EL KHAGANATO JÁZARO. UN MISTERIO DE LAS ESTEPAS.

La historia real de los jázaros, pueblo túrquico de Eurasia, ha quedado diluida por un intenso debate religioso. El “mito jázaro” forma parte de los argumentos que los relacionan con los judíos y su diáspora por la Europa medieval; un vínculo con el origen de los askenazíes.

Este pueblo de origen incierto, probablemente se formó a raíz de las migraciones turcas hacia las estepas rusas y caucásicas de los siglos V-VI que habían formado el poderoso khanato turco occidental (552-657). Los pueblos nómadas solían asimilar y mezclarse con las culturas previamente establecidas. Así, la confederación turca era un conglomerado que incluía grupos de alanos, búlgaros y hunos.

ORÍGENES Y FORMACIÓN

Con el derrumbe del khanato turco ante el imperio chino, los búlgaros y algunos miembros del clan ashina, (un importante núcleo de poder del antiguo khanato), se rebelaron. Los ashina y sus tribus rebeldes se convertirían en los futuros jázaros. Expulsaron a los búlgaros (que migraron a lo que hoy conocemos como Bulgaria) y se establecieron en la zona del Mar Negro. Los jázaros conquistaron Crimea a los últimos godos de la póntica empezando a formar un estado.

Ilustración de Angus McBride

BIZANCIO

Muy pronto llegaría una relación duradera con Bizancio. Ya en el 626 el Khan Ziebil prestó 40.000 guerreros a Heraclio en su guerra contra los persas. Juntos devastaron la región del Caucas. La alianza con Bizancio incluyó matrimonios, ayuda militar, y pactos comerciales. La esposa de Justiniano II (salvado de un serio aprieto por los jázaros en Crimea) fue la emperatriz Teodora de Jazaria, hermana del kaghan Busir. I aun más notorio fue el caso de Tzikzak, princesa jázara que se casó con el emperador Constantino V. Bautizada como Irene, su vestido de boda causó tal impresión que inauguró una nueva moda de túnicas en Bizancio, llamadas Tzikzakia.

EL ISLAM

Ambos tenían una gran amenaza por delante. El rápido avance del califato islámico. Los jázaros se enfrentaron reiteradamente con los árabes por el control de Transcaucasia. La primera guerra (742-752) finalizó con derrota omeya. Tras un avance hasta la capital jázara, estos consiguieron frenar a los omeyas en las puertas de la ciudad.

Jinetes jázaros

La segunda (722-737) estalló cuando una importante fuerza jázara atacó el sur con éxito. Llegaron hasta Ardabil y Mosul, pero los árabes contraatacaron amenazando la capital jázara (Atil). Un último momento de tensión fue hacia el 799 cuando los jázaros de nuevo invadieron Azerbayán, pero no consiguieron retenerlo. El resultado de las guerras se puede considerar como tablas, demostrando el pueblo jázaro una notoria capacidad militar, gracias a la movilidad de sus hábiles jinetes. Los árabes ganaron influencia en el sur del Cáucaso pero no consiguieron avanzar más allá.

El ejército jázaro como todos los pueblos nómadas de las estepas de Eurasia, se basaba en la caballería: caballería ligera y arqueros a caballo para acciones versátiles, y una poderosa caballería pesada al estilo catafracto. La infantería se consideraba auxiliar.

ORGANIZACIÓN Y ECONOMÍA

Los jázaros tuvieron tres capitales. Balanjar, Atil y Sarkel. Fueron un pueblo seminómada estacionario, con asentamientos de verano y de invierno. El gobierno era el de una monarquía dual, con un kaghan y un bek (líder militar) a la cabeza. Su lengua era sin duda túrquica.

Bizancio envió constructores para alzar las principales ciudades jázaras

El estado jázaro permitió una fluidez continua en los intercambios comerciales terrestres y fluviales entre occidente y oriente y de norte a sur. Su ubicación geográfica era óptima; entre tres grandes ríos (Don, Dniéper y Volga) y a su disposición una gran cantidad de recursos, caza y pesca. La conocida como Pax Kazharica (650-850) permitió este flujo estable de intercambios culturales y comerciales. La economía se enriqueció gracias al paso de caravanas y mercaderes, a los que cobraban aduanas. Su economía era una mezcla entre el pastoralismo común entre los pueblos altaicos y una incipiente agricultura, a la que se añadía el importante elemento comercial. Los jázaros nutrían de esclavos los mercados árabes (capturando eslavos en sus incursiones) y también comerciaban con pieles, seda, miel, resinas y otros objetos de valor.

RELIGION

La tolerancia religiosa primaba en Khazaria; Los jázaros tuvieron multitud de religiones en su estado, tengrianismo y creencias chamánicas, una fuerte influencia cristiana (a través de Bizancio) y una relevancia destacada del Islam (llegada de mercaderes), e incluso creencias germánicas y finesas.

Muchos autores afirman que los khanes jázaros se convirtieron al judaísmo hacia el año 800. Se otorga este hecho al Khan Bulan. Se trataría del único imperio nómada de religión hebrea. Cabe decir que llegaron muchos judíos al reino procedentes de Crimea y refugiados que huían de las persecuciones en el imperio bizantino. Fuentes medievales hablan de la visita del rabino Isaac Sangari como uno de los principales difusores de la religión en el khanato. Esto no quiere decir que la mayoría de la población adoptara el judaísmo, pero quizás sí la élite gobernante y la nobleza.

