castillo. Es felicitada y aplaudida fervorosamente. Sus informes de viajes serán publicados durante los años siguientes.

3 de agosto de 1880, París. Señora: Vuestra narración me ha interesado singularmente. Entre los viajeros útiles y valerosos de este siglo hay una viajera: sois vos. El porvenir os tributará el homenaje que yo me complazco en poder tributaros hoy». Víctor Hugo

LA PINTORA QUE RECORRIÓ EL MUNDO EN BUSCA DE FLORES

North en Ceilán. Hacia 1879. Fotografia de Julia Margaret Cameron (1815-1879)

Marianne North (1830-1890, Reino Unido): Naturalista y prolífica pintora británica. Hija del diputado al parlamento Frederick North. Su deseo de juventud de convertirse en cantante se frustró al no tener las habilidades necesarias, pero pronto desplegaría su talento en otros campos. Al morir su madre, Marianne empieza a pintar flores (1855), su otra gran pasión y decide dedicarse a la pintura natural. Para hacerlo quiere recorrer el mundo. Primero viaja con su padre por Europa, y luego en Oriente Próximo y Egipto, recorriendo el Nilo. En 1864 su padre enferma y muere. Huérfana, pronto iniciaría sus viajes en solitario. Primeramente, pasa un tiempo pintando en la isla de Sicilia. En 1871 viaja por Norteamérica; realiza una estancia en la selva de Brasil instalada en una cabaña; Pasa unos meses en Tenerife, y luego se dirige  a California, donde muestra su preocupación por la destrucción de las secuoyas. Recorre grandes territorios del continente asiático donde sigue con su destacada obra naturalista: Japón, Java, Borneo, Sri Lanka, India (1878). De regreso a Inglaterra dona parte de su obra al Real Jardín Botánico de Kew, en el sur de Londres,  a cambio de mantener en exposición una galería suya. Los nuevos edificios son diseñados por James Fergusson. Su galería se inaugurará en 1882.

Banksia de Tasmania. 1881. Marianne North

Años más tarde viaja a Oceanía a sugerencia de su amigo Charles Darwin. Australia, Nueva Zelanda (1881), Sudáfrica o las Seychelles y Chile (1885), ampliando su colección a más de 800 obras. Cabe destacar que además de plantas, también pintó animales mostrando interés por la zoología, así como paisajes exóticos, poblados y nativos, añadiendo valor geográfico y cultural.  

Su obra, de gran belleza artística, tiene además un excepcional calidad y valor científico, representando la naturaleza tal como la veía. Kew Gardens afirma tener la única exposición individual permanente de una artista en Gran Bretaña. Su autora, Marianne North.

Exposición de Marianne North en Kew Gardens (Reino Unido)

LA EXPLORADORA QUE RECURRIÓ AL VIAJE COMO TERAPIA

Retrato de Izabella Bird

Izabella Bird (1831-1904 Yorkshire, Reino Unido): Exploradora y naturalista británica. Primera mujer elegida por la Royal Geographic Society. Tuvo una infancia agitada, con la muerte de su padre y varias mudanzas. De salud delicada, con problemas de espalda, no fue hasta los cuarenta años que un doctor le aconsejó viajar. Comenzaba una nueva vida para ella. Primero viajó a Australia, que no le agradó, y luego a por las islas Sandwich (Hawaii) aprendiendo a montar a caballo; estuvo en California (1973) donde recorrió más de 800 millas y tuvo un romance con un bandido. En 1878, atraída por el continente asiático, viajó a Japón, China, Manchuria, Corea, Malasia y Singapur, donde hizo grandes aportaciones culturales y etnográficas sobre estos países. Se casó con el misionero John Bishop en 1881. Este murió en 1886.

Retrato de dos Ainu de Japón. Unbeaten Tracks in Japan, 1880. Obra de Isabella Bird

Bird, se interesó por la medicina y con 60 años, trabajó como misionera y enfermera en la India. Tras recorrer Ladakh, Tíbet, Persia, Kurdistán y Turquia, le fue concedida por el majahará de Kashmir unas tierras para construir un hospital, el John Bishop Memorial Hospital. Incansable, en 1891 viajó hasta Armenia, denunciando en la camara de los lords, la persecución de los cristianos en Kurdistán. En 1897 regresó a China para viajar por los ríos Yangtzé y Han, y en 1904 viajó con los bereberes de Marruecos, muriendo ese mismo año.

LA VUELTA AL MUNDO EN SOLITARIO

Nelly Bly (1864-1922, Estados Unidos): Elizabeth Jane Cochran, pionera del periodismo, corresponsal de guerra y escritora feminista. Proveniente de una familia modesta de Pensilvania, fue conocida como Pinky a causa de su afición al rosa. Sus inicios en el mundo periodístico se produjo a raíz de una carta que escribió en el Pittsburgh Dispatch denunciando una columna sexista. El mismo editor quedó tan gratamente sorprendido que la fichó como reportera. Empezó a ser conocida como Nellie Bly.  Tras escribir varios artículos, viajó a nueva York donde trabajó en una trabajo de investigación en el que tuvo que infiltrarse en un asilo psiquiátrico. Denunció los abusos y condiciones horribles en que vivían las internas.

