EL IMPERIO TIBETANO, SOBERANOS DE ASIA CENTRAL.

El Imperio Tibetano, fundado por Songtsen Gampo sobre los cimientos del legendario reino de Yarlung, emergió como un actor clave de Asia Central durante 250 años, alternando guerra y diplomacia con la China Tang, las califatos islámicos y los numerosos pueblos turcos del norte. El Tíbet de los siglos VII-IX fue unos de los principales centros difusores del budismo. Propició los intercambios comerciales, culturales y religiosos a lo largo de la Ruta de la Seda, beneficiando la expansión de conocimientos milenarios originarios de China e India y al mismo tiempo formando una identidad propia, la base cultural de la nación tibetana.

Introducción

El Imperio Tibetano existió entre 618 y 841, y su primer emperador fue Songtsen Gampo. Fue una gran monarquía teocrática que en su momento de mayor esplendor se extendía desde el desierto de Gobi hasta el Golfo de Bengala, controlando las rutas caravaneras de Asia Central y la famosa Ruta de la Seda. En un gran meseta rodeada de las mayores montañas del planeta, el pueblo se dedicaba al pastoreo y la agricultura en los fértiles valles. La religión oficial era el taoísmo hasta el 738, cuando se adoptó el lamaísmo proveniente de la India. Los sacerdotes de cultura china tenían gran influencia en el gobierno y en buena medida aprobaban las decisiones del emperador. Hubo tres grandes reinados que llevaron al imperio a su cénit territorial, además de destacar por su vasta obra cultural: Songtsen Gampo, Trisong Detsen y Rapalcan. Son los conocidos como Tres reyes del Dharma. Entremedio de estos grandes soberanos, hubo periodos de gobierno débiles caracterizados por la inestabilidad y la contracción militar.

Estatua de Trisong Detsen, en el monasterio de Samye. Fuente: Wikipedia

Historia Imperial

En sus orígenes, el Tíbet era un conglomerado de tribus de la que existen pocas fuentes. Tras una revuelta contra los zhangzhung, surgió un nuevo poder, el de los Yarlung. El control de este protoestado se limitaba al Valle del río Yarlung. Hay pocas fuentes históricas sobre el periodo. Sabemos que el monarca Namri Songsten de la dinastia Yarlung envió dos embajadas a China (608, 609).

Songsten Gampo fue el fundador del Imperio. Reinó del 618 al 650. Sucedió al rey de Lhasa, Namri Songtsen, en el 629. Realizó grandes viajes a China e India, conociendo muchos sacerdotes hinduistas. El Tíbet se encontraba dividido en varios principados y a su vez en centenares de clanes. Songsten Gampo construyó el primer palacio de Potala en Lhasa y el templo Jhokang.

Templo de Jokhang en el Tíbet.

Posteriormente trasladó la capital de Lhasa a Tengri (Thimbu) e inició la conquista del Imperio Chalukya del Golfo de Bengala. Se casó con dos princesas muy importantes en la historia del Tíbet, debido a su influencia en la introducción del budismo: la princesa Bhrikuti (Nepal) y la princesa Wencheng (China). De esta forma, entre los hechos más relevantes de su reinado se encuentra la implantación del budismo en el país. Songsten Gampo fue un mecenas de la cultura; envió a muchos eruditos tibetanos a estudiar sánscrito a la India (como el ministro Thonmi Sambhota).

Sambhota, ministro legendario de Songsten Gampo y posible introductor de la escritura tibetana.

Gampo había dirigido varias expediciones contra la China Tang. Cuando murió en el 650, los chinos tomaron la capital Lhasa en una expedición de castigo, pero pronto abandonaron el país al encontrarse con un entorno verdaderamente hostil. Mangsong Mangtsen, su sucesor, se enfrentó a los Tang en una serie de grandes conflictos en la meseta tibetana. En el 669 habían conquistado a un gran aliado chino, el reino Tuhuyun de Qinhai. En el 670 vencieron a los chinos en la batalla del río Dalei, ganando el control de la Cuenca del Tarim (cuatro guarniciones chinas de Anxi) hasta que estos las recuperaron en el 692. Khri-Ma-Lod, esposa de Mangsong Magtsen, es un personaje de gran importancia en la historia del Tíbet, pues es la única mujer que ha gobernado el país. Lo hizo en dos ocasiones, primero durante la minoría de edad de su hijo Tridu Songsten (675-689) y posteriormente durante la minoría de edad de su nieto Gyältsugru, entre el 704 y el 712.

La Cuenca de Tarim, con el desierto de Takla Maklan, fue una región clave para el control de Asia Central y la Ruta de la Seda. El Imperio Tibetano consiguió su dominio en varias ocasiones, hasta perderlo definitivamente a mediados del siglo VIII.

Durante el reinado de Tridu Songsten destacó la eliminación de la influencia del poderoso clan Gar, que fue masacrado, y la firma de la Paz con China (702) durante los tiempos de la emperatriz Wu Zetian. Esto permitió la organización administrativa del imperio y la conquista de pequeños reinos sureños.

Gyältsugru, convertido en el rey, Tride Tsuktsen, continuó con sangrientas luchas contra China, con resultado inconcluso, y el consecuente desgaste del Imperio. Se aliaron con los turcos Turgesh que luchaba con el emergente califato omeya y al mismo tiempo ambos combatían a los chinos. El estado Turgesh colapsó y la campaña del gran general chino Gao Xianzhi redujo casi al completo las posesiones tibetanas en Asia Central. Solo tras la batalla de Talas (751), en la cual los chinos y sus aliados karlukos fueron derrotados por los omeyas, permitió a los tibetanos recuperar nuevamente la influencia sobre Asia Central. Los tibetanos conquistaron nuevos territorios sobre el norte de la India. Trisong Detsen (742-797), el segundo rey del Dharma, aprovechó la progresivamente debilidad de los Tang (que afrontaban la sangrienta rebelión del general de origen turco An Lushan) para aumentar la influencia tibetana. Con una gran ofensiva de 200.000 hombres dirigidos por Takdra Lukhong, llegaron a conquistar la capital china Chang’an en el 763, una de las ciudades más ricas del mundo.

LA GUERRA: Militarmente los tibetanos destacaron como infantería y caballería. Vestían armaduras de láminas y cotas de malla. Los caballos también estaban protegidos con cotas de malla. Estas armaduras tibetanas protegían a los soldados por completo y fueron admiradas por su elaboración y eficacia. Sus principales armas eran lanzas largas y espadas. En las campañas no llevaban provisiones y frecuentaban los saqueos.

Yeshe Tsogyal (757-817), santa del budismo

El emperador Tang Daizong había huido y colocaron un emperador títere bajo su nombre, pero abandonaron la ciudad al cabo de quince días debido al insoportable calor. A finales de siglo los tibetanos perdieron de nuevo su supremacía. La alianza entre los chinos y los turcos uyghures propició la expulsión de las tropas tibetanas de las regiones más septentrionales. Al mismo tiempo, varios territorios de Yunnan, como Nanzhao, se rebelaron contra ellos. Trisong Detsen tuvo un papel fundamental en la difusión del budismo: El gran filósofo y abad Sântaraktsita llegó al Tíbet en el 763 para fundar el primer monasterio del país. Pero diferentes desastres naturales causaron mal augurio entre los tibetanos, y el monje fue invitado a marcharse. Tras pasar unos años en Nepal, regresó acompañado de Padmasambhava, que pasaría a convertirse en una figura religiosa fundacional. Padmasambhava, considerado un segundo Buda y el propagador del budismo en el país, fue el importador del tantrismo, y el fundador del primer monasterio, estableciendo la escuela Nyingma, la antigua escuela budista tibetana. Con la ayuda del erudito, Trisong Detsen impulsó el desarrollo del alfabeto tibetano. Padmasambhava tuvo como consorte y discípula Yeshe TsogyalO´ceano Victorioso del Conocimiento«), una de las concubinas del emperador y llamada «la madre del budismo tibetano», ejerciendo como maestra tantra e instructora espiritual por derecho propio.

Monasterio de Samye, el más antiguo del país. Fundado por el maestro indio Padmasambhava en el 779.

Por otra parte, el comercio y los contactos diplomáticos con Asia Central prosperaron durante este periodo. Los tibetanos se aliaron con los heftalitas. Hubo una importante penetración del cristianismo en el Imperio.

Representación de guerreros tibetanos. Fuente: Pinterest

El hijo de Trisong Detsen, Muné Tsepo, tuvo un reinado efímero, pues fue asesinado al cabo de un año y medio de proclamarse soberano. Fue sucedido por su hermano menor, Tride Songsten. Este afrontó un nuevo enemigo. El califato abasí y el Imperio tibetano se entronaron en la lucha por Asia Central. Inicialmente, las tropas tibetanas, lograron avanzar hasta tan lejos como Samarcanda o Kabul. Incluso colocaron un gobernador tibetano en Kabul. Pero los abasíes contratacaron consiguiendo la conversión del gobernador (812) y avanzaron hacia el Himalaya hasta ser detenidos por los tibetanos en Cachemira. El otro gran enemigo del imperio fueron los turcos uyghures del norte.

SOCIEDAD Y CULTURA. El pueblo tibetano se dedicaba al pastoreo o la agricultura, con cultivos como la cebada y el trigo. En menor medida, el comercio era importante. Los campesinos eran propietarios de la tierra que cultivaban. La orografía, muy complicada, hizo del característico bóvido del Himalaya, el Yak, esencial en su modo de vida. También se criaron ovejas, cerdos, cabras y caballos. La metalurgia tuvo un alto desarrollo. Había abundancia de oro y plata. La influencia China desde la llegada de la princesa Wencheng, propició la fabricación del papel, de la seda o el té, entre otros. La educación fue muy importante en el reino. Se enseñaba a escribir y leer en chino y tibetano. Es posible que fuera el primer país en implantar el modelo de escuela pública. En el periodo preimperial no existía una religión oficial, solo creencias animistas y chamánicas (religión Bon). Respecto a la arquitectura se alzaron grandes palacios y monasterios, destacaron las stupas tibetanas (chorten) y los dzongs, a medio camino entre el templo y la fortaleza.

En el 815 se entronizó a Tritsu Detsen, también conocido como Rapalcan. Fue unos de los más grandes gobernantes del Imperio. Gran difusor del budismo, también promovió el desarrollo del tibetano escrito y permitió la entrada de numerosos eruditos y literatos al país. Durante su reinado se realizó una colosal obra traductora. Militarmente, afrontó con éxito la lucha con los uyghures en el norte, con incursiones que llegaron hasta Mongolia. Ambos reinos, de religión budista, buscaron la paz hacia el 822. Rapalcan firmó tratados con China estableciendo la paz durante dos décadas. El Imperio Tibetano se encontraba en su mayor apogeo, con una enorme extensión que iba desde Mongolia y la Cuenca del Tarim hasta el Himalaya y Bengala, y desde las montañas del Pamir hasta Gansu y Yunnan.

https://www.reed.edu/anthro/364/maps/Kapstein.2006.xx.Tibetan.Empire-small.jpg

Rapalcan fue asesinado por ministros que colocaron a su hermano Langdarma, de tendencia antibudista, en el trono (838). Durante su corto reinado el estado tibetano empezó a colapsar, en parte por la desestabilización provocada por la invasión kirguisa a sus vecinos uyghures. Langdarma fue asesinado por un ermitaño budista. Dos candidatos se disputaron la sucesión, estallando la guerra civil en el país. Al poco, los principados tibetanos se empezaron a rebelar y el imperio se desmembró en multitud de reinos independientes gobernados por caudillos locales. Este periodo de división y señores de la guerra es conocido como Era de la Fragmentación y duró hasta 1251 con la conquista mongol.

Principales reinos autónomos del Tíbet durante la Era de la Fragmentación

Las fuentes para el estudio del periodo imperial Tíbet se basan en las crónicas chinas y árabes, y también en los Antiguos Anales Tibetanos.

En lo alto de una colina se levanta el Dzong de Gyangze. Sus estructuras fechan del siglo XIII, pero su construcción original es atribuida al hijo de Lagdharma, Pelkhor-tsen (hacia 840)

CONSULTAS

https://studybuddhism.com/es/estudios-avanzados/historia-y-cultura/budismo-en-el-tibet/historia-tibetana-antes-del-quinto-dalai-lama/el-imperio-de-los-primeros-reyes-del-tibet

https://www.ancient-origins.es/lugares-antiguos-asia/imperio-tibetano-007080

https://treasuryoflives.org/

Història dels tibetans: dels orígens al conflicte actual. Alay Rodríguez, Josep Lluís. Pagès editors, Lleida, 2000

NUEVA AUSTRALIA, UNA COLONIA UTÓPICA EN PARAGUAY

Considerada la única colonia de ultramar de Australia, nació de la iniciativa personal del periodista y sindicalista William Lane (1861-1917), un experimento social para poner en práctica su concepción de sociedad ideal socialista.

CONTEXTO

William Lane, fundador de Nueva Australia

En 1891 trabajadores del sector agropecuario de Queensland se declararon en huelga, entre ellos 10.000 esquiladores de ovejas que sufrieron una tremenda represión. El fracaso de la huelga motivó definitivamente al periodista inglés William Lane, muy influenciado por las ideas de Marx y Robert Owen, de llevar a cabo su proyecto de una nueva sociedad igualitaria de organización cooperativista. Lane era un nombrado periodista del ámbito sindical (fundador del Queensland Worker en 1890) y había liderado varias huelgas. Ahora estaba dispuesto a aplicar sus ideales en alguna parte del mundo. Tras crear la Asociación Cooperativa de Australia, envió a diferentes líderes sindicales a Sudamérica para encontrar una tierra adecuada para su sociedad. El sueño de Lane era el de crear una comunidad comunal de blancos anglófilos con una organización socialista y cooperativista, y donde reinase la abstemia y los matrimonios de por vida. Tras la inspección de varios lugares de la Patagonia argentina, la oportunidad llegó tras contactar con el presidente de Paraguay, Juan Gualberto González. La Asociación se comprometía a llevar 1200 inmigrantes, a cambio el Paraguay les proporcionaría 230.000 hectáreas de tierra. William Lane sedujo a decenas de familias de obreros y granjeros australianos, que vendieron sus pertenencias para poder sumarse al viaje hacia el Edén sudamericano.

Colonos australianos embarcando en 1893. Biblioteca Nacional de Nueva Gales del Sur. https://www.australiangeographic.com.au/topics/history-culture/2012/07/the-new-australians-of-south-america/

El Paraguay era un país devastado, empobrecido y con falta de mano de obra tras la terrible Guerra de la Triple Alianza (1864-1870). Había perdido la mitad de la población y se encontraba ante una grave recesión. Esto motivó al gobierno a promover la llegada de inmigrantes (Ley de Inmigración, 1881).

El socialismo utópico fue una corriente de pensamiento ideológico que nació a principios del siglo XIX de la mano de pensadores como Robert Owen, Henri de Sant Simon o Charles Fourier. El término fue acuñado por Louis Blanqui en 1839, cogiendo la obra Utopia de Tomás Moro (1516) como referencia. El socialismo utópico despegó antes del nacimiento del socialismo científico de Marx y Engels. Esta corriente idealista bebía del humanismo, de las ideas de Rosseau y de otros pensadores de la ilustración, creyendo en el progreso y el esfuerzo común. Su objetivo era la creación de una sociedad ideal e igualitaria, donde el ser humano pudiera vivir en paz y harmonía. A lo largo del siglo XIX, emprendieron planes cooperativistas, filantrópicos y de solidaridad para establecer estas nuevas comunidades ideales en diferentes lugares del mundo.

NUEVA AUSTRALIA

En 1893 partían los primeros barcos desde el puerto de Sidney. El barco de William Lane llevaba 220 colonos, casi en su totalidad hombres, y un segundo barco de 250 australianos más llegó en 1894. Era un largo viaje de 14.000 kilometros para alcanzar la tierra prometida y fundar un paraíso socialista. Tras llegar a Montevideo, los colonos remontaron río arriba hacia el Paraguay, siendo muy bien recibidos en Asunción. Había que encontrar el emplazamiento de la comunidad. Rápidamente se escogió un lugar cercano; el sitio idóneo para la nueva colonia se encontraba cerca del pueblo de Villarica, al sur de Asunción.

Mapa del Paraguay de John Lane, hermano de William. La colonia australiana se ubicaría cerca de Villarica.

La colonia, con una tierra comunitaria, se dedicaría a la agricultura, a la caza y la recolección. Una de las condiciones impuestas tanto por australianos como paraguayos era no cruzar la línea de color (Paraíso Perdido, Anne Whitehead, 1997), o lo que es lo mismo, los recién llegados no se mezclarían con los autóctonos. Ambas partes no querían «contaminar sus ideales». En la colonia de Nueva Australia estaba prohibido el alcohol. William Lane hizo grandes esfuerzos para atraer mujeres australianas a la nueva colonia, con muy poco éxito. La llegada del segundo barco en diciembre de 1893, acabó por provocar las primeras tensiones en la colonia. Varios jóvenes se acercaron a una aldea local y bebieron vino y coquetearon con mujeres nativas. Este hecho provocó una crisis en la colonia que veía como su moralidad se deterioraba. La colonia, lejos de su ideal, encontraba grandes dificultades para prosperar: el trabajo era duro, no había mujeres, y reinaba la pobreza, la enfermedad y la discordia. Un desacuerdo entre los colonos que ponía en duda el liderazgo de Lane.

Estampa de cupones emitida para Nueva Australia (1895)

Las tensiones provocaron una inevitable división, y el grupo se separó en dos comunidades. Una parte se mantuvo en Nueva Australia, mientras que Lane y 60 hombres fieles fundaron un nuevo asentamiento llamado Nueva Cosme en Caazapá, 72 kilómetros más al sur.

Plano de la colonia Cosme, en Caazapá, Paraguay. 1894.

En Nueva Australia se perdió la línea de color, pues muchos hombres se casaron con mujeres paraguayas y tuvieron hijos con ellas. La tierra se había dividido en parcelas privadas. Mientras, en Nueva Cosme, inicialmente hubo grandes dificultades para sobrevivir, el hambre reinaba, en una tierra fértil pero amenazada por las crecidas de los ríos. Pero el esfuerzo tuvo su recompensa, y algunos cultivos prosperaron, destacando la caña de azúcar, el maíz, la yuca o la extracción de madera. También hubo algo de ganado. La colonia creció modestamente e incluso se construyó una escuela y una biblioteca con 1500 libros. La labor social y educativa fue notable a pesar de las grandes limitaciones.

Colonia de Nueva Australia, 1893. Biblioteca Nacional de Nueva Gales del Sur.
Mary Gilmore en 1916

Entre las personalidades relacionadas con las colonias australianas en Paraguay se encuentran Gilbert Casey (1856-1946), sindicalista y socialista australiano, presidente de la Sociedad Cooperativa Colonizadora Nueva Australia y jefe de polícia de la colonia desde 1900; Mary Gilmore (1865-1962), periodista y poetisa socialista, que vivió en Nueva Australia entre 1896 y 1902; fue la única mujer que viajó sola a la colonia, y luego se casó allí; Rose Summerfield (1864-1922), feminista, sindicalista, líder de las mujeres trabajadoras de Sidney (división de mujeres del Sindicato de Trabajadores de Australia), abandonó la Liga Socialista Australiana y viajó junto a su esposo John Cadogan, al Paraguay, donde pasó el resto de su vida, primero en la colonia y posteriormente en la área de Villarica. Fue la madre de León Cadogan (1899-1973), un importante antropólogo y etnólogo paraguayo que realizó destacados estudios sobre la cultura guaraní. El historietista paraguayo Robin Wood (1944-2021), también es descendiente de los pioneros australianos.

EL FINAL

El propio William Lane, se hartó de su proyecto y regresó a Australia en 1899. Sus ideas dieron un vuelco muy alejado del socialismo utópico, aunque en sus pioneras políticas ya había dejado entrever su verdadera ideología supremacista. Terminó trabajando en un periódico de Nueva Zelanda convertido en un acérrimo ultraderechista, imperialista y racista, especialmente célebre durante la primera guerra mundial.

Las colonias fueron una desilusión para los pioneros australianos y también para el propio gobierno de Paraguay. Muy lejos de los 1000 inmigrantes prometidos, Nueva Australia nunca superó los 250 habitantes y Cosme llegó solo a los 130. Nueva Australia aguantó muy poco: muchos colonos regresaron a Australia en 1904. Otros se dirigieron a Gran Bretaña. Cosme se prolongó un poco más, hasta 1909, cuando fue abandonada por problemas económicos y falta de mano de obra. Solo unos pocos, con familias numerosas, permanecieron en Paraguay. Se calcula que hoy hay unos 2000 descendientes de los pioneros australianos. En la actualidad la localidad es llamada Nueva Londres, aunque hubo una propuesta en 1942 de llamarla Nueva Camberra, que no obtuvo respuesta por parte del gobierno australiano. A pesar de su corta duración y discreto éxito la colonia socialista tuvo una repercusión importante en el movimiento laborista australiano de principios del siglo XX.

Pórtico de Nueva Londres, con las banderas de Reino Unido, Paraguay y Australia.

CONSULTAS

Universidad de Sidney

https://ses.library.usyd.edu.au/handle/2123/216

AVENTURERAS Y CONQUISTADORAS EN EL NUEVO MUNDO

El papel de las mujeres en el descubrimiento, exploración y conquista española de América ha sido ignorado o empequeñecido durante mucho tiempo. Lo cierto es que las mujeres que se embarcaron hacia el Nuevo Mundo estaban dotadas de un valor y coraje incalculable. Hubo mujeres que viajaron para acompañar a su marido y que acabaron luchando junto a ellos. Otras se aventuraron en un viaje en solitario en busca de su amado, y en otros casos tan solo por el afán de aventura escondiendo su género. Lejos de ocupar un rol secundario en la retaguardia en un mundo de hombres y planificado para la guerra y el saqueo, son numerosos los casos en que esto no se cumplió. Notorios son los nombres de muchas ellas tanto por por dar los primeros pasos en el campo de la medicina militar como por su valentía y brillantez en la batalla; vidas donde no faltó la ambiciosa búsqueda de gloria y riquezas, la rebeldía y el espíritu pasional y de aventura, la devoción religiosa, y los actos crueles y sanguinarios.

MARÍA DE ESTRADA (Entre 1475 y 1548) : La aventurera que participó en la conquista de México. De origen cántabro o andaluz, probablemente nació en Sevilla. Su hermano Francisco de Estrada fue miembro de las expediciones de Colón, asentándose en el Nuevo Mundo en 1509. Es posible que María viajara con él. Ya en Cuba, se casó y tuvo varias aventuras, participando en batallas y recorriendo la isla como náufraga e incluso conviviendo con los nativos.  «Hasta es posible que su hermosura la salvara de morir, pues un cacique la tomó para sí: duró hasta que los españoles se recuperaron de la derrota y volvió con su marido a Trinidad, al sur de la isla«. En 1521 aparece como mujer soldado y participa en la expedición de Hernán Cortés. Es mencionada en la Noche Triste y la decisiva batalla de Otumba. Defendió que las mujeres lucharan al lado de los hombres. Su bravura y valentía como soldado fue muy reconocida. Llevaba una espada y una rodela en las manos. También ayudó al cuidado de heridos y enfermos. Por su coraje fue recompensada con varias encomiendas. Se enriqueció, e incluso la vemos protestar ante el rey por pagar demasiados impuestos. Murió cerca de 1550.

Mencia Calderón

MENCIA CALDERÓN (1514- ca.1564): Exploradora española. Adelantada del Río de la Plata. Estaba casada con Juan de Sanabria el nuevo adelantado nombrado por el rey. Este tenia la misión de poblar, que no de conquistar, la provincia del Paraguay. Pero Juan de Sanabria falleció antes de la partida, y sus títulos fueron heredados por su hijo Diego de 18 años. Mientras su hijo busca financiación, Mencia se embarcó con el grupo que partiría hacia Asunción.  La tripulación estaba formada por 300 personas entre ellas 50 mujeres, solteras y casadas. Mencia lideraba el grupo femenino, la cual llevaba consigo sus tres hijas y a su amiga Isabel Contreras de Becerra (Habían partido de Sanlúcar de Barrameda (1549). El periplo fue muy difícil, lleno de penurias, sufrieron un temporal en las Islas de Cabo Verde y el ataque de los piratas en el Golfo de Guinea, hasta naufragar en la isla de Santa Catalina (actual Brasil). Pasaron un año entero en Mbiazá para reponer los navíos. Mencia tuvo un papel determinante en abogar por la paz entre los distintos capitanes enfrentados (Salazar, Saavedra) y en proteger a sus mozas, aunque no pudo evitar que algunas ya fueran elegidas como esposas antes de su llegada a Asunción. Sus hijas Mencia y María contrajeron matrimonio. Padecían hambruna y el grupo buscó ayuda en la isla portuguesa de San Vicente; el gobernador portugués los retuvo durante casi dos años.

Itinerario de la expedición de Saavedra, con Mencia Calderón como Adelantada. Eloísa Gómez-Lucena (2013). https://www.medellinhistoria.com/secciones_2/mencia_calderon_de_ocampo_adelantada_del_rio_de_la_plata_14

Entretanto, el rastro del hijo de Mencia se había perdido tras un naufragio en las costas de Venezuela. Una vez liberados, el grupo estaba dividido: una parte se fue con el capitán Salazar, tratando de llegar por agua, cosa que consiguieron con lentitud (1555). El resto del grupo, entre ellos Mencia, ya designada como La Adelantada, fundaron San Francisco y tras ser atacados por los carios (guaraníes), emprendieron la travesía a pie, más de 1500 kilómetros por selvas y pantanales, grandes ríos y montañas, siguiendo el mismo camino que había recorrido el explorador Alvar Núñez Cabeza de Vaca para llegar Asunción. Los 50 agotados expedicionarios Llegarían en abril 1556, la mitad eran mujeres. Parece que Mencia ya permaneció en Asunción, falleciendo allí alrededor, en fecha desconocida, alrededor de 1564.

INÉS DE SUÁREZ (1507-1580): La conquistadora de Chile, cruel y devota. Natural de Plasencia, Inés era descrita como una niña poco sociable. Siendo costurera,  contrajo matrimonio a los 19 años; no tuvieron hijos (esterilidad) y su marido se embarcó a las Indias. Al no tener noticias de él, decidió embarcarse rumbo América. Allí se enteró de su fallecimiento en batalla. Recibió una encomienda en Cuzco donde conoció al conquistador Pedro Valdivia (del que se enamoró y se convertiría en su amante). Inés se sumó a su expedición a las tierras de Chile. En este viaje se le otorgan numerosos méritos, como encontrar agua en medio del desierto o descubrir una conspiración contra Valdivia.

Inés de Suárez encuentra agua en el desierto de Atacama.

Pero su momento crucial llegó cuando fundaron la ciudad que llamarían Santiago (1540). Al poco tiempo de establecerse fueron sorprendidos por un masivo ataque mapuche. Inés se encargaba de curar y ayudar a los heridos. La resistencia española menguaba, y el fin parecía muy cerca. Entonces Inés propuso decapitar a los siete caciques indígenas que tenían como rehenes. Ante el rechazo a tal propuesta, (ya que muchos españoles consideraban que era su única posibilidad de salir con vida) ella se dirigió a las tiendas y acabó con todos ellos, arrojando las cabezas contra los atacantes. Esta acción reavivó a los españoles y provocó confusión y la retirada posterior de los indígenas. La relación amorosa entre Valdivia y Inés de Suárez no fue aceptada y tuvieron que pasar por juicio. Finalmente, Inés se casó con el capitán Rodrigo de Quiroga, y pasó sus últimos años realizando contribuciones religiosas (como la construcción del Santuario de Nuestra Señora de Montserrat). Inés falleció a los 75 años en Santiago.

Inés de Suárez se dispone a asesinar a los caciques durante el ataque a Santiago de 1541.
http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-72202.html
Catalina de Erauso. Retrato atribuido a Juan Van der Hamen (1626). Fundación Kutxa.

CATALINA ERAUSO (1592-1650): La monja alférez. Natural de Vitoria. Con una vida monacal desde los 4 años, siempre se mostró rebelde e inconformista. A los 15 años dejó el hábito y se escapó. Llevó una vida de tránsfuga vestida de hombre, viajando de pueblo en pueblo por todo el norte de España, donde tuvo un sinfín de peripecias. Con una apariencia varonil, en 1603 embarcó rumbo a América. Viajó de norte  a sur por todo el Virreinato de Perú hasta llegar a Chile. Allí participaría como soldado en la conquista de la tierras mapuches. Demostró su valía como soldado, y tras la batalla de Valdivia, se convirtió en alférez. Se le atribuye una gran crueldad contra los indios, participando en grandes matanzas. También estuvo implicada en varios asesinatos.

Recorrido de la vasca Catalina de Erauso en Sudamérica (1600-1622). Fuente Wikipedia.
Catalina de; Michele Stepto and Gabriel Stepto, trans. (1996) Lieutenant Nun: Memoir of a Basque Transvestite in the New World, Beacon Press

Detenida en 1623, confesó que era una mujer. Fue devuelta a España, donde fue bien recibida por Felipe IV y visitó al papa Urbano III. Pasó sus últimos días en Nueva España (1630), donde estableció un negocio de arriería cerca de Veracruz. Monja, exploradora, soldado, asesina, escritora, y quizás lesbiana o travesti, es uno de los personajes más controvertidos y fascinantes del siglo de oro español.

Conocemos también a otras nombradas mujeres soldado y enfermeras militares durante la Conquista de México:

ISABEL RODRÍGUEZ (XVI): Destacada enfermera y médica española, pionera en la medicina militar, partícipe en la expedición de Hernán Cortés, llegando al Nuevo Mundo en 1521. Fue la matrona de un grupo de mujeres españolas y nativas con los que formó un grupo de enfermeras dedicadas a tratar las heridas de guerra y al cuidado de enfermos y heridos. Entre su equipo se encontraba Beatriz de Palacios «La Parda», Juana Mansilla, Beatriz González o Beatriz Muñoz. Es posible que también realizara funciones de mujer soldado y se dedicara a la gestión de alimentos y recursos. Por sus servicios, La Corona recompensó a Isabel con el título Médico Honoris Causa, título solo reservado a los hombres. Fue una de las primeras doctoras en medicina de Occidente. De esta forma pudo ejercer la medicina libremente en las tierras de Nueva España. ´Vivió junto a su familia en unos terrenos en Tacubaya (Ciudad de México) donde continuó practicando su profesión.

BEATRIZ DE PALACIOS (XVI): Conocida como «La Parda» por su probable origen africano, esta mestiza fue una de las primeras personas de ascendencia negra en pisar el continente americano. La Parda fue una mujer soldado y enfermera durante la conquista de México. Llegó en la expedición de Pánfilo de Narváez junto a su esposo Pedro de Escobar y su padre Cristóbal Palacios. Ejerció como soldado y guardiana relevando a su esposo cuando este se encontraba demasiado cansado, y también se dedicó por completo al cuidado de los heridos. Participó en la evacuación de Tenochtitlán durante la Noche Triste y la posterior reconquista. Posteriormente, Pedro de Escobar y Beatriz de Palacios se establecieron en Cuba formando una familia.

JUANA MANSILLA (1508-1528): Fue otra destacadísima enfermera durante la Conquista del Nuevo Mundo. Llegó a América junto a su esposo Alonso Valiente en 1508. Durante este primer periodo, contribuyó enormemente en el desarrollo de la ciudad de Puebla de los Ángeles. Luego participó en las conquistas de Hernán Cortés ejerciendo de enfermera. Estas mujeres utilizaban ungüentos, aceites, hierbas y medicina natural para sus remedios y el alivio de heridas. Cuando el conquistador partió hacia nuevas conquistas en 1525, Juana, junto a otras mujeres se quedaron en Puebla. Gonzalo de Salazar, en cargo del asentamiento, presionó a las mujeres de que debían volver a casarse ya que sus maridos se encontraban muertos. Juana se negó y convenció a otras de hacer lo mismo. Salazar optó por humillarla, y la acusó de brujería. La ciudad no apoyó esta acusación, aún así Salazar la humilló públicamente y la azotó en la plaza del pueblo. Su marido se enamoró de una nativa llamada Maria de Monctezuma y obligó a punta de pistola a un papa a casarlos. El Papa consideró inválida su ruptura con Juana y su matrimonio con María. Juana no perdonó a su marido y regresó a España en 1528. Juana Mansilla es una de las «mujeres excepcionales» de la Conquista en la crónica de Bernal Díaz del Castillo.

BEATRIZ BERMÚDEZ DE VELASCO (XVI): Conocemos muy poco, sobre «La Bermuda» parece que fue una heroica mujer soldado que participó en los momentos más críticos del asedio español de Tenochtitlán. Arengó a las tropas españolas y aliadas a regresar al campo de batalla y vencer a sus enemigos. Fue reconocida por su compañeros por su liderazgo clave que evitó la derrota ante el Imperio Mexica.

Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España. Bernal Díaz del Castillo. 1632

CONSULTAS

https://www.noticonquista.unam.mx/amoxtli/2304/2301

Díaz del Castillo, Bernal, (1985), Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, México, Espasa Calpe.

GARAMANTES, LA ENIGMÁTICA CIVILIZACIÓN DEL SÁHARA

Una antigua civilización desarrollada en el desierto y que fascinó a los autores clásicos por su sofisticación urbana y sorprendentes avances tecnológicos. Guerreros, comerciantes y agricultores, la falta de pruebas documentales y el freno a las excavaciones arqueológicas en el área libia han dificultado su conocimiento.

Introduccion

La civilización de Garama o Garamante, también conocido como el país de la Garamántida, fue la denominación que tuvo esta cultura originaria de la región de Fezzan (Libia). Este antiguo pueblo, antepasado de los tuaregs, destacó por una economía y un urbanismo avanzados, con el aprovechamiento de aguas subterráneas (foggara). Los Garamantes construyeron hasta ocho ciudades y numerosos asentamientos (su capital Garama tenía más de 4000 habitantes) en un vasto territorio. Eran un pueblo de agricultores, mercaderes, y grandes guerreros; famosos eran por su uso de las cuadrigas.  Las autores griegos son la principal fuente para conocer el desarrollo de una cultura del desierto (siglo VII a. C.- VIII), que tuvo contactos hostiles con egipcios, griegos y romanos, cayendo bajo control de estos últimos, dueños de la costa norteafricana desde la caída de Cartago, aunque siempre de forma intermitente y recuperando tiempo después su independencia. La llegada del Islam, el cambio de las rutas comerciales y factores climáticos (desertización) provocaron el declive y la desaparición del pueblo garamante.

Vistas de las ruinas de Garama, Libia

Orígenes y desarrollo

Inscripción en roca, probablemente de la cultura garamante. Oubari, Libia. Museo arqueológico de Germa.

Se sabe muy poco sobre los orígenes de los garamantes, pero parece que hacia el año 1000 a. C. se encontraban organizados en tribus. En el siglo IV son mencionados por primera vez a través del padre de la historia, Heródoto, que los describe como una gran nación que conducía ganados, cultivaba dátiles y vivían como trogloditas. Criaban caballos y disponían de carros (cuadrigas) que empleaban en la guerra contra sus enemigos, dándoles superioridad. Hérodoto explica que los griegos aprendieron de los garamantes el uso de estos carros de guerra. Este uso de las cuadrigas en tierras desérticas ha sido puesto en duda por algunos autores contemporáneos.

Pintura rupestre que supuestamente muestra a un carro de guerra garamante. Hallada en el sur de Argelia. Fotografía: Robert Estall/Alamy
 

Granjeros y mercaderes, comerciaban con variados recursos como el trigo, la cebada, frutas regionales (dátiles, uva, higos..), y muy probablemente esclavos. También comerciaban con minerales que extraían, sal, gemas preciosas, la amazonita del Tibesti o el valioso marfil. Eran buenos agricultores y vivían en centros urbanos situados cerca de los oasis. Proporcionaban a los romanos pieles exóticas y animales salvajes para el circo. En este sentido organizaron las rutas caravaneras que cruzaban el Sáhara a través de estos oasis. Fundaron ocho grandes ciudades y multitud de pequeños asentamientos.

La ejecución de los Garamantes en en el amfiteatro de Leptis Magna.
Trípoli, Museo Nacional

Pueblo avanzado, destacaron en la construcción de los foggara, una red de túneles subterráneos para acceder al agua fósil (entre el 200 aC y el 200 dC), y que permitió la agricultura de irrigación . Para su mantenimiento, necesitaron de una importante mano de obra esclava. Los garamantes establecieron una vasta red de riego de 600 canales. Los foggara estan todavía en uso.

Plano del funcionamiento del Foggara o canal de riego subterráneo.
Fuente: https://www.world-archaeology.com/features/garamantes-libya/

La primera capital Garamante fue Zinchhecra (Wadi Al Hayaa) una ciudad fortaleza en la cima de una colina protegida por una muralla. Esta ciudad floreció entre los siglos IX-I a.C. hasta que desplazaron su centro neurálgico a la ciudad de Garama (Germa), que en su apogeo pudo albergar unos 4000 habitantes, aumentando en varios miles en un radio de unos pocos kilómetros.

El Reino Garamante

Los garamantes, grupo de pueblos de lengua bereber y emparentados con los modernos tuaregs, mantuvieron contactos comerciales con los griegos a través de Cirene, y posteriormente con los romanos de la costa mediterránea, con los pueblos del Sahel, toda la región de Libia hasta el Lago Chad, y al noroeste hasta Numidia. Estos contactos y vías de comercio permitieron grandes viajes a través del desierto. Heródoto menciona como la tribu bereber de los Nasamones, un pueblo bereber posiblemente emparentado con los garamantes, alcanzó la tierra de los negros ( Níger). El romano Septimius Flaccus cruzó las tierras garamantes para alcanzar el lago Chad hacia el año 90.

Expediciones romanas al A´frica Subsahariana

Ptolomeo cuenta que en el año 85 un comerciante romano llamado Iulius Matiernus partió de Leptis Magna para alcanzar Garama, donde se unió en una expedición del rey garamante para luchar contra los etíopes, en una región poblada por rinocerontes, la tierra etíope de Agisimba (donde se encuentra el río Bahr Ouk, en la frontera con la actual República Centroafricana). Otros investigadores afirman que el diplomático llegó tan lejos como las tierras de la actual Nigeria. Estas expediciones romanas fueron la penetraciones europeas en las profundidades de A´frica más importantes de toda la antigüedad.

El emperador Septimio Severo conquistó Garama en el 203.

Los Garamantes, que en ocasiones se aliaron con el reino númida, tuvieron una relación compleja con el Imperio Romano, con el que continuamente se embarcaron en pequeños conflictos y hostilidades. Los garamantes asaltaban a menudo las posiciones romanas en la costa mauritana. Los romanos mantuvieron una posición de cautela y respeto con el pueblo garamante, al que veían como la entidad más poderosa del África interior y un importante socio comercial. Aún así, Roma tomó la iniciativa para conseguir su sumisión. Los Garamantes colaboraron militarmente en la rebelión antiromana del ex-mercenario númida Tacfarinas en el año 17, levantamiento surgido en la región de la Cordillera del Aurès (Tácito). Esta colaboración clandestina contra sus aliados comerciales acabó en el año 24 con el envío de una embajada garamante a Roma reafirmando su lealtad. Lucio Cornelio Balbo realizó una exitosa campaña en el año 19 capturando 15 de las 19 ciudades garamantes. Pero medio siglo más tarde los garamantes se rebelaron y saquearon la provincia romana de Africa Proconsularis, hasta ser expulsados por la Legio III Augusta (70). Entre los siglos I-II Garama se encontraba en la cima de su poder, controlando una enorme región sahariana de unos 180.000 kilómetros cuadrados al sur de la actual Libia y de forma global, un territorio de 650.000 km cuadrados. Septimio Severo consiguió al final conquistar la capital garamante en el año 203. Tras su muerte, estos recuperaron la independencia.

Área garamante al sur de los límites del Imperio Romano.

Siglos más tarde, la crónica de Juan de Biclarius afirma que el rey de los garamantes, entonces ya una nación muy debilitada, se sometió al poder imperial de Bizancio y se convirtió al cristianismo (569). Un siglo más tarde, caerían en manos árabes de la mano del líder militar Uqba Ibn Nafi.

Entre las causas principales del declive garamante se encuentra la desertización del Sáhara, una probable sobreexplotación de los recursos hídricos, la caída de Roma con su consecuente pérdida de un socio comercial esencial, y especialmente la invasión árabe a partir del año 669, desplazando al oeste las ancestrales rutas comerciales de los garamantes.

Arqueología y legado

Garama, situada en la región del Fezzán en el noreste de Libia (distrito de Wadi Al Hayaa) se encuentra a 150 km al sur de la ciudad de Sabha y es próxima al desierto de Iden Ubari. Es hoy un importante sitio arqueológico con aún grandes zonas por excavar. Los primeros trabajos arqueológicos sobre Garama se realizaron en los años 60 y 70 de la mano de Charles Daniels y han sido continuados por el arqueólogo británico David Mattingly. Las ciudades más sureñas de los garamantes fueron Ghat y Aghram Nadharif, gran fortaleza fronteriza con varias torres que pudo alberga 250 habitantes.

Vista aérea de Garama. Katy Tzaralunga, Flickr.

Se han encontrado miles de tumbas en forma de pirámide; fortificaciones, cementerios, y la red de túneles de la cultura garamante. También destacan sus pinturas rupestres, pertenecientes al periodo antes del surgimiento del reino y muy ilustrativas de su modo de vida. O sus momias, una tradición muy antigua en la región.

Nécropolis en forma de pirámide. Garama

Pueblo poco conocido y rodeado de una aura de misterio, los garamantes fueron una compleja civilización urbana y de tecnología avanzada organizada en torno ciudades amuralladas y una vasta red de oasis dedicados al cultivo y al comercio transahariano. Garama y el legado de la civilización garamante estuvo en la lista indicativa como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Los vestigios del reino garamante se encuentran en grave peligro de vandalismo y saqueo en un país azotado por las guerras civiles e intertribales.

El Museo de Germa (Libia) conserva una importante cantidad de piezas excavadas en la ciudad, seno de la cultura garamante, que floreció entre el 400 a. C. y el año 600.

Pintura Rupestre préhistórica en el Museo de Germa. Mujeres en una danza cerimonial para el éxito en la caza o la fertilidad. https://www.temehu.com/Cities_sites/germa.htm

CONSULTAS

The Archaeology of Fazzan: Volume 1 (2003) edited by D. Mattingly

https://web.archive.org/web/20110610005505/http://www.saudiaramcoworld.com/issue/200403/libya.s.forgotten.desert.kingdom.htm

EL BARÓN FRANZ NOPCSA: EL PALEONTÓLOGO QUE QUISO REINAR ALBANIA

Franz Nopcsa von Felső-Szilvás, más conocido como el Barón Ferenc-Nopcsa, fue un singular personaje de principios del siglo XX, un adelantado a su tiempo, un aventurero multidisciplinar que realizó grandes aportaciones al mundo paleontológico y geológico europeo, al mismo tiempo que contribuyó al estudio y conocimiento cultural sobre Europa del Este, y en particular de Albania, de gran interés personal. Rebelde egocéntrico, vivió siempre cerca de la polémica.

COMIENZOS

Finca familiar en Szacsal

Hijo de la aristocracia, nació en Transilvania en 1877 en una importante familia húngara de origen rumano. Su padre, Elek Nopcsa, era miembro del parlamento húngaro. En aquel entonces el territorio formaba parte de la monarquía dual o Imperio Austro-Húngaro. En 1895, la hermana pequeña de Ferenc, Ilona, descubrió en el río un gran cráneo de dinosaurio gravemente dañado cerca de la finca familiar situada en Sântămăria-Orlea. Compartió el hallazgo con el geólogo austríaco Eudard Suess, quién le animó a tomar estudios científicos y estudiar los huesos. Despertó un gran interés en la ciencia y siguiendo su consejo, Ferenc empezó a estudiar Geología en la Universidad de Viena en 1897. El joven Ferenc brilló rápidamente, con 22 años ya impartía clases, incluso dió una conferencia en la Academia Imperial de Ciencias de Viena sobre los fósiles de dinosaurios en Transilvania (1897). En 1903 completó su doctorado en Geología con un estudio centrado en mapear geológicamente la finca familiar. Además de húngaro, su lengua nativa, hablaba rumano, alemán, francés e inglés. Crítico con las autoridades científicas del momento, decidió dedicarse a la paleontología por su cuenta, y empezó a buscar fósiles en el sur de los Balcanes.

Esqueleto de Pholacantus Phoxii. Boceto de Franz Nopcsa, 1905.

AVENTURAS EN ALBANIA

La primera expedición se dirigió a Albania. Poco después contrató como secretario al joven albanés de 18 años Bayazid Elmaz Doda, con quién empezó una estrecha relación que fue más allá de la amistad. Doda se convertiría en su gran compañero de aventuras y pasarían el resto de sus vidas juntos. Franz Nopcsa se mostraba como un elegante aristócrata con capa de terciopelo negro y no hacía ningún esfuerzo aparente por ocultar su homosexualidad. Esto solo fue tolerado por su posición social.

Entre 1907 y 1912 visitó toda la región de los Balcanes, una peligrosa región donde la fuerza dominante, el Imperio Otomano, iba reculando progresivamente. Recorrió Albania, Bosnia, Kosovo, Serbia, Montenegro y Macedonia. Se dedicó por completo al estudio de Albania, mapeando el país, viajando por las remotas montañas del norte, donde se codeó con las tribus albanesas que mantenían una vida guerrillera y a los que admiraba por su código de honor; aprendió la lengua y los costumbres locales. Nopcsa arengó a las tribus albanesas a alzarse contra los turcos pronunciando apasionados discursos, y participó en el contrabando de armas. Se movía por las montañas como un guerrillero más. En esta guerra de guerrillas, los albaneses consiguieron expulsaron a los otomanos en 1912, pero pronto empezaron nuevos conflictos entre los clanes dominantes.

Los Hombres de Blinisht en el distrito de Lezha. Guerrilleros albaneses con Franz Nopcsa. http://www.albanianphotography.net/nopcsa/

En cierto momento pasó a actuar como agente secreto austríaco, y muchas de sus investigaciones llegaron a manos de la inteligencia austríaca. En una Europa hecha un polvorín, los sueños de Ferenc iban más allá: no solo quería liberar Albania de manos otomanas y dejarlo bajo protección austríaca. Quería ocupar una posición preeminente en la nueva organización del país: reinar. Franz Nopcsa mostró su arrogancia y seguridad en si mismo al llegar a teorizar: «Una vez que fuera un monarca europeo reinante, no tendría ninguna dificultad para obtener los fondos adicionales necesarios casándome con una rica heredera estadounidense que aspiraba a la realeza, un paso que en otras circunstancias me habría resistido a dar».

Las autoridades austríacas se plantearon seriamente la opción de Franz Nopcsa, pero finalmente escogieron al príncipe alemán Wilhelm Wied. Tras la decepción, dijo a su colega, el paleontólogo Arthur Smith Woodward «Mi Albania está muerta«.

Príncipe Wied y dignatarios en Durrës en un cortejo fúnebre detrás del ataúd del Coronel Thomson. 16 de junio de 1914. Fotografía de Franz Nopcsa.
http://www.albanianphotography.net/DMM/

Estalló la Gran Guerra y Albania cayó rápidamente bajo la influencia italiana (Norte) y griega (Sur), por lo que el control austríaco del país fue efímero. De todas formas, Nopcsa continuó recopilando información para el gobierno austríaco moviéndose entre Albania y Rumanía.

Ferenc Nopcsa vestido como guerrillero albanés

Tras la ocupación rumana de Transilvania, Nopcsa huyó a Budapest. Al poco se declaró la República Soviética Húngara (1919). Nopcsa quiso escapar pero no tenía pasaporte, y por lo tanto ninguna opción de salida. Entonces ideó un arriesgado plan. Secuestrar un avión. Disponía de un antiguo documento del Ministerio de la guerra en el que falsificó la firma del Comisario del Pueblo, y alegó que tenía que ir a Sopron en nombre de los comunistas. Cogió su equipaje con el material de su nuevo libro y un revólver. Tras llegar al aeropuerto de Mátyásföld, le mostró el documento al comandante y partieron con un avión biplaza hacia Viena. A punta de pistola. Es considerado el primer secuestro aéreo del mundo.

APORTACIONES CIENTÍFICAS

Tanystropheus (entonces “ Tribelesodon ”) 
longobardicus, un pterosaurio de cola larga. Franz Nopcsa, 1923.

Franz Nopcsa demostró ser un científico creativo, con una visión amplia y adelantada. Se mostró generoso con sus colegas de estudio, al que no dudó pasar los resultados de sus investigaciones. Nopcsa destacó por su novedosas teorías. En 1912 presentó la idea de que los dinosaurios centroeuropeos, de pequeño tamaño, eran una clara manifestación de enanismo insular (la teoría de que los animales que han vivido durante largo tiempo en islas son de menor tamaño que los del continente). La propuesta recibió un reconocimiento general. También reinvindicó el dimorfismo sexual entre los dinosaurios, la disfunción pituitaria como una causa de la gigantismo de los dinosaurios y también de su extinción; además apuntó la relación entre dinosaurios y pre-pájaros (preavis), hecho que se corroboraría décadas después con nuevos hallazgos clave. Sus estudios conectaban la paleontología con la biología, Nopcsa quería entender a los dinosaurios como organismos vivos. Sus trabajos contribuyeron al campo de la paleobiología, disciplina de la cuál se le considera uno de los fundadores. Describió un total de 25 géneros de reptiles, destacando cinco nuevos dinosaurios, como el Telmatosaurus Transsylvanicus (1899), un pequeño hadrosáurido, el Zalmoxes Robustus (1899), un rabdodóntido del Cretácico, y el Magyarosaurus Dacus (1915), un pequeño saurópodo de una tonelada. También nombraría a una especie de tortuga antigua en honor a Doda : Kallakobotion bajazidi (Bazid hermosa y redonda, en referencia al trasero de Doda).

Telmataurus, uno de los dinosaruios descubiertos por Nopcsa. Ilustración de Debivort
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Telmatosaurus_sketch_v2.jpg

Sus aportes científicos también destacaron en el campo de la geología, con los estudios de la estructura tectónica de los Balcanes (respaldando la teoría de la deriva continental de Alfred Wegener)

Sus estudios sobre la cultura, geografía y etnología de Albania fueron muy relevantes, descubriendo a las instituciones académicas un país poco conocido y casi inexplorado. Publicó cuatro monografías albanesas antes de la guerra y dos trabajos más en la posguerra, entre los que destaca Geografía y geología del norte de Albania. Muchos años más tarde se publicaron sus diarios de viaje.

Grupo de hombres albaneses. Fotografía de Franz Nopcsa
http://www.albanianphotography.net/nopcsa/

CAÍDA

Retrato de Ferenc-Nopcsa

En los años veinte, todo la atención paleontológica se centra en América del Norte, y la fama de Nopcsa decae. Empieza a tener dificultades financieras, pues pierde la propiedad de sus fincas familiares. En medio de un estado depresivo, es nombrado director del Real Museo Geológico Húngaro (1925). Pero no es muy bien acogido y se aburre del trabajo sedentario; pronto vuelve a viajar por Europa en motocicleta junto a su amante recogiendo nuevos fósiles. Finalmente se traslada a Viena. Allí pasa aún más dificultades económicas y tiene que vender su colección de fósiles al Museo de Historia Natural de Londres para sobrevivir. Su salud había emperado seriamente los últimos años. En una profunda depresión y sumindo en la pobreza, el 25 de marzo de 1933 hechó somnífero al té de su compañero y lo mató a tiros. Luego se suicidó. En una nota de suicidio, afirmó haber matado a su colega «porque no quería dejarlo enfermo, en la miseria y sin un centavo, habría sufrido demasiado»

Nopcsa y Doda en 1931.

El Barón Franz Nopcsa dejó un legado científico extraordinario con más de 180 obras publicadas. Muchas de sus teorías fueron reconocidas y completadas a posteriori.

Fue unos de los mayores expertos en albanología de su época. A principios del siglo XX, Albania, era un país muy desconocido por los círculos occidentales. De estructura casi feudal, organizado en tribus y clanes y dividido entre un norte cristiano y un sur musulmán, vivía un intenso periodo de agitación política y militar durante las largas estancias de Nopcsa. Altivo y de carácter complejo (se ha especulado con la sociopatía y la bipolaridad), tuvo un escaso respaldo a sus proyectos. Para llegar al éxito, Nopcsa se aferró a su innato espíritu aventurero y a un trabajo de campo brillante, y especialmente al soporte y confianza del amigo de su vida, Bajazid Elmaz Doda.

CONSULTAS

https://www.smithsonianmag.com/history/history-forgot-rogue-aristocrat-discovered-dinosaurs-died-penniless-180959504/

http://xoccam.blogspot.com/2011/09/el-paleontologo-que-seria-rey.html

https://www.mundoprehistorico.com/portfolio/franz-baron-nopcsa/

EL GRAN BÓLGAR, LOS ORÍGENES DE LA RUSIA MUSULMANA

Volga Bulgaria fue uno de los estados musulmanes más septentrionales que han existido. El reino feudal de Bolgar, formado de la unión de tribus búlgaras asentadas en el curso medio del río Volga, vivió una longeva prosperidad (siglos X-XIII), convertido en un punto clave de la ruta de la Seda y en una entidad comercial muy relevante en las relaciones euroasiáticas medievales.

LA FUNDACIÓN

Los antiguos proto-búlgaros, un grupo de tribus de origen turco asentadas en el Mar Negro había formado un gran reino llamado la Gran Bulgaria o Patria Onoguria hacia el año 650, fruto de la unión de Onogures y Kutrigures (hunos). Esta gran confederación de tribus búlgaras fue fundada por el onogur Kubrat. Cuando Kubrat murió, uno de sus hijos, Kotrag (de los Kutrigures), migró y difundió el poder búlgaro en la región del Volga (siglos VII-VIII).

Migraciones de los Búlgaros desde su patria original, en el Cáucaso norte
Estatua del caudillo Kotrag, fundador de los búlgaros del Volga

Pero muy pronto los búlgaros quedaron bajo el control del poderoso imperio de los jázaros, que durante tres siglos dominaría la región. Cuando el poder de este khanato declinó, algunas tribus búlgaras se movilizaron emigrando hacia el oeste, asentándose a lo largo del río Danubio (la actual Bulgaria). Por otra parte, el debilitamiento jázaro propició una mayor autonomía a los búlgaros que habían permanecido en la estepa euroasiática. A fines del siglo IX, estos establecieron su capital en la ciudad de Bolgar. La población túrquica se mezcló con la autóctona, formada por poblaciones ugrofinesas, pueblos turcos como los bashkires, y de forma minoritaria, eslavos.

El tengrianismo inicial fue sustituido durante el reinado de Almis; este se interesó por el Islam y envió embajadores solicitando instrucción religiosa. En el año 922 se convirtió al Islam y firmó un pacto con el califato abasí, una forma de posicionarse en contra de sus antiguos amos y enemigos judíos, los jázaros, que aún trataban de dominar las tribus búlgaras. Eruditos musulmanes, como el embajador y gran viajero Ibn Faldan llegaron a tierras del Volga. Empezó la construcción de una mezquita en Bolgar. No todo el país se islamizó, el viajero árabe cuenta que entre el sur del Volga y el río Sviyaga permanecieron los paganos suvar, embrión de la futura nación chuvash. Con la destrucción total del estado jázaro por parte de Sviatoslav I del Rus de Kiev, los búlgaros del Volga consiguieron su independencia, unificándose en un estado ubicado a las orillas del río Kama. Nacía la Bulgaria del Volga.

La llegada del embajador del califa a tierras búlgaras.
https://rezansky.com/volga-bulgaria/

UN REINO PRÓSPERO

Anillo de plata de Volga Bulgaria (siglo XII).
Enciclopedia Tatarica

El estado feudal bu´lgaro se mantuvo estable y su poder y riquezas crecieron rápidamente. Estaba gobernado por un emir (antiguamente llamado iltabar). Los ciudadanos pagaban impuestos también entregando caballos y ganado. Su territorio, de considerable tamaño, era delimitado al norte por la orilla derecha del río Kama y el río Svyzhansk a la izquierda. Durante su apogeo, la frontera norte se expandió hasta el río Kazan y la del sur, hasta los Urales. La base de la economía era la agricultura, y el comercio interior y exterior. Se cultivaban todo tipo de cereales, especialmente trigo y cebada. La ganadería era importante destacando la crianza de vacas, caballos, ovejas y cabras. La metalurgia fue notable, así como la alfarería y la artesanía.

Su trabajo con joyas preciosas fue muy valorado por sus vecinos. Se acuñaron monedas de plata (Dirhams). Se comerciaba con todo tipo de bienes, desde oro, plata, seda o porcelana a maderas, pieles, miel, ámbar, caballos, armas o esclavos. Militarmente, los búlgaros podían reunir hasta 20.000 jinetes, muy diestros en la lucha a campo abierto.

Dirhams acuñados en la Antigua Bulgaria del Volga

Su capital rivalizó con las grandes ciudades del mundo musulmán. Albergaba una Gran mezquita y estaba protegida con muros de madera de roble. En 1006 firmaron un pacto comercial con el poderoso Rus de Kiev. Su posición en el curso medio del Volga les permitió controlar buena parte del comercio euroasiático del periodo. Comerciaron con los Rus, Árabes, Ávaros, pueblos de los Urales y siberianos, e incluso China. Se construyeron importantes ciudades como Bilär, al norte de Bolghar, («La Gran Ciudad», llamada así por los Rus, quizás albergaba unos 100.000 habitantes). De gran importancia comercial, se convirtió en la capital de los búlgaros hacia el siglo XI, debido a las continuas incursiones de los Rus en Bolgar. También se alzaron puestos fronterizos como Yelabuga, con una ciudadela de piedra de 400m2 con cuatro torres y una mezquita. La torre del diablo es su vestigio más conocido.

La Torre del diablo de Yelabuga

DEBILITAMIENTO

Y es que la más seria amenaza para los b´úlgaros eran los príncipes de Vladimir-Szúdal, quién continuaba saqueaba sus ciudades y se adentraba en su territorio repetidamente. Los búlgaros contraatacaron en más de una ocasión, causando un menor impacto.

Andrey Bogolyubsky (1111-1174), el azote de los búlgaros

El príncipe de Vladimir-Szúdal, Andrey Bogolyubsky, se convirtió en uno de los hombres más fuerte de toda Rusia y el autor de los más serios ataques sobre los búlgaros.

Los búlgaros se retiran ante los Rus.

Una exitosa primera campaña en 1162 acabó con la captura de la ciudad de Bryakhimov y la quema de otras tres ciudades más. Una segunda campaña en 1172, fue mal vista por los boyardos y acabó en retirada rusa. El sobrino de Andrei emprendió una tercera campaña en 1220. El estado búlgaro se debilitó frutó de las invasiones.

El Estado búlgaro y los principados de la Rus.

LA INVASIÓN MONGOL

En 1221 se firmó una tregua de seis años entre ambos contendientes. El frénetico avance del Imperio Mongol representaba una grave amenaza. Ghabdula Chelbir, competente gobernante de los búlgaros fortaleció las defensas del estado y mejoró la economía. Los mongoles, dirigidos por Jebe y el general Subotai realizaron una épica incursión hacia las tierras de los Rus derrotandolos a orillas del río Kalka (1222). Al año siguiente, El hijo de Subotai, Uran, al mando de una avanzada mongol, se adentró a tierras de los Búlgaros por su frontera sur, pero fue derrotado en la Batalla de Samara, considerada la primera derrota de importancia del Imperio Mongol. Parece que los búlgaros fingieron la retirada, y perseguidos por los mongoles, les tendieron una serie de emboscadas fatales, sufriendo estos graves pérdidas. Es probable que los mongoles llegaran muy fatigados a la región tras su dura campaña.

La conquista mongol de Bulgaria.
Armies of the Volga Bulgars & Khanate of Kazan.  Viacheslav Shpakovsky, David Nicolle. 2013. Osprey.

Fue a Búlgar a finales de 620. Cuando los habitantes de Búlgar se enteraron de que se acercaban a ellos, los emboscaron en varios lugares, salieron contra ellos (los mongoles), se encontraron con ellos y, atrayéndolos hasta que pasaron detrás del lugar de la emboscada, los atacaron por la retaguardia, de modo que ellos (los mongoles) permanecieron en el medio; su espada bebió por todos lados, muchos de ellos fueron asesinados y solo unos pocos sobrevivieron. Se dice que hubo hasta 4.000 de ellos. Fueron (desde allí) a Saksin, volviendo a su rey Genghis Khan, y la tierra de los Kipchaks fue liberada de ellos ; el que escapó de ellos volvió a su propia tierra

Ibn Al-Athir, cronista árabe

EL FINAL

En 1236 empezó la definitiva conquista mongol de la Bulgaria del Volga. Los mongoles, con 35.000 efectivos, tomaron la capital a sangre y fuego. Destruyeron muchas ciudades a orillas del Volga y asesinaron a muchos de sus habitantes. Muchos aristócratas búlgaros se pasaron al bando invasor. La resistencia local menguó rápidamente. La agricultura fue prácticamente remplazada en su totalidad por el pastoreo nómada. Desde entonces, bajo dominio mongol, los principados vasallos búlgaros formarían parte del poderoso Khanato de la Horda de Oro. Se reconstruyeron varias ciudades y prosperaron como centro comerciales y artesanales. La agricultura fue prácticamente remplazada en su totalidad por el pastoreo nómada. Posteriormente su territorio original seria muy similar al del independiente Khanato de Kazán, su auténtico sucesor (1430).

Tras quince años desde su primer contacto, la fulgurante invasión mongol de la Rus de Kiev (1236) acabó también con la existencia del estado feudal de los búlgaros del Volga. Los mongoles forjarían el Imperio terrestre más grande que ha existido, que abarcaba desde las llanuras húngaras hasta el Pacífico.

LEGADO

Un sello ruso con el escudo de armas de Volga Bulgaria (siglo XVII). El leopardo es uno de los símbolos del estado b´úlgaro, apareciendo en numerosas leyendas.

Volga Bulgaria fue uno de los estados más avanzados de la Europa Medieval. Con un destado urbanismo, artesanía y desarrollo mercantil, la arqueología ha descubierto más de 100 ciudades que podrían pertenecer a la antigua Bulgaria. Muchos artefactos, cerámica y monedas datan del periodo de los búlgaros del Volga. Se han encontrado las estructuras de restos de mezquitas, mausoleos, baños y palacios de justicia, hoy de interés para arqueólogos y misioneros. Actualmente se han incrementado los esfuerzos para estudiar y preservar este patrimonio tan desconocido, el verdadero embrión del Islam en Rusia. La República de Tartaristán, de mayoría islámica y heredera del legado búlgaro, se enorgullece de sus orígenes redescubriendo su próspero pasado.

Bolgar (Tartaristán, Rusia), patrimonio mundial de la UNESCO

HISTORIA DEL COLOSO DE RODAS

La mayor estatua de la antigüedad se mantuvo en pie en el puerto de la isla de Rodas durante un breve periodo, de poco más de cincuenta años, hasta que un terremoto la derribó. Sin embargo, sus gigantescos restos se mantuvieron en el lugar casi novecientos años. El Coloso asombró a muchos autores clásicos e inspiró a grandes figuras de la cultura y el arte.


El Coloso de Rodas fue una monumental estatua construida por el escultor Cares de Lindos en el 280 aC para conmemorar la celebración de la victoria de los rodios ante los diádocos, tras el asedio liderado por Demetrio Poliorcetes. Alzada en honor al Dios Helios, protector de la ciudad, la considerada una de las siete maravillas del Mundo Antiguo solo se mantuvo en pie durante 54 años.

El sitio de Rodas (305-304 aC) terminó en fracaso . El dinero obtenido de las armas y las propias torres abandonadas sirvieron para construir una estatua en honor al dios solar.

LA CONSTRUCCIÓN

Dedicada en honor al Dios Helios, patrón de la ciudad, estaba hecha de madera, hierro y bronce. Tenía un tamaño de 32,41 metros de altura. El encargo era difícil y costoso y se le preguntó al escultor Cares de Lindos, nativo de la isla y discípulo de Lisipo, autor del Colosal Zeus de 22 metros de altura erigido en Tarento. Los trabajos empezaron en el año 292 aC. El exterior se formaba con barras de unión de hierro y placas de latón mientras que el interior de la estatua, que se encontraba encima de un pedestal de mármol blanco de unos quince metros de altura, se iba rellenando de bloques de piedra a medida que se avanzaba en la construcción. Las armas dejadas en la isla por el antiguo ejército invasor fueron empleadas para sacar el hierro y el bronce necesarios para los reforzamientos de la estatua. Una torre de asedio sirvió como andamio para los trabajadores. Las partes más elevadas fueron construidas con la ayuda de una gran rampa. Tardó en construirse más de 12 años,

Tetradracma de plata de Rodas, con el Dios Helios y una rosa (205-190 aC).  Rodas fue de los únicos lugares donde Helios fue adorado como una deidad importante en la antigua Grecia

La estatua se encontraba en algún lugar cerca del puerto de Mandraki, pero se desconoce en exactitud su ubicación en la Polis; la teoría de que se encontraba en el puerto y que los barcos pasaban entre sus piernas, una a cada lado del puerto, y eran guiados por su antorcha, se ha puesto en duda en los últimos años, ya que técnicamente no se habría podido mantener en pie. Recientemente se ha teorizado de que el Coloso se podría haber erigido en el Acrópolis de Rodas, que se encontraba en una colina que domina la zona del puerto.

Representación del Coloso.

Su construcción tuvo un coste altísimo, mal calculado por el propio Cares de Lindos, que cayó en la bancarrota y se suicidó.

La gigantesca estatua, considerada una de las siete maravillas del mundo antiguo, tuvo una duración muy corta pues un terremoto en el 226 aC la derribó. El Coloso quedó tumbado, y aunque hubo planes de volver a alzarlo, los rodios decidieron dejarlo así pues un oráculo afirmó que se trataba de la voluntad de los dioses. Aún en el suelo, los restos de la estatua resultaban impresionantes, sus dedos eran mayores que muchas estatuas. Su majestuosidad fue relatada por muchos cronistas de la época, que viajaron a la isla solo para verlo.

La estatua permaneció 900 años así hasta que los invasores árabes capitaneados por Muawiyah I entraron en Rodas y se fueron llevando como botín de guerra las 20 toneladas restantes progresivamente (654). Su bronce y hierro fundido fueron vendidos a un rico hombre de negocios de Edessa.

Dicen que 900 camellos fueron necesarios para cargar con las piezas que formaban el Coloso

Muchos autores clásicos hablan de la maravillosa estatua, Polibio, Estrabón, Plinio el Viejo, y crónicas bizantinas posteriores, como las de Constantino VII Porfirogéneta o Filón de Bizancio.

EL COLOSO EN LA CULTURA

Desde el mundo medieval y el renacimiento, la imagen del Coloso, con la corona radiada, la gran antorcha faro y las piernas abiertas sobre la entrada del puerto de Rodas se ha generalizado y ha sido fuente de inspiración cultural y literaria.

El imaginativo Coloso de Maarten Van Heemskerck, Siglo XVI

Shakespeare menciona el Coloso en varios de sus textos, como en Julio César:

El Coloso de Rodas, de Salvador Dalí. 1954.

¿Por qué el hombre, incluye el mundo estrecho

Como un coloso, y nosotros los hombres insignificantes
caminamos debajo de sus enormes piernas y miramos
Para encontrar tumbas deshonrosas

Encontramos referencias en la pintura, como en el grabado japonés Ukiyo-e de Kunitora Utagawa, Barcos holandeses entrando al puerto de la isla de Rodas (1818) o en la obra de Salvador Dalí, que se inspiró en él para su cuadro El Coloso de Rodas (1954).

El monumento también fue protagonista del séptimo arte con la película El Coloso de Rodas de Sergio Leone (1961), o la estatua que aparece en Jasón y los Argonautas de Don Chafey (1963). El Coloso ha sido fuente de inspiración de series como Juego de Tronos, donde es representado por el Titán de Braavos.

La Estatua de la Libertad

Se ha comparado también el Coloso con la moderna Estatua de la Libertad de Nueva York, de una altura similar. La poeta Emma Lázaro dejó un soneto llamado el Nuevo Coloso para financiar la construcción de un pedestal para la Estatua de la Libertad (1883)

No como el gigante de bronce de la fama griega,
Con miembros conquistadores a horcajadas de tierra en tierra;
Aquí, en nuestras puertas del ocaso bañadas por el mar, estará
una mujer poderosa con una antorcha, cuya llama
es el relámpago aprisionado, y su nombre es
Madre de los Exiliados.

El Coloso también tiene su aparición en los cómics de Astérix, donde un Coloso es enviado por Rodas en Astérix y los Juegos Olímpicos, o en los videojuegos de trasfondo clásico, como God of War II o Age of Mithology.

HISTORIA Y LEYENDA DE LAS KUNOICHI, LAS MUJERES NINJA DEL JAPÓN SENGOKU. SEGUNDA PARTE. LA MISIÓN DE CHIYOME MOCHIZUKI.

Tras una primera parte donde vimos el contexto histórico del Japón del siglo XVI e introducimos la legendaria figura de las kunoichi, nos acercamos a la figura fundacional de este grupo de mujeres espía, y a su singular reclutamiento, entrenamiento y desempeño.

Las kunoichi, la contraparte femenina del ninja. Detrás de la imagen mitificada de los ninja de tiempos contemporáneos, los shinobi históricos tuvieron una actuación primordial como servicio de inteligencia en el Japón Ashikaga. Las mujeres también tuvieron un papel muy importante en esta red. Su finalidad era el espionaje, la obtención de información y en algunos casos, el asesinato. Si bien mantenían características comunes con los ninjas masculinos, difería en el uso de las artes de la seducción  y el uso del género como ventaja. Las kunoichi podían llegar hasta el matrimonio con tal de cumplir su misión. Utilizaban disfraces, venenos, dardos, y otras armas como el famoso abanico Tessen. Chiyome Mochizuki, del clan Koga (siglo XVI), fue la más famosa de ellas. Dicen que acogió a decenas de mujeres desamparadas para entrenarlas en el arte de la infiltración.


ORÍGENES

Lady Chiyome fue una mujer de la nobleza japonesa de Shinano, culta y distinguida, (incluso se la ha señalado como poeta), perteneciente al poderoso clan samurái de los Mochizuki. En este linaje ancestral se encontraban ninjas del clan Koga, como su ancestro Mochizuki Izumo-no-Kami. Desde 1545, los Mochizuki pasan a servir vasallaje al poderoso Clan Takeda, cada vez más fuerte en las provincias centrales de Japón. Su marido, el samurái Mochizuki Moritoki, señor del castillo de Mochizuki, fallecía en la cuarta batalla de Kawanakajima (1561), durante las inacabables guerras de Takeda Shingen, conocido como el “El tigre de Kai”, contra su archienemigo, Uesugi Kenshin.

Batalla de Kawakanajima, (1561). Hiroshige, 1845.

Se dice que fue entonces cuando Chiyome fue puesta bajo el cuidado y servicio del mismísimo Shingen, tío de su difunto marido. El señor de la guerra otorgó a Chiyome el título de regente de las doncellas del santuario. Es decir: líder de las miko o sacerdotisas sintoístas de la aldea de Netsu (actual ciudad de Tomi, Nagano).

Este nombramiento aparece mencionado en el “Nihon Miko Shi (1930)” de Taro Nakayama, Historia de los chamanes japoneses, donde se la señala como una sacerdotisa miko en los dominios de Kai y Shinano del Clan Takeda. 

Takeda Shingen. Utagawa Kuniyoshi

Las interpretaciones modernas como las de Shishei Inagaki indican que el periodo de actividad de este grupo fue relativamente corto y se pudo situar entre 1560 y 1600, en plena guerra civil para la reunificación de Japón. De esta manera esta red de espionaje pudo estar conectada con el modo de vida de las sacerdotisas errantes de religión sintoísta aruki-miko, que aún gozaban de un prestigio ancestral y tenían permiso para viajar. La viuda Chiyome buscó sus pupilas y futuras espías en lo más hondo de la sociedad feudal japonesa: huérfanas, vagabundas, prostitutas y marginadas. Todo escondido bajo la poderosa sombra del clan dirigido por el brillante estratega Takeda Shingen.

LAS ARUKI MIKO, EL ORÍGEN DE LAS KUNOICHI? LAS PISTAS TRAZAN UNA VINCULACIÓN ENTRE LAS INFORMANTES FEMENINAS KUNOICHI Y LAS CHAMANES ERRANTES DEL JAPÓN DEL SIGLO XVI. Las raíces de estas mujeres espía podrían encontrarse en el sintoísmo, una religión animista basada en el culto a los Kami, espíritus sobrenaturales de la naturaleza y sus representantes, las sacerdotisas Miko. Estas mujeres eran videntes que se comunicaban con el mundo de los muertos. La adivinación era una de sus principales actividades, pero no la única: acompañaban a los familiares en las celebraciones religiosas, realizaban distintos rituales sagrados y practicaban danzas ceremoniales. Las miko eran siempre mujeres jóvenes y solteras dedicadas a una vida espiritual. En los tiempos del Japón Nara (710-794) y Heian (794-1185) gozaban de una gran autoridad y prestigio; a partir de la era Kamakura (1185-1333), un periodo militarista y donde se iba imponiendo cada vez más una sociedad patriarcal, empezaron a ser controladas y aisladas. Muchos de sus templos fueron cerrados y cayeron en la mendicidad, vagando de un lado a otro, naciendo la figura de la doncella del santuario andante o aruki miko, a menudo ejerciendo actividades como la prostitución. Sin embargo, estas miko errantes aún gozaban de cierto prestigio y tenían la capacidad singular de poder viajar por todo el país sin restricción alguna; su posición era única para recopilar información, tal y como apunta recientemente el investigador japonés Yoshimi Ishikawa (La imagen real de Netsu no Sato Nono, la sacerdotisa andante de Shinano, Green Art Publishing). En este contexto, su autonomía pudo ser captada por los señores de la guerra, como Takeda Shingen, para involucrarlas en su red de espionaje.

Tumbas de las doncellas errantes o aruki-miko, en Netsu, Nagano

“Las chamanes no tienen fronteras, pueden entrar y salir libremente de cualquier parte del país, cantan y bailan de una región a otra”

Miko en un templo sintoísta

LA SELECCIÓN Y ENTRENAMIENTO

Realizar una función secreta y subterránea en una sociedad donde la mujer estaba completamente supeditada al hombre en todos los sentidos son aspectos que dificultan aún más esclarecer la realidad de las kunoichi.

En el propio Bansenshukai se advierte sobre la dificultad de seleccionar a una “hembra” como pieza clave de la estrategia de infiltración, describiéndolas peyorativamente como:

En general las kunoichi tienen una mente retorcida e inferior, una inteligencia superficial y una habla pobre.”

“Sólo se seleccionará a una mujer como último recurso. Será necesario una minuciosa observación previa, que asegure que esta pueda ser debidamente instruida y comprometida mediante juramento estricto”

Como se escogió para una misión secreta a unas mujeres de las que se denigraba y desconfiaba desde un principio? En una tierra devastada por las guerras y la pobreza, pocas salidas habían para la gente más humilde.

Bailarina de Kagura. Suzuki Harunobu, 1766.

Yoshimi Ishikawa indica que hay un crecimiento inusual de mujeres en el santuario de Netsu revisando el registro familiar del ritual sintoísta local. Durante el período de los Reinos Combatientes, se produjo una gran cantidad de huérfanos. Niños y niñas abandonados o perdidos que vagaban por los caminos. Así, se les ofrecía la oportunidad, a niñas de entre 6 y 10 años, de familia muy pobre, de convertirse en doncellas del santuario y recibir la formación religiosa propia de las miko. Estas jóvenes, vestidas como doncellas errantes, podían visitar libremente las aldeas, practicaban sus rituales chamánicos y adivinatorios y recopilaban información. Regresando a Mochizuki; que características debían tener estas jóvenes para ser reclutadas? Se da por entendido que era esencial que sus alumnas fueran mujeres de gran belleza y delicadeza, con capacidad para desprender empatía y confianza. La psicología era fundamental en su misión: por esta razón se las preparaba para la actuación, la seducción y el engaño.  Aprendían las artes femeninas ninja, muy diferentes a los ninjas masculinos. Las kunoichi eran maestras del disfraz, pues tomaban un rol con el que acercarse a su objetivo,: entre sus papeles principales se encontraban los de sacerdotisa, sirvienta o cortesana. La música, la danza (kagura) o el canto, eran también imprescindibles ya que habitualmente tomaban el papel de geishas o concubinas. Habilidades que muy probablemente dominaba una mujer culta y de alta cuna como Chiyome.

Las mujeres ninja también estaban entrenadas en farmacología y el uso de venenos (yagen). Debían tener amplios conocimientos sobre el empleo de minerales, plantas o vísceras de animales para sus propósitos. En menor medida y de un modo mucho más básico que su contraparte masculina, las kunoichi podían tener instrucción en ninjutsu, el arte marcial de los ninjas, incluyendo taijutsu (defensa personal) y el uso de algunas armas (bojutsu, tantojutsu), pero esto no era obligatorio. Yoshimi Ishikawa concluye que más allá del imaginario ficticio moderno que muestra todo tipos de técnicas de dominio de las kunoichi, encuentra que todas estas habilidades podrían tener sus raíces en el hecho de que en el santuario de Netsu también se practicaba el Yamabushi, el arte de los ascetas místicos y guerreros que conocían las técnicas del ninjutsu. Un conocimiento en artes marciales que por necesidad tendrían que haber aprendido las doncellas, que se verían obligadas a defender el santuario (por ejemplo para resistir el ataque de los bandidos), en un momento donde reinaba el peligro, la inseguridad y la miseria.

En definitiva, hay paralelismos entre los conocimientos espirituales, mágicos y de adivinación de los monjes yamabushi con el de las chamanes sintoístas miko; lo mismo sucede con las habilidades marciales y de autoprotección. Ambas figuras, mantenían un estilo de vida similar; habían perdido su prestigio social pero mantenían el poder espiritual: su presencia despertaba en los lugareños expectativa y temor a partes iguales, y no solían quedarse durante mucho tiempo en un mismo sitio: deambulando por los caminos de Japón central, en el área controlada por el Clan Takeda, en especial la región de Shinano y la mencionada aldea de Netsu.

Templo Shinto

«Las dificultades financieras plagaron los santuarios y templos; en consecuencia, sacerdotes, monjas, adivinos y chamanes se encontraron sin hogar y también lucharon por sobrevivir por medios independientes a lo largo del Tokaido” (Kuly, Lisa.“Locating trascendence in Japanese Minzoku Geino: Yamabushi and Miko Kagura, “Ethnologies, 2003)

Por otra parte, es bastante probable la posibilidad de que existiera un código secreto dentro del ninjutsu tal y como se desprende de los manuales ninja BansenshukaiShoninki, un lenguaje que permitía a las kunoichi comunicarse con sus superiores o vigilantes externos. Un ejemplo de ello, podría ser dejar algún tipo de señal en la ventana de la habitación del señor para que este fuera fácilmente localizado por sus enemigos. Las kunoichi trabajaban solas, pero como hemos visto en el Bansenshukai, siempre estaban en colaboración con otro ninja masculino. Su rol estaba subordinado a él y se tarea esencial era facilitarle al máximo el cumplimiento de la misión. Este mismo hombre u otro espías podían vigilar la actuación de la kunoichi tal vez para evitar que esta perdiera la noción de la misión y acabara acomodándose en la nueva casa. La desconfianza siempre era existente tal y como se desprende del Bansenshukai, Recordando que por muy bien seleccionadas que estuvieran, por juramentos que juraran, no dejaban de ser sólo “hembras”.

FUNCIONES Y DESEMPEÑO

La principal función de estas mujeres era la obtención de información de los enemigos de su amo, con una paciente y silenciosa labor de espionaje.

¿Donde eran destinadas las kunoichi? Principalmente en las villas y hogares de los señores enemigos a los que debían espiar: casas feudales y castillos. También recorrían casas de té, ferias ambulantes o reuniones militares, lugares idóneos para la obtención de noticias relevantes. En el Bansenshukai se señala la Kunoichi como un elemento muy útil en los casos más complicados:  para conocer exactamente donde duerme el enemigo o en grandes castillos o mansiones muy bien defendidas

“La técnica de enviar agentes femeninas kunoichi de antemano es útil cuando el enemigo es de alto rango y se desconoce su cuartel o si tiene varios guardias de seguridad y parece difícil matarlo solo con in-nin (ninja masculino).   

El primer paso para infiltrarse era ejercer un rol con autonomía y atracción suficiente como para ser aceptada en el hogar del objetivo sin levantar sospechas, ya que un error podía ser fatal. Por este motivo muchas kunoichi se hacían pasar por cortesanas o sirvientas porque sabían de las posibilidades que podían tener. Era esencial ganarse la confianza de los habitantes de la casa, criados y señores. Conocer sus secretos y costumbres, mostrar sus habilidades artísticas, escuchar conversaciones y memorizar los espacios del hogar, siempre con una actitud de discreción. Con el tiempo esto permitía obtener información que podía ser de interés. Disponer de una kunoichi en la residencia del enemigo representaba una ventaja y oportunidad de dar un paso más.

Danzas y música en el palacio del Daimyo. Suzuki Harunobu

Su presencia anticipada funcionaba como un caballo de Troya. Tras ganarse las simpatías de todos los miembros de la casa, la espía encontraba la excusa para introducir en el hogar una caja o cofre de madera, casi intocable por los vigilantes por pertenecer a la intimidad femenina o ser una reliquia de la casa: un kimono para la señora de la casa podía ser una baza perfecta. Este cofre efectivamente contenía esa prenda, pero debajo de un falso fondo se escondía un ninja o asesino. Esta técnica secreta se denominaba kakuremino no jutsu (técnica del manto de invisibilidad) y es descrita en el manual del Bansenshukai. Una acción tan inocente como arriesgada que precisaba de una confianza absoluta dentro del entorno. En el manual ninja también se menciona otra variante, en la que la kunoichi abre las puertas de la casa de noche al asesino, y bajo su guía, indica donde duerme el enemigo. Una vez dentro, el ninja podía esconderse y esperar el momento de cometer su acción, contando siempre con la complicidad de la kunoichi.

Shinobi atacando a un noble

Es poco probable que el asesinato fuera asignado a estas mujeres espías. Sin embargo, tampoco es descartable, pudiendo utilizar estas sus pequeñas armas ocultas cuando la víctima, quizás seducida en sus aposentos, se encontraba vulnerable. En ningún caso las kunoichi lucharon en batallas del Japón feudal, tal y como se representan en la actualidad. Esta imagen ha sido recreada e imaginada de forma posterior.

Abanico Tessen

LAS ARMAS DE LAS KUNOICHI: OCULTAS Y LETALES. Las pequeñas armas de las kunoichi tenían que quedar perfectamente escondidas bajo sus atuendos. Entre las más habituales se encontraban las nekote o garras de gato, un arma que consistía en fuertes uñas de hierro que estaban sujetas a bandas de cuero colocadas en los dedos y que parecían garras. Las puntas de estas garras podían contener veneno. Otro elemento característico es el kakute o anillo, hecho de metal o madera templada, que disponía de una púa sumergida en veneno con la que clavarse al cuello del enemigo. Era un arma muy eficaz y que dejaba pocas evidencias. También era conocido el uso del abanico Tessen, un abanico de guerra con afiladas cuchillas de metal. Las ninja también podían esconder pequeñas cerbatanas, dardos, agujas, dagas o shuriken, las famosas estrellas de metal con púas, en los abalorios de su pelo, o en los interiores de su kimono. Complementos habituales podían convertirse en armas impensables. Los zapatos de madera podían servir para fracturar huesos o el cinturón del kimono para estrangular sus víctimas. Era básico el manejo de venenos y pociones, que podían llevar escondidos o incrustados en sus garras o anillos, así como de polvos cegadores en caso de peligro. Un momento de distracción era la ocasión perfecta para envenenar el vaso de alcohol del enemigo.

La misión de las kunoichi, incluía estar dispuestas a todo para ganarse la confianza necesaria. Seducción, sensualidad y entrega, unos elementos ya presentes en la vida errante de la chamanes y prostitutas aruki-miko y por el que habían sido entrenadas por la viuda Chiyome: el rendimiento sexual podía ser necesario para cumplir la misión o por simplemente precisar donde dormía el objetivo.

Si toma medidas como colocar una kunoichi o algo así en posición de antemano, entonces es improbable que no sepa donde esta durmiendo el enemigo (Bansenshukai) : En el Bansenshukai se remarca “La gente común se entrega fácilmente a la lujuria o la codicia”. De todas las personas, los hombres de alto rango tienden a revolcarse en el deseo sexual, por lo que este arte de la agente femenina kunoichi es una de las tácticas más efectivas de todas las artes del yo-jutsu

Partiendo de la obra de Inagaki y otros autores posteriores, se especula que la cosa podía incluso llegar al matrimonio y a tener hijos con el enemigo para conseguir sus objetivos. Su código de honor era tan extremo que podían asesinar a los hijos de su matrimonio si el peligro de captura o derrota era latente. Estas mujeres sin lugar en la sociedad, sabían que la muerte estaba cerca tarde o temprano y estaban mentalizadas de ello, por lo que aceptaban este tipo de misiones de alto riesgo. Por otro lado, parece más plausible una vida seminómada similar a la de las aruki-miko, por lo que las kunoichi, tras completar sus misiones podían regresar al santuario para informar a su mentora Chiyome Mochizuki y sus superiores.

Boda de un daimyo. Autor desconocido, 1910

LA MISIÓN. Una preciosa niña huérfana de no más de 10 años se encuentra en los caminos de Netsu con un séquito de mujeres encabezados por una dama y sacerdotisa de alta cuna, la cual le propone unirse a ella y a su grupo. Abandona a sus hermanos y la miseria del campo, lo único que conoce. Se le ofrece comida, hogar y una amplia educación en distintos ámbitos. A cambio se le pide que jure completa lealtad a su nueva comunidad, y cumplir unos objetivos por los que tiene que estar dispuesta a morir. Aprende a ser la perfecta sirvienta de la alta sociedad, a como seducir y tratar al señor del Castillo, a dominar las artes, el servicio, el sexo, y las artes del asesinato. Aprende a establecer relaciones con todos los miembros del Castillo, a ser lo suficientemente invisible para no ser motivo de preocupación y convertirse en confidente y persona de total confianza. La grácil y hermosa sirvienta agrada a la señora de la casa.  Después de ser invitada a desayunar por esta, consigue averiguar información valiosa: intimidades y costumbres sobre su esposo; el noble samurái a eliminar. Una noche, el señor del Castillo hace llamar a su nueva sirvienta favorita para que le acompañe durante la noche. La joven empieza a desatar sus artes de seducción. Para suavizar el ambiente, toca el arpa.  Durante el clímax del coito se agarra fuerte a la espalda de su amante, y le desgarra la piel con el nekote, unas pequeñas garras casi imperceptibles que lleva incrustadas en las uñas y que contienen un veneno. El señor ha quedado exhausto y no se encuentra demasiado bien, su cuerpo está paralizado. En este momento la mujer hace señales al exterior con la luz de una vela. Es el momento. Abre la ventana, cosa que permite el acceso a dos hombres que terminan rápidamente con la vida del señor con su ninjato (espada ninja). Los tres huyen sigilosamente por la ventana. La misión ha sido un éxito.

Esta escena ficticia podría resumir la misión por la que se ha preparado la kunoichi durante toda su vida. A los elementos propios de las agentes femeninas mencionadas en el Bansenshukai (infiltración, seducción, espionaje y apoyo en el asesinato) se han añadido las interpretaciones contemporáneas de las kunoichi (peligrosas asesinas que emplean venenos y armas especiales..) así como los indicios históricos que las vinculan con las comunidades religiosas sintoístas.

Chiyome, con un rango de ninja superior (Jonin), consiguió reclutar unas 200-300 mujeres, formadas y enviadas por todo el país. Esto dio una gran ventaja al clan Takeda. Chiyome Mochizuki, al igual que su amo Takeda Shingen, parece desaparecer de la historia hacia 1573, mientras se estaba preparando la lucha contra Oda Nobunaga. Inagaki y otros autores contemporáneos autores han señalado que el grupo de las kunoichi siguió vigente con nuevas líderes.

Castillo de Matsumoto en Nagano, alzado donde se encontraba el antiguo castillo de Fukashi. Takeda Shingen ganó su control en 1550 tras expulsar al daimyo Ogasawawa Nagatoki convirtiéndolo en su cuartel general.

EL DEBATE ENTORNO A CHIYOME

El primer libro donde aparece Chiyome es el “Nihon Miko Shi” (1930), Historia de los chamanes japoneses, donde se la señala como una sacerdotisa miko en los dominios de Kai y Shimano del Clan Takeda. Esta mismo título es descrito de forma más amplia por Akira Fukuda en 1984.  En 1971 se hizo la primera mención a su disposición como kunoichi a través del escritor e investigador Shisei Inagaki, aunque poco tiempo después esta teoría fue rebatida por el profesor universitario especialista en el periodo Edo Katsuya Yoshimaru.  Mochizuki y sus pupilas aparecen de nuevo en 1991 en la publicación History Reader, dentro de los miembros de los clanes ninja históricos. En definitiva, la posibilidad de que Chiyome Mochizuki se desempeñara como líder ninja se basa en interpretaciones y especulaciones que aún permanecen frágiles. Por otro lado, el hallazgo de un pergamino sobre una misteriosa mujer a la que se designa líder de un clan ninja, podría estar detrás de la historia de Chiyome. Y es que  Umemura Sawano, miembro del clan Takeda, se dice que fue fundadora de una escuela de ninjas. Sirvió al daimio del Clan Matsushiro. El historiador y autor de Ninjutsu, Nakajima Atsumi, afirma en su libro «Ninja no Heiho, Sandai Hidensho o yomu» que una mujer llamada Umemura Sawano es mencionada como la fundadora de una escuela de Koga ninjutsu en el manuscrito secreto del ninjutsu de 1827 titulado » 窃奸秘伝 書» (El libro secreto sobre el sigilo y la astucia), un libro de ninjutsu entregado en el clan Matsushiro en el linaje de Takeda Shingen.

Izumo No Okuni

No hay ninguna otra mujer conocida que ejerciera como kunoichi, sin embargo se especula que otras mujeres famosas del periodo podrían haber formado parte de esta red de espionaje femenino. Una candidata es la singular Izumo No Okuni (1578-1613), una miko del Gran Santuario de Izumo que viajó por todo el país, realizando rituales animistas y danzas ceremoniales. Mujer de gran belleza dotada de habilidades para la actuación, se rodeó de un séquito de damas de compañía, ofreciendo bailes y actuaciones teatrales ambulantes por muchas regiones. Okuni fue la fundadora del popular teatro japonés kabuki (1603), convirtiéndose en una figura muy conocida. Con unos orígenes inciertos que la relacionan con la prostitución, viajó por lugares y escenas vinculadas a los clanes ninja: hasta que Izumo no Okuni se hizo famosa por su estilo Kabuki de baile y canto, algunos historiadores creen que es posible que viviera como uno de estos tipos de doncellas espías itinerantes del santuario, reuniendo información valiosa para poderosos señores.

CONTINUARÁ..

La imagen moderna de las kunoichi

PARA SABER MÁS

Shiba, Ryotaro (2015). El Castillo de los Búhos. Madrid: Quaterni

Yasutake, Fujibayashi (2014). Bansenshukai. El espíritu de los ninja. Barcelona:  Editorial Kairós.

Yoda, Hiroko, Alt, Matt; Kondo, Yutaka (Ilustr.) (2018). NINJA ATTACK!. Guía ilustrada de Samuráis, Asesinos y Forajidos de Japón. Madrid: Quaterni

ORIENTE EN JUEGO DE TRONOS. INFLUENCIAS Y ELEMENTOS HISTÓRICOS DEL MUNDO REAL.

Las novelas fantásticas de Canción de Fuego y Hielo de George R.R. Martin y su representación en televisión, Juego de Tronos, presentan un mundo de fantasía de múltiples inspiraciones y referencias históricas y literarias, que nos permite viajar desde la Antigua Roma a la Inglaterra Medieval, a la época de las Cruzadas, o a la Italia renacentista.

La Guerra de las Dos Rosas, que enfrentó a las casas inglesas de los York y los Lancaster (1455-1483), y que tiene sus equivalentes en la serie en la casa Stark y la casa Lannister, es el principal referente histórico en el que se basa la obra. Juego de Tronos está profundamente inspirado en la Edad Media Europea. Sus cortes, sus aires caballerescos, las intrigas de poder o las justas. Poniente es una representación de la Inglaterra medieval y la norteña Casa Stark y su capital Invernalia tienen claras influencias de la historia escocesa.

Sin embargo, la amplitud del mundo de Juego de Tronos va mucho más allá. Aunque con menor protagonismo, hay claros elementos en el continente de Essos, e incluso en el propio Poniente, que nos transportan a las culturas y tradiciones de Oriente, desde Mesopotamia a China.

En este tapiz de Juego de tronos se representa la batalla de Botines de Guerra, con Daenerys liderando a los dothraki a lomos de su dragón.

Un acercamiento a la influencias y referencias históricas de Oriente en Juego de Tronos.

ESSOS: ESSENCIA ORIENTAL.

El gran continente al este de Poniente tiene muchos elementos que nos recuerdan diferentes culturas asiáticas. Sus paisajes, sus gentes, su arquitectura. La mención del Mar de Jade al este del continente es una clara alusión a China, y el Mar Dothraki es una referencia a la gran estepa asiática, en el viven las tribus nómadas de los dothrakis. El continente de Essos estaba dominado antiguamente por el Imperio de Ghis o Ghiscari, que contaba con un poderoso ejército y un rico comercio; con el tiempo fue derrotado por otro gran Imperio, el Imperio Valyrio, que lo superó militarmente y tecnológicamente (fuego valyrio). Este conflicto resuelto tras cinco guerras, nos recuerda las guerras púnicas. Por esta razón Ghiscari, nos puede recordar la historia del Imperio Cartaginés, aunque por su antigüedad también podría inspirarse en el Antiguo Egipto o Persia. Por otro lado, Valyria equivaldría a la antigua Roma. La Bahía de los Esclavos, heredera del pasado Ghiscari, tiene aires africanos y de Oriente Medio, las ciudades esclavistas de Astapor, Yunkai o Meereen, podrían recordar las ricas ciudades dedicadas al trafico de esclavos, en el Norte o el Cuerno de África, así como a la Costa Arábiga. Meereen tiene grandes ziggurats, recordando el Antiguo Egipto y Mesopotamia.

Palacio de Daenerys, con un estilo arquitéctonico que recuerda el Antiguo Egipto

La ciudad portuaria de Qarth, la mayor ciudad jamás construida, protegida por enormes muros y rico centro comercial, tiene reminiscencias en las grandes ciudades históricas de Oriente. Podría representar a la milenaria Constantinopla, pero también a Babilonia, Bagdad o Cartago (su nombre recuerda a Qart Hadasht).

Las majestuosas puertas de Qarth

Un estilo muy diferente que las costeras Ciudades Libres, Pentos o Braavos (que alberga el gran Titán de Braavos, inspirado en el Coloso de Rodas), situadas en el extremo oeste del continente y que recuerdan claramente las ciudades estado italianas como Venecia. En el extremo opuesto, muy al este de la Bahía de los Esclavos, se encuentra El Imperio Dorado de Yi Ti, apenas mencionado en los libros o la serie. Lo poco que sabemos es que se trata de una civilización muy rica y de rasgos muy diferentes a la gente de la Bahía. Este Imperio representaría a la civilización china, una idea que fue confirmada por el propio Martin.

El Mundo de Juego de Tronos. Si Westeros recuerda mucho, incluso geográficamente, a Gran Bretaña, y podría simbolizar la Europa de los reinos medievales; por su parte el gran continente de Essos se inspira en Asia. Shotoryos, al sur, podría representar África.

EL MURO

El principal referente histórico de El Muro defendido por la Guardia de la Noche, la construcción que separa el mundo civilizado de los salvajes y lo desconocido, es claramente el Muro de Adriano, construido en el 122 por el emperador romano Adriano, para protegerse de los bárbaros y pictos situados al norte (Caledonia, Escocia). El propio Martín confesó haberse inspirado en este muro al que una vez visitó en Escocia. Indirectamente se podrían añadir, más paralelismos con dos de los grandes muros de la Historia, que separaban grandes imperios y civilizaciones con la llamada «barbarie». Es el caso de la Gran Muralla China, la construcción humana más grande e impresionante jamás realizada, y en la cual los chinos pretendían protegerse de las incursiones de los nómadas del norte. De igual forma el Imperio Persa, construyó el Gran Muro de Gorgan, llamada la Serpiente Roja, para protegerse de hunos blancos y belicosas tribus turcas. Quizás estos grandes muros se acerquen más a unas antiquísimas ciudadelas que se encuentran en Essos. En un lugar casi desconocido, se alzan los cinco fuertes, un conjunto de ciudadelas y altas murallas que separa el Imperio de Yi-Ti del Mar Sangriento y las Montañas del Amanecer.

Restos de la Gran Muralla de Gorgan, al norte de Irán

LOS INMACULADOS

Soldado mameluco con armadura completa

Mercenarios de élite, antiguos esclavos castrados y destinados al arte militar, destacan por su fiereza, disciplina y lealtad. Ellos forman el cuerpo de élite de la Khaleesi Daenerys. No cabe duda de que tienen muchas similitudes con el cuerpo de esclavos guerreros de los mamelucos, capturados desde niños entre los pueblos eslavos y circasianos de la estepa póntica y formados como guardia de los califas abasíes, y que luego acabarían formando un sultanato independiente en Egipto.

O los famosos jenízaros, una de las mejores unidades militares del Imperio Otomano, y que también tienen sus orígenes en la captura de esclavos para el sultán. Especialmente por su forma de luchar, encontramos más influencias de los Inmaculados: pelean en formación de infantería ligera y van a la batalla equipados con sus cortas lanzas, escudos redondos, espadas y sus cascos puntiagudos símbolo del estatus que los identifica.

Gusano Gris está a la cabeza de los Inmaculados, que sin duda recuerdan mucho a los hoplitas griegos así como a unidades de esclavos guerreros.

Hay ciertos paralelismos con notorios cuerpos militares de la antigüedad. Los Inmortales, el cuerpo de élite de la Persia Aqueménida, también eran 10.000 hombres, la misma cifra que los inmaculados; pero quizás son los espartanos su mejor representación, los mejores hoplitas de la Antigua Grecia. Los propios mercenarios hoplitas, se embarcaron en épicas expediciones a Oriente (Jenofonte y los Diez Mil).

LOS DOTHRAKIS

Este grupo nómada de feroces guerreros, que arrasa todo en su camino tiene muchas similitudes en las hordas de escitas, hunos, turcos y mongoles que invadieron Asia y buena parte de Europa repetidamente. También hay ciertos elementos, como la forma de luchar, las tiendas o la vestimenta, que recuerdan a los nativos de las praderas americanas. En la obra, estos nómadas habitan el lejano Gran Mar Dothraki, el equivalente a la Gran Estepa Euroasiática. Su forma de vida es encima de un caballo, vagando de un lado para otro, dedicados al saqueo y a la guerra, y organizados en grandes hordas (khalasares). No son un pueblo unido, a menudo hay conflictos entre sus belicosas tribus. Su único asentamiento permanente es la misteriosa ciudad de Vaes Dotkrak, situada a la sombra de una montaña y considerada una ciudad santa donde no se puede derramar sangre y donde algún día todo los khals se unirán bajo el Gran Khal que será «el semental que monta el mundo».

Las puertas del caballo de Vaes Dothrak. Los Dothraki adoran los caballos al igual que los pueblos nómadas de la estepa euroasiática

Khal Drogo, emerge como poderoso líder de un gran khalasar, (véase la similud de Khal con Khan, título real de turcos y mongoles) y parece una inspiración de Gengis Khan (1162-1227), el fundador del Imperio Mongol, y uno de los grandes conquistadores de la historia, apenas derrotado en combate.

Jinetes dothraki con arco recurvo

EL SEÑOR DE LA LUZ

Una de las principales religiones presentes en Juego de Tronos es la que rinde culto al Dios de la Luz, Azor Ahai. Se trata de una religión dualista que tiene en el fuego su elemento principal. Melisandre, la mujer de rojo, es el principal personaje que representa esta fe, Ella simboliza el fanatismo religioso, la herejía, la magia, una visión de fe inquebrantable, peligrosa y seductora. Todo ello podría estar basado en el antiguo Zoroastrismo de la antigua Persia, considerada una de las religiones monoteístas más antiguas de la historia. En el zoroastrismo, hay una clara separación entre el bien y el mal, y se adora a Azhura Mazhda como ser supremo. Sus principales edificios de culto son los Templos de Fuego, que hoy encontramos mayoritariamente en Irán y Azerbayán. Una doctrina derivada del zorastrismo, el maniqueismo persa, proclama por el profeta Mani en el siglo III y difundida por buena parte de Asia Central, era un fe dualista, donde la divinidad suprema del bien y una divinidad suprema del mal , ambas igualmente poderosas e igualmente divinas, estaban comprometidas en una lucha perpetua. En el final de los tiempos, el bien triunfará sobre el mal. Esta concepción parece dibujarse del pensamiento de la enigmática y herética Melisandre.

Templo de fuego y su llama eterna en Bakú, la religión zoroastriana es una inspiración de la religión practicada en Juego de Tronos

LOS DRAGONES

Escudo de la casa Targaryen

Los Dragones son un elemento icónico de la obra. Martin caracteriza sus dragones como una suma elementos de los mitos de muchas culturas del pasado con la representación que se ha hecho de los dragones en la fantasía moderna. En muchas tradiciones del mundo los dragones, serpientes aladas, son seres poderosos que han representado el bien y el mal. En la historia de China los dragones fueron vistos como seres benévolos y soberanos, símbolo de fuerza y poder. Los dragones pasarían a representar la ​​autoridad imperial, convertidos en emblemas dinásticos. En otras culturas mediterráneas (Egipto, Grecia, Roma) y posteriormente la Europa Cristiana, los dragones son representantes de lo maligno. En la obra se recogen ambos elementos: los dragones simbolizan el fuego, la fuerza y la destrucción propia de las tradiciones mitológicas de Mesopotamia y Oriente Medio, y el poder real y dinástico de los Dragones del Lejano Oriente. En Juego de Tronos los dragones representan el poder Targaryen. La Casa Targaryen fueron alguna vez conocidos como hábiles jinetes de dragones. Pero solo los elegidos puede controlar a estos gigantes alados. Su dominio puede ser la punta de lanza para la conquista de los siete reinos. Aquí es donde Daenerys Targaryen surge poderosa como la madre de dragones. Aún así, sus enemigos tienen una última baza para acabar con la bestia, la figura guerrera más legendaria y heroica, los caballeros matadragones (como la leyenda de San Jorge).

San Jorge y el Dragón.

DAENERYS, VIAJE INICIATICO Y CONQUISTA ÉPICA

Si con algún personaje histórico se ha comparado a Daenerys Targaryen este es Alejandro Magno (356-323 aC). Daenerys es un Alejandro Magno en mujer. Al igual que Alejandro, Daenerys es una joven y bella conquistadora que empieza una imparable campaña de dominación. Al igual que Alejandro, ella misma se ve como una libertadora. Como él, se alza como gran conquistadora, «liberando» ciudades y esclavos (de igual forma que los griegos se justificaban, alegando que liberaban pueblos de la barbarie persa y la esclavitud, y al mismo tiempo integrando mucho elementos a su reino, cada vez más multicultural). Alejandro se tiene que ver como un rey oriental, al estilo de Darío, su antecesor en el trono persa. Daenerys pertenece a una antigua y poderosa dinastía que por derecho quiere recuperar el poder. Tras un duro viaje iniciático y de sacrificios que le hará descubrir la realidad que la rodea, la joven Targaryen se descubre como reina.

Daenerys Targaryen emerge como la elegida para devolver el poder perdido a la Casa Targaryen

Alejandro y Daenerys son reyes del mundo que han descubierto, conquistado y asimilado formando un gran imperio al este de su tierra original. Las tropas multinacionales de Daenerys recuerdan al ejército de Alejandro, tropas de élite de hoplitas o inmortales. Al igual que Alejandro, Daenerys, agudiza en su ambición cuando más grande es su grandeza y poder, acrecentando sus tendencias tiránicas, y aplastando incluso a sus hombres y generales de confianza. La evolución del personaje tiene su punto de inflexión en su momento más crítico. Daenerys es en el desierto rojo lo que Alejandro en la travesía del desierto de Gedrosia o Jenofonte en el Anábasis. Allí es donde nace la gran Targaryen, la Mhisa madre de dragones.

Meereen liberada del esclavismo

SECTAS RELIGIOSAS

Los Hombres sin rostro, una secta secreta de asesinos que tiene su templo en la Casa de Blanco y Negro de Bravoos, goza de una reputación temible. Casi nada se sabe de ellos. Maestros del disfraz, son verdugos tan hábiles que sus asesinatos parecen accidentes. Estos asesinos de fantasía podrían tener su influencia histórica en la secta de los nizaríes o hassasshin.

Los nizaríes o Hashashin “Asesinos”, fueron una corriente ismaelita, grupo minoritario dentro del chiismo, que surgió en Irán durante el siglo XI, de la mano del místico Hasan-I-Sabah, el “Viejo de la Montaña”, quién estableció su feudo en una inexpugnable fortaleza en Alamut. Tras una guerra civil en el ismaelita Califato Fatimí de Egipto, que acabó con la derrota del principal defensor de la corriente, Nizar, sus seguidores se refugiaron en remotas zonas de Irán y Siria en castillos de difícil acceso interconectados entre sí, creando un vasta red; un pseudo estado nizarí que practicaba un islam ortodoxo e incluso esotérico, con la búsqueda del paraíso y el consumo de hachís como practica habitual. El objetivo de los nizaríes era el asesinato de altos cargos políticos y religiosos, especialmente contra sus enemigos, los turcos selýucidas. Tras sonados asesinatos, revoluciones religiosas, y pérdida de poder entre sus fieles a causa de sus posiciones radicales, los nizaríes cayeron en declive hasta ser arrasados por las hordas mongolas en 1256.

Asesinato de Nizam Al-Mulk, visir del Imperio Selyúcida, víctima de un hashashin. Siglo XIV

ORIENTALISMO, INSPIRACIONES, Y MUCHO MÁS..

Las relaciones entre Poniente y Essos son un espejo de las relaciones históricas, contactos, viajes, contrastes y desencuentros entre Occidente y Oriente, con un marcado acento: orientalismo, exotismo y conquista colonial. Hay casos particulares de algunos reinos que se encuentran en una franja intermedia, pues se distinguen mucho conceptualmente de la Europa Medieval o de Oriente Medio. Es el caso de Dhorne, el soleado reino al extremo sur de Poniente, que tiene marcada inspiración en la España musulmana (Al-Andalus), el norte de África o incluso Turquía. Por otro lado, los Targaryen, antiguos amos de los siete reinos, tienen elementos griegos, romanos y bizantinos. La casa de los Targaryen son herederos del Antiguo Imperio Valyrio (Roma), y sus vestidos, intrigas y sociedad, como una Roma orientalizada, recuerdan en ciertos aspectos al Imperio Bizantino. El incesto es una tradición arrelada en los Targaryen, como lo fue en su momento en el Egipto Ptolemaico. Hay quien puede ver en la bella y culta Daenerys, la última Targaryen, como una Cleopatra, la última faraona.

La sultana servida por los eunucos. Charles Amedee Philip Van Loo (1719-1795)

Las referencias parecen no terminarse aquí. Hay múltiples elementos de las tierras de Essos que recuerdan la historia y tradiciones de Oriente. La estructura social, las sociedades esclavistas o el protagonismo de los eunucos, como el intrigante Lord Varys. Los eunucos son de gran importancia en la historia de la Antigua China y Persia. La arquitectura, los monstruos, los topónimos, tienen el aroma del continente asiático. También la filosofía de la obra parece tener sus fuentes orientales. Twyn Lannister es un auténtico discipulo de Sun Tzu, autor del Arte de la Guerra, en cuanto a sus estratagemas de ajedrecista, su diplomacia y su astucia militar; el padre de los Lannister parece beber de la filosofía oriental del General Chino, añadiendo libremente elementos de vileza y crueldad. O Incluso en las armas y la guerra. El equipo de los caballeros Lannister recuerdan claramente las majestuosas armaduras y cascos de los samurái japoneses.

Jaime Lannister. Las armaduras de los Lannister se asemejan a las que llevaban los samurái del Japón feudal.

Juego de Tronos se inspira en un amplio horizonte de historias, tradiciones y mitologías de nuestro mundo, al este y al oeste.