Dirhams jázaros

Una teoría sobre la adopción del judaísmo por parte de los jázaros argumenta que se trataba de una cuestión de prestigio y una posición de neutralidad debido a su ubicación entre el cristianismo y el islam. Habías siete jueces en Khazaria, dos para cada religión (Islam, Cristianismo, Judaísmo) y el séptimo para las religiones paganas.

APOGEO

A inicios del siglo IX, superadas las críticas guerras con el Califato, el estado jázaro alcanzó su apogeo. Su territorio comprendía hasta el Caucas Sur, Crimea, hasta Kiev al oeste, el mar de Aral en el este, y al norte hasta las estepas rusas y el estado de los búlgaros del Volga, convertidos en vasallos. 25 naciones era vasallas de los jázaros (magiares, oghuz, pechenegos, godos de Crimea, hunos, ávaros, eslavos..) Una enorme extensión de más de 3 millones de kilómetros cuadrados.

DECLIVE

Hacia el año 900 empieza la decadencia jázara. Antaño en una posición privilegiada, un conjunto de circunstancias y cambios de alianzas llevaron al khanato a verse atacado por todas direcciones. Bizancio rompió su estratégica alianza con los jázaros. Su función como estado “tapón” había terminado. Como veremos Bizancio tenia dos candidatos mucho más fuertes. El primer revés que sufrieron los jázaros fue la oleada invasora de los turcos pechenegos, antiguos tributarios del reino, que atacaron el territorio de los magiares y se establecieron en el Dniéper.

Perdida esta región en el este, el siguiente problema fue aún más grave. Numerosas tribus eslavas, muchas de ellas tributarias del khanato, se unieron en un fuerte estado: la Rus. Los Rus, pueblo comercial y guerrero, entraron en guerra contra los árabes; para atacar su territorio tenían que penetrar en el reino jázaro. La tensión fue en augmento hasta que el rey jázaro prohibió el paso a los rusos. Esta acción hizo estallar la guerra. Sviatoslav de Kiev, príncipe de la Rus, atacó con toda su fuerza a los jázaros y conquistó su capital Atil y quizás también la fortaleza de Sarkel (965). Al mismo tiempo sus aliados turcos, los Oghuz, atacaron por el este debilitando aún más el khanato.

La invasión

Los jázaros sobrevivieron algún tiempo más en Crimea. La península acabó denominándose Khazaria. En 1016 un flota bizantina aliada de la Rus los expulsó de Crimea y Taman. A la desesperada, ofrecieron vasallaje al imperio Corasmio (Uzbekistán) y su conversión al Islam a cambio de ayuda militar. Los jázaros, ya muy reducidos, solo conservaron algún poder en la zona del Daguestán y pasaron a prestar servicio a los pechenegos o algunos príncipes rusos. Los últimos remanentes jázaros pudieron ser arrollados por el imperio mongol. (1224).

LEGADO

Este misterioso pueblo nómada, jugo un papel crucial en la configuración de Eurasia entre los siglos VII y X, permitiendo un alto nivel de intercambio cultural y comercial este-oeste, y funcionando a la perfección como estado tapón del Islam en el Caucas y el este de Europa. Khazaria alcanzó un importante nivel de desarrollo estatal, económico y militar. Destacó notablemente por su tolerancia religiosa y la elección del judaísmo como religión de estado, en un periodo donde la intolerancia y la persecución era más que predominante.

La llamada “Hipótesis jázara sugiere una diáspora de muchos de los judíos del reino hacia Europa , siendo el origen de los askenazíes (Shlomo Sand). En cambio se hace difícil creer su relación con las supuestas tribus perdidas de Israel, dado que los jazaros fueron un pueblo túrquico-huno procedente de Oriente. El filósofo y rabino sefardí nacido en Tudela Yehudah Halevi escribió el Kuzari, una obra donde narra un diálogo entre el rey de los jázaros y un judío.

Estatua de Yehudah Halevi en Cesarea

Hay documentados estudiantes de rabino jázaros en Toledo. Así lo afirma el filósofo Abraham Ibn Daud en su obra el Libro de la Tradición (1161). La famosa carta de Kiev es la única prueba escrita del idioma jazaron y confirma una comunidad judía jázara en la ciudad de Kiev (930).

En los últimos años se han realizado varios hallazgos relacionados con las capitales y fortalezas de los jázaros. En la imagen, Queda mucho por descubrir sobre este enigmático pueblo.

Excavación de Atil, probable capital jázara, cerca de Astrakhán, Rusia.

PARA SABER MÁS

Grousset, René: El imperio de las estepas: Atila, Gengis Khan, TamerlánMadrid (España): Edaf (colección Clío, 21), 2001. ISBN 84-7640-498-0 e ISBN 978-84-7640-498-0.

Arthur Koestler: The Thirteenth Tribe: The Khazar Empire and Its Heritage, (1976).  ISBN 978-0-394-40284-0.

Artamónov M.I. «Historia de los jázaros». SPb. Lan, 2001.

Webgrafia

https://www.britannica.com/topic/Khazar
Enciclopedia Britannica

http://www.khazaria.com/
Web sobre los jázaros y el judaísmo.

Puedes encontrar el artículo en https://revistadehistoria.es/los-jazaros-un-misterio-de-las-estepas/ Revista de Historia ISSN-2385-5312

MAKURIA Y LOS TRES REINOS CRISTIANOS DE LA NUBIA MEDIEVAL

Nubia fue muy codiciada durante la antigüedad, en el Antiguo Egipto se describía como una tierra de riquezas y feroces guerreros.

Sin embargo la Nubia del medioevo es bastante desconocida y hay muchas lagunas en su larga historia. Con poderosos imperios como vecinos y en una región muy desértica si exceptuamos el curso del Nilo, el caso de Makuria resulta fascinante, su pervivencia en el tiempo y su amplia prosperidad y desarrollo cultural.


Ubicado al sur de la tercera catarata de Egipto y al norte de Sudán fue también conocido también como Dongola (su capital) o Mukurra. A mediados del siglo V dC esta región vivió el colapso del antiguo reino meroítico de Kush (quizás invadido por el poderoso imperio de Aksum, Etiopía), antaño capaz de frenar las ambiciones de Roma. La región quedó fragmentada en tres reinos: Nobatia al norte, Makuria-Dongola al centro, y Alodia en el sur.

La difusión del Cristianismo en la región tuvo como vía principal las embajadas bizantinas. Dentro del imperio competían dos doctrinas: la oficial, llamado cristianismo calcedonio, que defendía el mismo Justiniano, y la minoritaria, llamada miafisita, abrazada por la emperatriz Teodora. Esta rama era mayoritaria en Egipto. Parece que la delegación miafisita llegó primero, convirtiendo con éxito al reino de Nobatia y Alodia. Probablemente Makuria rechazó la doctrina, y se inclinó por el
cristianismo oficial. El propio Justiniano consiguió su pretensión, en una zona estratégicamente importante en su guerra total con la Persia sasánida. Una delegación de Makuria visitó Constantinopla en el 578, trayendo consigo bienes preciosos, com marfil. Había fructificado la alianza comercial y diplomática.

Los emperadores Justiniano y Teodora

En el siglo VII, el nuevo reino cristiano se vio amenazado por las invasiones islámicas que habían conquistado Egipto. Tras dos ataques importantes, la capital del reino, Dongola, fue asediada (652), pero sus habitantes consiguieron repeler a los invasores. Los autores árabes destacan la legendaria destreza de los arqueros nubios.

Árabes y nubios firmaron un alto al fuego, el “Baqt”, que fue mucho más
allá. Se evitó la guerra con un tratado de no agresión y el pago de tributos anuales. Los árabes enviarían
bienes preciados mientras que los nubios entregarían 360 esclavos cada año. Otro punto muy destacable del
tratado fue la libre circulación de caravanas y la independencia indiscutible del reino Nubio. Este tratado único entre un estado islámico y otro cristiano, esta considerado un hito por la convivencia interreligiosa
y por su longevidad, ya que tuvo una pervivencia de más 600 años.

Estas condiciones permitieron la consolidación del reino. Bajo el reinado de Merkurios, al que algunos
llamaron el “nuevo Constantino” (Siglo VIII), Makuria y la Iglesia cristiana miafisita florecieron por toda la región. Se construyeron monasterios y se absorbieron otros reinos, como el de Nobatia, donde su
capital Faras, su convertía en un importante centro religioso. Parece probable que Makuria abrazase la
doctrina de su vecino del norte, ya que a partir del 710 pasa a ser oficialmente copta y leal a la
Iglesia Ortodoxa Copta. Los reyes de Makuria se convertirán en defensores del Patriarca de Alejandría.

Durante los siglos IX-XI el reino de Makuria llegó a su zénit, y su influencia llegaba al Valle del Nilo,
más allá de Luxor, al oeste a Darfur, y al sur, al reino de Alodia, próspero y fértil, y de una importancia
semejante a Makuria. Posiblemente fue convertido en vasallo. Makuria era la potencia regional y su ejército temido.


El rey Zakharías III (822-854), tuvo que renegociar las condiciones del tratado y los tributos con los
árabes, y para eso envió a su hijo Georgios I en un largo y prestigioso viaje hasta Bagdad. Parece que los
árabes aceptaron en reducir los impuestos y los tributos del baqt, que pasaron a ser cada tres años. Poco
después las incursiones y saqueos por ambos bandos aumentaron. Makuria realizó diversos ataques a las
ciudades del sur de Egipto, pero las agresiones no fueron más allá.

Guerreros de Makuria (Siglo X dC)


El rey Mouses Georgios (siglo XII dC)
gobernó sobre Makuria y Alodia gracias a una unión personal. Es posible que hubiera relaciones con el reino de Aksum pero hasta hoy la documentación al respecto ha resultado escasa.

Fresco del monasterio de Faras

El esplendor cultural llevó a una importante construcción de monasterios y el desarrollo de bellos murales artísticos, como los de la catedral de Faras. En Dongola se construyeron iglesias, fortalezas, y al menos dos palacios. Se priorizó la difusión de la lengua nubia, para contrarrestar el copto, el árabe y el griego.

Nubio antiguo

La economia se basaba en la agricultura, el cultivo de dátiles, el pastoreo y la ganadería, y la producción de cerámica y téxtiles. La región se enriqueció gracias a su privilegiada ubicación, en el epicentro de las rutas de comercio y paso de caravanas, disponiendo también de minas y oasis. El desarrollo del reino también llegó a la higiene. Hay descripciones del siglo XI que indican que toda casa de Dongola disponía de lavabos hechos de cerámica (¡que incluían el papel higiénico!).

La sociedad nubia cristiana era matrilineal, y la mujer gozaba de un alto prestigio social. Las mujeres tenían relevancia política y aparecen en los textos legales. Tenían acceso a la educación, podían comprar y vender tierras, o ser patronas de iglesias o piezas de arte. Y como en el Egipto bizantino, hay evidencia de mujeres escribas.

Con la llegada de Saladino (1137-1193) y de la dinastía fatimí en Egipto, empezó la decadencia de Makuria. Una incursión nubia desencadenó en la llegada de una importante fuerza árabe-kurda a la región. Se reabrieron las hostilidades, y tras varias negociaciones y combates menores, Saladino decidió dejar en paz por el momento a Makuria.

Durante los siglos siguientes Makuria siguió decayendo, tras varios periodos de hambrunas y sequías y el cambio de dirección de las rutas comerciales africanas. Junto a esto, en 1276, una importante fuerza mameluca (en tiempos del sultán Baybars) invadió el reino llegando hasta Dongola, venciendo repetidamente a los nubios, aunque un rey llamado David logró escapar de la capital. Desde entonces, Makuria, o lo que quedaba de ella, pasó a ser tributario del Sultanato Mameluco de Egipto. Con el reino muy debilitado y dividido en guerras internas, el golpe final lo dió la peste de 1347.

Toda la zona quedó bajo control musulmán, y con los siglos, Makuria, Nobatia y Alodia pasaron al olvido (hay un gran desconocimiento de los acontecimientos del período XV-XIX) hasta que los primeros viajeros europeos quedaron fascinados por los restos arquitectónicos, murales y frescos de la vieja ciudad de Dongola.

Característico cementerio islámico del periodo posterior a Makuria


Un equipo de arqueólogos polacos ha estado excavando la antigua ciudad desde 1964. Se ha descubierto un importante monasterio bizantino en Ghazali (norte de Sudán) vinculado al reino de Makuria. Se prevén nuevas investigaciones en la región.

  1. Valera, D. (12 de enero de 2014). «Descifrando los misterios de Nubia». ABC de Sevilla.
  2.  «Byzantine monastery discovered in Northern Sudan». The Archaeology News Network.
Últimas entradas

LOS HONDEROS, LOS TIRADORES MÁS TEMIDOS DE LA ANTIGÜEDAD

Si bien la arma a distancia por excelencia durante el mundo antiguo fue el arco, de gran alcance y precisión, hubo una gran variedad de proyectiles utilizados por la infantería ligera como ataque a medio y corto alcance: venablos, jabalinas, dardos, hondas. Estas última consiguieron rivalizar con el arco, pues se convirtieron en un elementoSigue leyendo “LOS HONDEROS, LOS TIRADORES MÁS TEMIDOS DE LA ANTIGÜEDAD”

SEÑORAS DE LA GUERRA: EL OCASO DE LA DINASTÍA MING

Si bien hay una amplia tradición de mujeres guerreras chinas desde tiempos legendarios (Fu Hao, Xun Guan, la princesa Pingyang..) dando a lugar a mitos tan reconocibles como el de Hua Mulan, a partir del siglo XII se reduce notablemente su presencia en la esfera militar. Sin embargo, a principios del siglo XVII, durante laSigue leyendo “SEÑORAS DE LA GUERRA: EL OCASO DE LA DINASTÍA MING”

HISTORIA DE LA NACIÓN TLINGIT, EL PUEBLO DE LAS MAREAS

La Gran Nación Tlingit de la costa norte americana del Pacífico son un pueblo originario de cazadores, pescadores y de hábiles artesanos, en una región donde la naturaleza ofrece innumerables recursos. Sociedad de clanes compleja y de marcada espiritualidad, los tlingit cargan con una dura historia reciente a sus espaldas: diezmados por las epidemias traídasSigue leyendo “HISTORIA DE LA NACIÓN TLINGIT, EL PUEBLO DE LAS MAREAS”

Mazdak, un revolucionario en la Antigua Persia

Mazdak, profeta y líder socio-religioso, fue un controvertido personaje del Imperio Sasánida, un alto sacerdote (mobad) que buscó una reforma de la religión oficial del estado, el zoroastrismo. Su doctrina, conocida como mazdakismo, estuvo en auge durante el reinado de Kavad I (498-531), hasta caer en desgracia y ser considerada una herejía. LOS PRINCIPIOS DELSigue leyendo “Mazdak, un revolucionario en la Antigua Persia”

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Las tribus de Mongolia antes de Gengis Khan.

Antes de la unificación de todas las tribus por parte de Gengis Khan (1162-1227) dando comienzo al imperio contiguo más grande de la tierra, el altiplano mongol era una amalgama de pueblos nómadas que convivían y se enfrentaban entre sí, tratando de imponerse al resto, mediante alianzas, saqueos, y una infinidad de incursiones. El pillaje era casi una tradición para sacar un beneficio extra en una región climáticamente hostil.

A grandes rasgos, y no de forma homogénea, podemos diferenciar cuatro grandes regiones donde vivían estos pueblos: estepa, desierto, montaña y bosque (taiga). Al centro, la gran estepa euroasiática, que ocupa la mayor parte de Mongolia llegando hasta Manchuria; al sur de Mongolia y Norte de China el imponente desierto de Gobi, uno de los más extensos de la Tierra; otros desiertos considerables, también en el norte de China, son el Taklamakán, Dzungaria y Ordos. Entre las montañas destaca, en el oeste, la majestuosa cordillera del Altái, que se eleva a 4000 metros de altitud, y los Montes Sayanes, ya en Siberia; finalmente la zona de bosque de taiga se encuentra al norte de la estepa, comenzando en el lago Khövsgöl y extendiéndose por el gran lago Baikal.

Las tribus destacaban por su variedad cultural, ya que como veremos convivían distintas religiones ( chamanismo, islam, budismo, nestorianismo..), y diferentes economías y grados de desarrollo según los recursos que podía ofrecer la tierra. El pastoralismo nómada era la práctica más común. Las tribus del desierto había tenido más contacto con China y el exterior; eran partícipes de los intercambios y el comercio, y es que se encontraban en los caminos de la ruta de la seda. Las tribus de la estepa se basaban en el pastoreo nómada, complementado con la cacería y el pillaje, mientras que los pueblos de la taiga disponían de más recursos para la caza y la recolección. Hay cuatro animales que son elementos fundamentales para estas sociedades: el omnipresente caballo, junto al yak en las montañas, el reno en los bosques y el camello en los desiertos.

Nómadas en las montañas, de Grigory Rukin

Los nómadas tenían siempre una mirada puesta en la civilización china, y vicersa; se trataba del enemigo ancestral, de otra forma de entender el mundo. Y es que cada cierto tiempo, alguno de estos pueblos conseguía crear una confederación lo suficiente fuerte para convertirse en la fuerza dominante de la estepa, y por lo tanto, en una nueva amenaza para China. Así había sucedido con los Xianbei, los Rouran, o los Khitan.

PRINCIPALES TRIBUS EN EL SIGLO XII

Región de la Taiga

URIANKHAI: Término que agrupa diversos pueblos del “bosque” , tales como los Tuvanos, los Altai Uriankhai o los Yakutos. Fueron hábiles artesanos, cazadores y criadores de renos. Además de la cría, las tribus del bosque completaban su  alimentación con lo que la taiga ofrecía: frutos salvajes, setas, miel, y una generosa caza. Su ubicación varió entre la taiga del sur de Siberia y las montañas Altái y Sayan. Hacia los 1207 se convirtieron en tributarios del imperio mongol.

BURIATOS: Descendientes de siberianos y mongoles, habitaban toda la región del lago Baikal. De costumbres nómadas y pastoriles, tenían fuertes creencias chamánicas. Dicen que los chamanes siberianos y del Baikal  utilizaban sus poderosos tambores para entrar en trance y estar en contacto con el más allá durante sus rituales. Fueron asimilados con dificultades por el imperio Mongol, ya que se rebelaron varias veces. Recuperaron su protagonismo en siglo XIV con la dinastía de los Yuan del Norte. En la actualidad habitan en el norte de Mongolia y la república rusa de Buriatia.

TAICHIUDS: Los Taichiuds era una de las principales tribus del Khamag Mongol del siglo XII. Tenían ancestros en común con los mongoles. Vivían al norte de la estepa y al sur del Lago Baikal. Los Taichiuds estaban en permanente estado de guerra, con continuas rencillas con su vecinos, y la confederación a la que pertenecían se mantenía en un delicado equilibrio. Rivales de los naimanes, se aliaron con los keraitas cuando Gengis Khan inició la unificación, siendo derrotados dramáticamente.

Región de montaña (Altái)

NAIMAN: Tribu de las montañas Altái  y estepas del oeste de Mongolia, constituyeron un poderoso khanato que rivalizaba con el emergente imperio mongol. Tuvieron relaciones cambiantes con otras tribus vecinas tales como los oirats, los keraítas o los merkits.  Abrazaron el nestorianismo y el budismo, sin perder las raíces chamánicas. La legendaria destreza en cetrería de los pueblos del Altái ha perdurado hasta hoy entre los kazajos, emparentados con los antiguos naimanes. Dicen que pueden cazar hasta zorros y lobos con sus águilas.

OIRATS: Pueblo dedicado al pastoreo situado en las montañas Altái y emigrado de Asia central. Practicaban el chamanismo. Los Oirats estaban compuestos por cuatro tribus principales: Dzúngaros, Thorgut, Dörbet y Koshut. Son también el origen del pueblo calmuco, hoy habitantes de Kalmukia (Rusia). Dicen que el jefe de los oirats desencadenó un rayo con su piedra mágica contra las tropas de Gengis Khan, cuando estas les atacaban. En la edad moderna tuvieron un papel protagonista en la formación de fuertes khanatos nómadas (véase Khanato Khosut o Khanato de Dzungaria)

KIRGUIZ: Tribu nómada turco-siberiana que emergió con fuerza en el siglo VIII cuando viajó hacia el sur y se rebeló contra el imperio uigur. Tuvieron contacto con el islam desde muy pronto, aunque conservaron su prácticas y creencias tradicionales. Expertos tejedores, las yurtas cubiertas de fieltro y los vestidos de los kirguises eran de un gran calidad y belleza, siendo un motivo de orgullo de la tribu. Fueron integrados pacíficamente en el imperio mongol en 1207. Emigraron de nuevo hacia el suroeste en busca de un nuevo hogar (actual Kirguizistán)

Región de la estepa:

MONGOLES: Descendientes de los Xianbei y los Rouran, vivían en las estepas del Valle de Onon. Grandes jinetes y feroces guerreros. El caballo era uno de los ejes centrales de los mongoles. Los niños aprendían a montar antes que andar. Los jinetes mongoles llevaban dos caballos para sus largos viajes. En caso de apuro, podían alimentarse de sangre del animal. Los resistentes caballos mongoles eran capaces de recorrer más de 100 kilometros en un día. Sus creencias eran chamánicas (Tengrismo). Durante el siglo XII formaron una primera gran confederación, el llamado Khamag mongol. Su primer khan, Qabul Khan, era el bisabuelo de Gengis Khan. A inicios del siglo XIII, Temujin unificaría todas las tribus (1206, proclamación de Temujin como Gengis Khan convertido en Khagan, khan de khanes) y daría paso al mayor imperio terrestre de todos los tiempos.

MERKITS: De origen túrquico, era una de las tribus más importantes de Mongolia. La palabra “Merkit o Mergen”  tiene un origen confuso, para algunos significa magia, poder, para otros, destreza. La palabra “Mergen” significa persona habilidosa, apta para el uso del arco. Los arqueros nómadas eran capaces de disparar  a una distancia de 500 metros. Habitaban las estepas cercanas a los ríos Onon y  Selenga, llegando hasta Manchuria. Rivales acérrimos de Temujin (raptaron a su primera esposa, Börte), tuvieron una confrontación durante 20 años, hasta que fueron absorbidos alrededor del año 1200. Aunque algunos adoptaron el cristianismo, la mayoría continuaron con sus creencias ancestrales. El cristianismo siriaco (nestorianismo) fue acogido por varias pueblos centroasiáticos.

TÁRTAROS: Pueblo túrquico del noreste de Mongolia, los Tatar estaban estrechamente relacionados con los Shiwei. Durante el siglo V dC fundaron una fuerte confederación en el Gobi. Considerada una de las tribus más peligrosas de la región. Los tártaros se enriquecieron fruto de centenares de años de alianzas, traiciones, y una posición privilegiado entre el desierto, China, y la estepa de los pueblos nómadas. El padre de  Gengis Khan, Yesugei, murió envenenado por los tártaros, y este lo vengó con una masacre. Con el tiempo se mezclaron con varios pueblos sometidos por el imperio mongol, y desde Europa la denominación tártaro se aplicó a cualquier invasor nómada de origen asiático.

Región del desierto de Gobi:

ONGUTS: Esta tribu habitaba el desierto de Ordos, al límite de la gran Muralla China. La mayoría de ellos eran cristianos nestorianos. Dada su ubicación, tenían intensos contactos con la civilización china. Se convirtieron en aliados de los mongoles durante las primeras conquistas de Gengis Khan. Los camellos eran esenciales en la sociedad Ongut y otros pueblos del desierto. La música y canto tradicionales (Morin Khuur, instrumento nacional mongol, hoy patrimonio de la humanidad) son un elemento clave para ayudar a los criadores de camellos del Gobi, para conseguir sanar y evitar el rechazo de algunas crías por parte de las madres. 

KERAITAS: Tribu turco-mongol que abarcaba una vasta región en el centro y sur del país. En el siglo XI se convirtieron al cristianismo. Los keraitas fueron uno de los pueblos nómadas que se convirtieron al nestorianismo. una herejía cristiana que se difundió por toda Asia. Muchos monjes y misioneros fueron en búsqueda de los Keraitas, ya que relacionaron a su khan con el mismo Preste Juan. Temujin rindió vasallaje al poderoso Khan Togrul en sus juventud (1175). Fueron absorbidos por el imperio mongol en 1203, mantuviéndose muy influyentes durante la existencia de este.

Wang Khan, Togrul, identificado como Preste Juan. Libro de las Maravillas, siglo XV.

UIGURES: Pueblo del suroeste de origen túrquico y de modo de vida nómada. Adoptaron pronto la escritura y se convertirían al budismo, si bien las prácticas chamánicas seguían vigentes. Durante el siglo VIII crearon un vasto imperio, hasta que fueron derrotados por los kirguises. Fueron una de las culturas más desarrolladas de la región, destacando su obra artística. Los uigures tuvieron mucho contacto con la avanzadas civilizaciones china y árabe, adoptando muchas de sus ideas y creencias.

Estos pueblos y muchos otros formaban el corazón del imperio mongol y forman parte hoy de la identidad moderna de los mongoles. Aún hoy podemos encontrar algunos de ellos como una cultura bien definida, perdurando sus costumbres y tradiciones. Es el caso de buriatos, uigures o kirguises.

Para saber más:

Grousset, René: El imperio de las estepas: Atila, Gengis Khan,
Tamerlán
. Madrid (España): Edaf (colección Clío, 21),
2001. ISBN 84-7640-498-0 e ISBN 978-84-7640-498-0.

Ramírez Bellerín, Laureano (edición, traducción y notas): Historia
secreta de los mongoles
. Madrid: Miraguano, 2000. ISBN 84-7813-217-1.

Weatherford, Jack (2006) [2004]. Genghis Khan y el nacimiento del
mundo moderno
. Barcelona: Crítica S.L./Círculo de Lectores S.A. ISBN 978-84-672-2596-9.

MADAGASCAR ANTIGUO: PRIMEROS POBLADORES

La isla de Madagascar es fascinante. Uno de los lugares con más biodiversidad del mundo, repleta de paisajes espectaculares y con una cultura única y mestiza, fruto de siglos de contacto e interacción. Repasamos la historia de los primeros colonos y la progresiva formación de la nación malgache.

Aunque hay evidencias arqueológicas de contactos humanos anteriores, los primeros pobladores de Madagascar fueron navegantes austronesios y malayos procedentes de la lejana Indonesia (posiblemente de Borneo, siglos V-IX dC). En aquel entonces el sudeste asiático estaba dominado por un estado talasocrático conocido como Srivijaya, y que tenía fuertes intereses comerciales en el Oceáno Índico.

Los austronesios implantaron en la isla cultivos como el taro, el ñame y el coco. Trajeron consigo cerdos y otros animales. Una gran herencia es la lengua malgache que se relaciona hoy con la familia malayo-polinesia. Los colonos asentados en Madagascar se fueron dividiendo en dos. Los Vazimba, a los que algunos atribuyen ser pigmeos, se adentraron al interior de la isla dedicándose a la agricultura y a la recolección. Por su parte los Vezo, permanecieron en las costas como pescadores.

Oleadas de grupos africanos (bantúes) fueron llegando a la isla hacia el año 1000. Estos grupos eran mayoritariamente agricultores y pastores. Trajeron consigo al perro y al cebú, hoy en día todo un símbolo de Madagascar.

Árabes, persas, indios fueron llegando por el comercio de especias y esclavos. El islam se propagó por el norte. Algunos pequeños reinos malgaches, como el de Zafiraminia, pudieron ser árabes. Se difundieron algunas prácticas como la circuncisión. Con esta mezcla cultural, surgieron figuras tan particulares como la del Ombiasy, un curandero o brujo muy influyente en las Cortes reales.

Cuando llegaron estos distintos grupos, Madagascar estaba repleta de Megafauna. El Aepyornis o Pájaro elefante, de 3 metros de altura fue el ave más grande que ha existido en la tierra junto con el Moa de Nueva Zelanda. Sus huevos alimentaban toda una familia. Se extinguieron hacia el año 1000. Otros animales, como el lémur gigante, el hipopótamo pigmeo, el águila coronada malgache, o el cerdo hormiguero de Madagascar, también se extinguieron en poco tiempo fruto de la actividad humana.

Los diferentes grupos colonizadores (malayo-polinesios, africanos, árabes), así como sus prácticas culturales, se fueron entremezclando, formando una cultura única que hoy conocemos como cultura malgache. Hacía el año 1500 llegaron los primeros navegantes portugueses, que construyeron un fuerte (Diogo Días fue el primer europeo que avistó Madagascar). Desde entonces, la isla fue codiciada por varias naciones europeas (franceses, ingleses, alemanes, españoles..), pero los intentos de colonización fueron rechazados por los nativos. La legendaria colonia pirata de Libertatia, a la que se vinculan las aventuras del capitán Tew y el capitán Misson (1700 dC) es todavía objeto de misterio.

Ya en la era moderna, se formaron multitud de reinos autóctonos, entre los que destacaron Sakalava (siglos XVII y XVIII), y posteriormente, Merina. Fueron los más importantes y extensos. Hasta el momento, el único asentamiento europeo permanente era el de la colonia francesa de la isla de Sainte Marie. El reino de Merina consiguió controlar gran parte de la isla bajo el liderazgo de Radama I, quien estableció relaciones con los ingleses.

Le sucedió la reina Ranavalona I (1782-1861), conocida por su resistencia a los europeos y por sus despóticas y crueles acciones. La isla se convirtió en protectorado francés en 1890, empezando una nueva etapa de su historia.

ANEXO: Magnifico vídeo que muestra la llegada de los navegantes de Srivijaya, imperio comercial y marítimo (actual Malasia-Indonesia) a la isla de Madagascar, sus contactos con el mundo africano y la fusión de culturas que dio lugar a la nación malgache (en inglés)

 

 

Mujeres guerreras: Un recorrido por la historia (2)

A lo largo de la historia, ya sea de forma esporádica o habitual, las mujeres han sido partícipes en los combates y enfrentamientos militares. Si bien la guerra ha sido un escenario masculino mayoritariamente, hay que desmentir la imagen de la mujer alejada de la batalla y las armas. Estos son algunos de los ejemplos más conocidos:

PARTE 2: MUNDO MODERNO Y CONTEMPORÁNEO

KLOM KRONE O GUARDIA DE SIAM: Estas mujeres fueron la guardia personal del rey de Siam y su función principal era la protección del palacio y la seguridad de la familia real. La unidad fue establecida en 1688 sustituyendo mercenarios europeos. Fueron entrenadas en el manejo del mosquete. Podían actuar en caso de revuelta y escoltaban el rey en sus salidas.

AMAZONAS DE DAHOMEY: Esta unidad del reino de Dahomey (Benín) estuvo vigente desde el siglo XVII hasta finales del siglo XIX. El regimiento estaba compuesto por 5.000 mujeres entrenadas para el combate, que usaban armas variadas: mosquetes pistolas, arcos y cuchillos, y más adelante rifles Winchester. Fueron temidas por su disciplina y fiereza. Tenían una consideración casi sagrada y un papel relevante en política. En 1890 fueron derrotadas por un contingente francés quienes alabaron su valentía. Una  ampliación sobre mujeres guerreras africanas aquí.

SOLDADERAS: También conocidas como Adelitas, fueron un grupo de mujeres que tuvieron un papel muy relevante en la Revolución Mexicana luchando junto a sus compañeros, realizando básicamente tareas de asistencia y cuidados, protección, pero en algunas ocasiones actuaron como verdaderas combatientes; es el caso de Petra Herrera.

BATALLÓN DE LA MUERTE: También llamado Batallón de mujeres, fue un formación militar exclusivamente femenina creada en 1917 durante el gobierno provisional ruso, tras la revolución de febrero. Encabezado por la comandante María Bochkareva, participaron en la ofensiva Kerenski demostrando su valor. Se acabaron formando cuatro batallones de mujeres, con una finalidad propagandística y de revitalización de las tropas.

MILICIANAS EN LA GUERRA CIVIL: En la guerra civil española hubo una destacada participación de mujeres republicanas combatiendo al fascismo en el frente, dentro del cambio y ruptura social que se quería llevar a cabo en una sociedad meramente patriarcal.  Las milicianas fueron una figura icónica de la guerra.

BRUJAS DE LA NOCHE: Creado en 1942 a petición de la coronel María Raskova, esta unidad estuvo compuesta por jóvenes aviadoras militares rusas y tenía como finalidad el hostigamiento nocturno de las tropas alemanas concentradas en campamentos. Los bombardeos tuvieron un éxito inmediato y causaron un gran impacto psicológico al enemigo. Los aviones utilizados fueron los biplanos Polikarpov Po-2, con los que volaban muy bajo. La unidad fue altamente condecorada.

GUARDIA AMAZÓNICA: También llamadas monjas revolucionarias libias, fueron la escolta personal del dictador libio Muammar el Gaddafi desde finales de los 80 hasta la revolución árabe de 2011. Envueltas de una aura mística, se decía que eran vírgenes, que estaban entrenadas en artes marciales y en el manejo de explosivos. En 1998, durante una visita diplomática, hubo un incidente donde salvaron la vida de Gaddafi, muriendo una de ellas y quedando dos más heridas. Cuando cayó Gaddafi, se descubrió los abusos a los que fueron sometidas.

MILICIANAS KURDAS: Siguiendo el ejemplo de la guerrillera peshmerga Margaret George Bello (1942-1969), un destacado número de mujeres kurdas se han unido a la lucha armada para defender su tierra y expulsar al estado islámico. Con batallones femeninos como el YJP (2012), estas milicianas  persiguen una doble revolución: en el campo de batalla derrotando a sus enemigos y en el campo social para la igualdad de género y oportunidades, en una sociedad meramente tradicionalista.

Mujeres guerreras: Un recorrido por la historia (1)

A lo largo de la historia, ya sea de forma esporádica o habitual, las mujeres han sido partícipes en los combates y enfrentamientos militares. Si bien la guerra ha sido un escenario masculino mayoritariamente, hay que desmentir la imagen de la mujer alejada de la batalla y las armas. Estos son algunos de los ejemplos más conocidos:

PARTE 1: MUNDO ANTIGUO Y MEDIEVAL

AMAZONAS ESCITAS Y SÁRMATAS: Se trata de las “verdaderas” amazonas de las que nos hablan las fuentes griegas (Heródoto, Diodoro Sículo). Los hallazgos arqueológicos manifiestan un alto grado de mujeres guerreras enterradas con armas, y conocemos su habilidad como jinetes y letales arqueras, combatiendo junto a los hombres e incluso con algunas sociedades de tipo matriarcal. Hablamos principalmente de los pueblos escitas, sármatas, masagetas y alanos.

GUERRERAS CELTAS Y GERMÁNICAS: Durante la antigüedad, entre las tribus galas, britanas y germánicas hay constancia de participación de mujeres en los combates apoyando al grueso de tropas masculinas, Entre estas sociedades la mujeres tuvieron una libertad social mayor que en la cultura grecoromana e incluso tuvieron posiciones de liderazgo (véase Boudicca). Hay numerosas leyendas celtas que hablan sobre mujeres guerreras.

GLADIATRIX: (Caso Especial, luchas en la arena): Las gladiatrices o gladiatrix fueron la contraparte femenina del gladiador. Su presencia fue siempre esporádica y tuvo una clara connotación erótica, pues solían combatir de noche y medio desnudas. Eran mujeres capturadas en las provincias y entrenadas para el combate. Había luchas entre mujeres, con hombres, enanos y también fieras. Su participación como gladiadoras está confirmada desde el siglo I d.C. Un decreto les prohibía la lucha (200 d.C) pero hay evidencias de que esta prosiguió durante algun tiempo más.

GUERRERAS BERBERS (AMAZIGH): Diodoro Sículo (I a.C)  nos habla también de otro grupo de amazonas más antiguo, las cuales sitúa en Libia. Históricamente podría relacionarse con las tribus y sociedades amazighs, de las cuales hay constancia de sistema matriarcales, donde la mujer tenía un rol preponderante, con funciones de liderazgo político, sacerdotal e incluso bélico. Un caso muy famoso es el de Kahina (Argelia, VII dC), la líder guerrera de los berber zenatas, y figura de la resistencia ante la expansión islámica.

MUJERES NOBLES EN LAS CRUZADAS: Durante las Cruzadas, especialmente en la primera, algunas mujeres de la nobleza tomaron la cruz y acompañaron a sus esposos en las expediciones a Tierra Santa (algunas incluso por iniciativa propia). En algunas ocasiones, entablaron combates como un cruzado más y sufrieron los horrores de la batalla. Fuentes musulmanas lo testifican. Hay casos famosos, como Florine de Borgoña, que pereció en una emboscada.

ONNA-BUGGEISHA: Las mujeres samurai, fueron un grupo reducido pero notorio de mujeres de la nobleza que combatieron juntos a los hombres en tiempos de necesidad. Su misión principal era la protección del hogar y la familia. Fueron entrenadas en las armas de combate, teniendo el naginata y el arco como armas principales. Su presencia se mantiene a lo largo de los siglos, y encontramos representantes tan conocidas como la emperatriz Jingu, Tomoe Gozen o Nakano Takeko.

SKJALDMÖ O ESCUDERAS: De origen germánico y nórdico, son las valquirias históricas. La arqueología va demostrando la veracidad de estas guerreras legendarias, ya que se han encontrado importantes tumbas de mujeres vikingas guerreras (véase, Guerrera de Birka). Aparecen frecuentemente en las sagas, y son mencionadas como partícipes en la batalla de Brávellir (750 dC), las invasiones de Sviatoslav de Kiev o en la gran invasión pagana de Inglaterra. La mujer nórdica gozaba de una libertad superior a cualquier mujer medieval; continua el debate de si su presencia en las batallas era puntual o realmente formaban un contingente armado.

KUNOICHI: La contraparte femenina del ninja. Tenían como finalidad el espionaje, la información y el asesinato. Su bien mantenía características comunes con los ninjas masculinos, difería en el uso de las artes de la seducción  y el uso del género como ventaja. Podían llegar hasta el matrimonio con tal de cumplir su misión. Utilizaban disfraces, venenos, dardos, y otras armas com el abanico Tessen. Chiyome Mochizuki fue la más famosa de ellas.

Sigue el recorrido con mujeres guerreras del periodo moderno y contemporáneo.