Nelly Bly siendo recibida en Nueva Jersey. Frank Leslie’s Illustrated News, 1880. Su viaje asombró a la prensa internacional.

En 1889 se embarcó en la aventura que la haría conocida: dar la vuelta el mundo en un viaje patrocinado por The New York World, emulando la obra de Julio Verne. Otro periódico envió otra reportera en su competencia, dando la vuelta en el sentido inverso. Llegó a Gran Bretaña, pasó a Francia, donde se encontró con Julio Verne “Si usted es capaz de realizarlo en 79 dias, la felicitaré públicamente” De Italia cruza todo el Mediterráneo hasta el Canal de Suez, el Mar Rojo y hasta Adén. Viaja hasta Ceilán, Malasia, Singapur, Hong Kong y Japón. Cruza el océano hasta San Francisco. Atravesará todo el país en tren para llegar a la costa este. El 25 de enero de 1890 llega a Nueva York, en un récord de 72 días. Su hazaña resonó en la prensa mundial. Su viaje es notorio porque lo realizó  mayoritariamente en solitario, sin la protección de ningún hombre. Se casó con un millonario en 1895. Cuando este fallece en 1904, Bly se hace cargo de la empresa, y realiza mejoras para los trabajadores. Finalmente acaba arruinada y se dedica de nuevo al periodismo. Cubrió la convención de 1913 para el sufragio femenino y actuó como corresponsal de guerra en el frente oriental de la Gran Guerra, en la zona de guerra entre Serbia y Austria, siendo incluso detenida, al ser confundida con una espía inglesa. Murió de neumonía en 1922.

Ilustración, 1890

UNA DAMA RECORRIENDO EL MUNDO EN BICICLETA

Annie Londonderry (1870-1947, Riga): Annie Cohen Kopchovsky. Primer mujer en recorrer el mundo en bicicleta. Una mujer feminista adelantada a su tiempo con afán de aventura y superación. Nacida en una familia judía de Riga, entonces parte del imperio ruso . Emigró a Estados Unidos de muy pequeña. Con su familia se instalaron en Boston. Convertida en ciudadana americana, su padres murieron con 17 años y tuvo que cuidar de sus hermanos hasta que se casó con Max Kopchovsky, un judío ortodoxo vendedor ambulante. Tuvieron 4 hijos. Annie se dedicaba a vender pósteres publicitarios per a varios periódicos locales. Todo empezó con una apuesta con amigos y con la conjetura de que ninguna mujer podría hacer la vuelta al mundo en bicicleta. Annie fue retada a cambio de 10.000 dólares y esta aceptó el desafío. Al mismo tiempo Annie llegó un acuerdo con la empresa Londonderry Lithia Spring Water Company para llevar consigo una placa publicitaria. Desde aquel momento Annie pasó a adoptar el seudónimo Londonderry. Annie se preparó informándose sobre los sitios de descanso y comida para ciclistas y viajeros. El 27 de junio 1884  inicia su aventura con una blusa, falda larga y pistola. Partía de la Massachusetts State House y su primera parada fue Chicago. Llegaba el duro invierno y Annie, que había perdido mucho peso y notaba el cansancio, cambió su bicicleta por un nuevo modelo más ligero (Sterling Bycicle Co) y se cambió de ropa vistiendo pantalones bombachos.

Annie con su bicicleta

Desde Nueva York cogió un ferry que la llevó al norte de Francia; de París tardó dos semanas en alcanzar Marsella. Cruzó en barco el Mediterráneo hasta Jerusalén, Egipto, Yemen, Pasando a Asia Oriental, Ceilán, Singapur y Japón. En cada parada, daba charlas sobre su aventura, generalmente, un poco adornadas. En septiembre de 1895 estaba de vuelta a Estados Unidos, recorriendo California, Arizona Nuevo México, Nebraska hasta alcanzar Chicago. Llegó dos semanas antes de lo previsto recibiendo los 10.000 dolares.

Se trasladó a vivir a Nueva York con su familia, desde entonces trabajó como periodista para el New York World (firmando como “The New woman” y más tarde como vendedora de ropa. Pasó sus últimos años en completo anonimato. Pocos se acordaban de la chica que recorrió el mundo en bicicleta y que despertaba admiración a su paso.

Soy una periodista y una nueva mujer. ¿Por qué? Porque me creo capaz de hacer cualquier cosa que pueda hacer un hombre” Annie Londonderry

https://www.lavanguardia.com/ocio/viajes/20200710/482055300279/annie-londonderry-vuelta-al-mundo-bicicleta-grandes-viajeras.html

Publicado por Iskande

Historiador y divulgador.

Un comentario en “SEIS GRANDES MUJERES VIAJERAS DEL SIGLO XIX

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: